Mujeres Refrigeradas: La Sin Gracia Asesina

Yo sé que os costará creer pero sí, lo han hecho.

Tristemente era de esperar. Los heteropatriarcas que rigen los destinos mediáticos de la DC no desaprovechan ninguna oportunidad de revolcarse en su falocentrismo. Así que no resulta sorprendente que su siguiente producción animada sea esa apología indisimulada de la Cultura de la Violacion™…

…llamada La Broma Asesina.

Poco debería tener que añadir a todo lo que ya han escrito plumas mucho más ingeniosas que la mía que llevan años denunciando la repugnante misoginia de individuos como Alan Moore o Frank Miller. Y sin embargo me veo obligado a hacerlo porque muchos de vosotros os seguis empeñando en defender sus presuntos méritos artísticos e incluso éticos. ¡Si hasta algunos afirmais sin despeinaros que Moore es un progre y un feminista! Pienso sinceramente que, más que por opresora malicia etnocentrista, lo haceis por una miope falta de información y por ello os voy a enfrentar a la inequívoca demostración de que La Broma Sin Gracia es una historia venenosa más dañina y machista que un artículo de Salvador Sostres corregido por Fleix de Azua.

Basta con detenerse a analizar cómo Moore y Bolland (mal)tratan a su principal personaje femenino:

BRAS01

La Comisario James Gordon.

Históricamente Gordon siempre ha sido el típico florero puesto ahí sólo para demostrar con su femenina ineptitud lo supuestamente heroico del macho alfa protagonista. Sólo su utilidad como explicadora de tramas ha impedido que acabara descuartizada en una nevera. Lo que no quiere decir que no haya estado cerca…

BRAS02

Para empezar no sorprende que ni siquiera pase el test de Bechdel. En sus diálogos con otros secundarios siempre está hablando de Batman o de alguno de los bativillanos…

BRAS03

Pero ncluso en su contexto de simple personaje accesorio Gordon es una mujer libre y una profesional de éxito. Moore y Bolland no pueden consentirlo y en su Obra Magna despliegan un proceso de destrucción y humillación que alcanza cotas de profundidad nunca antes vistas. Pronto se nos deja claro que su única importancia es la de un peón en el juego de poder que despliegan los dos coprotagonistas masculinos, Batman y el Joker. Su rol se reduce al de conveniente víctima que pueda ser secuestrada.

BRAS04

No se nos ahorra ningún  detalle de cómo Gordon, inconsciente e indefensa, es desnudada. Una pre-violación ante la que apenas puede balbucear unas débiles súplicas.

BRAS05

Sin duda es un detalle de adicional morbo para las enfermas mentes que escribieron la escena. Por supuesto, no se escatiman las escenas en la que muestra su desnudez.

BRAS06

Es una inigualable oportunidad para el masturbatorio regocijo de sus lectores ávidos de trémula carne femenina, por no mencionar que es una estupenda ocasión de incluir unas cuantas desvalidas súplicas más.

BRAS07

Para cualquier persona todo esto sería tortura suficiente. Pero NO para Moore y Bolland, quienes rematan su faena…

BRAS08

…con el añadido de tradicional equipamiento de bondage y una intensa sesión de tortura psicológica dado que es la única que el Comic Code imperante entonces les permite mostrar (porno)gráficamente. Nótese cuán “sutilmente” el propio Moore reconoce abiertamente en el diálogo la verdadera intención de la pretendidamente profunda historia que está contando.

BRAS10

A partir de aquí Gordon es poco más que una semicomatosa y lloriqueante damisela en peligro que permanece prisionera mientras los hombres resuelven sus diferencias en el violento y agresivo estilo esperable de dos machifascistas carnívoros.

BRAS11

Hasta que, obviamente, es liberada por el heroico Batman. Pero ni siquiera su victimización es el elemento central de la trama, no es más que un mero detalle secundario y su salvación es un simple momento aparte en la alargada pelea final. Hasta el extremo de que a Gordon se le niega el derecho a vengarse por si misma, mínima concesión en tantas y tantas historias en las que la titilante violación de la protagonista desencadena una satisfactoriamente violenta retribución por su parte.

No, Gordon no puede buscar su propia justicia…

BRAS12

…se limita a suplicarle a Batman que lo haga por ella en una esceba que, oh sorpresa, tampoco pasa el Test de Bechdel.

Esta es la Broma que llevais años riendo.

Una contra la que, al fin, se han alzado voces tan valientes como talentosas en una cruzada que por fín, tras tanto tiempo, ha logrado que se haga justicia con la YA NO pobre ni desvalida Comisario Gordon.

BRAS14

AVÏV NÖDRÔG!

AVÏV NÂM’TAB!

9 comentarios sobre “Mujeres Refrigeradas: La Sin Gracia Asesina”

  1. Tontunas. Ese “FUN” sí que es ofensivo, y no precisamente por haber sido cortapegado a última hora. A otra editorial con esas entelequias.

  2. Pues qué puedo decir… A mi la noticia de la peli animada hasta me emocionó (porque la adaptación a Año Uno y El regreso del Caballero Oscuro fueron bastante fieles… pero después vi que sale Batichica y me empieza la desconfianza…

  3. Todos los dibujantes entienden mal los exoesqueletos. Incluso en el cine, el Hulkbuster estaba mal pensado.

    Por mucho que te metas en un exoesqueleto, tus miembros no crecen. Sus hombros, brazos y piernas tendrían que medir al menos un 40% más para poder operar dentro de las articulaciones de esa armadura. Además, es imposible que Gordon crezca tanto en altura a no ser que llevara zancos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.