Nunca Digas Nunca Forever (Desde Nueva Roma Con Amor)

Es posible que muchos de vosotros hayais ido a ver el gran megabombazo taquillero de la temporada sin apenas preparación, otros os habréis leído algunos tomos de la serie en curso del personaje, y los más fervientes hasta os habréis repasado su primera aparición en aquel memorable número 98 de los New Mutants. En mi caso, consciente de que para prepararse para una Primera Comunión es necesario pasar por un periodo de Catequesis, con el objetivo de sentirme digno para recibir en mi ser la película de Deadpool me he ido a los primeros orígenes, esto es, leerme los Nuevos Mutantes desde su primer número (comenzar a leer una serie por el número 98 va contra mis convicciones, lo siento). Como resultado, todavía no he terminado mi preparación y me arriesgo a que el filme salga de la cartelera, pero para eso se inventaron las ventanas de difusión, imagino que cuando lo consiga todavía estará accesible de alguna manera (y espero que pueda ser en español de mi zona). La cuestión es que a mitad de mi andadura lectora de la serie se me presentó una disyuntiva. Terminado de paladear el número 54, último escrito por el patriarca Claremont, podía haber proseguido con el 55 y de allí en adelante, o tirar por la desviación propuesta en New Mutants Forever, miniserie aparecida en 2010 en la que Claremont retomaba a los personajes y situaciones desde el momento exacto en que los dejó. Y claro, decidir entre el hombre que llevó a los títulos mutantes hasta lo más alto o la mujer que casi consigue hundir la franquicia con aquella saga interminable de Asgard, Hela y las valquirias (y lo hubiera conseguido de no interponerse un tal Liefeld) fue bastante sencillo, que uno es bastante Claremontista (lo cual no quita reconocer que hace algunos lustros que se hace bastante cuesta arriba de leer, para qué engañarnos…).

forres

La miniserie cuenta con el entintado de Bob McLeod, dibujante en su día de la novela gráfica (con minúsculas, pues se editó en tapa blanda) y de los primeros números de la serie. Como dibujante consiguieron a uno que se había fogueado dibujando jovencitos en algunos números de Gen13, uno cuyo nombre siempre me ha hecho gracia pues nunca sabes si lo estás nombrando o diciendo algo malo de él: Al Rio. Sin embargo hay que avanzar que en esta obra el dibujante huye de espectacularidades, haciendo un trabajo que siendo amables podríamos calificar de extremadamente sobrio. Pero esto sucede por una razón: porque la estrella en este caso no es él sino Claremont. Y cuando lo que predomina es el guionista, lo que un dibujante debe hacer es plasmar lo mínimo y dejar que los bocadillos y cuadros de texto lleven la narración. Porque eso de que en la historieta guión y dibujo van de la mano queda muy bien, pero sucede cuando tanto el guionista como el dibujante son tirando a medianuchos. Haced la prueba con cualquier tebeo, si puede entenderse viendo los dibujos sin leer el texto, es que sus autores son más bien mediocres y necesitan apoyarse uno con el otro, por necesidad. Porque cuando se tiene a un dibujante estrella, este dibuja lo que le da la gana y el guionista hace lo que puede, y lo mismo al contrario, como es el caso que nos ocupa. Tanto es así que para que Claremont tenga entera libertad para hacer decir o pensar a los personajes lo que le dé la gana, el recurso de Rio es borrar cualquier expresión del rostro de los mismos. Como no sabe si según lo que escriba el guionista los personajes estarán contentos, tristes, temerosos o preocupados, los plasma siempre en la misma pose apática, neutra. No es nuevo esto en el último Claremont, es una solución que ya noté que hacían Tom Grummett y compañia en X-Men Forever o la larguísima etapa de Claremont en Exiles (vale, igual no fueron tantos números, pero se me hizo muy larga).

Pero entremos en materia. La historia del 54 con la que Claremont se despidió en 1987 terminaba con Karma despidiéndose del grupo para buscar a sus hermanos en el transcurso de una fiesta nocturna en el Club Fuego Infernal en la que los Nuevos Mutantes habían tenido una escaramuza de incógnito, para lo que habían llevado sus uniformes que se suponen reservados para cuando asciendan al primer equipo patrullero.61567

New Mutants Forever comienza justo inmediatamente después. con Magneto en el Club haciendo balance del equipo en una pantalla. Ya hemos dicho que Karma acababa de tacharse, y faltan también Mancha Solar y Warlock, que por aquel entonces estuvieron fuera ochos números actuando en la miniserie de Los Ángeles Caídos.

New Mutants Forever 0003-0004

Y los chicos están en una habitación del Club cuando de pronto oyen tiros en el parque del exterior.

New Mutants Forever 0007

Para allá que va, claro pues no en vano son héroes, Illyana los teleporta, y de camino…

New Mutants Forever 0008

Uniformes nuevos. Porque sí, porque Illyana tiene esas cosas, no es porque le diera la gana a Rio. A veces coges los uniformes de graduación y a veces te pones unos nuevos mágicamente. De hecho, Illyana es tan predecible que ya Magneto mostraba en la pantalla a sus pupilos con esos trajes. Pero no nos perdamos en detallitos y sigamos con la pelea, pues los Nuevos Mutantes han tomado partido por el bando desarmado y tras la contienda resulta que un de los heridos es ni más ni menos que…

New Mutants Forever 0010

..el padre de Magma, el senador de Nova Roma Lucius Antonius Aquilla, que ha adelgazado bastante desde la última vez que apareció por la serie (en tiempo de 1987) además de cambiar de peinado y color de cabello. Pero aún así la sangre tira mucho y una hija siempre reconoce a su padre.

Los Mutantes vuelven al cuarto de antes mientras los mayores piensan que hacer con el padre de Amara (hijo de Selene, por cierto, como se había revelado poco antes en 1987) y atienden a Rahne que ha salido algo magullada del envite.

New Mutants Forever 0012

Y como Amara está preocupada se lleva al piso de arriba al bueno de Doug para hacer lo que todo rubia con pantalones ajustados quiere de un hombre: que le ayude a buscar algo por Internet, malpensados. Arriba hay un portátil de 1987 y miran a ver si pueden saber algo de la población natal de Amara.

New Mutants Forever 0013

El ritmo no para, el Club Fuego Infernal sufre un segundo asalto y en la confusión unos soldados preparados se llevan a Amara y Doug en un helicóptero.

New Mutants Forever 0017

¿A que fastidia que el texto y la imagen cuenten lo mismo? es el llamado efecto Claremont, y eso que no podeís leer los bocadillos.

El padre de Amara/hijo de Selene ha podido contar que estaba huyendo de esos soldados desde que invadieron Nueva Roma, eso enfuerece a Selene, que se alía con los Nuevos Mutantes para ir para allá vía limbo. Rahne no puede ir, y Dani se queda para cuidarla. Así pues van Selen, Magik y Bala de Cañón.

New Mutants Forever 0019-0020

Entretanto (otra palabra muy Claremontiana) nos encontramos a la madre de Mancha Solar en Brasil, no la habiamos vuelto a ver desde que decidió quedarse en Nueva Roma, así que supondremos, también acertadamente, que la están siguiendo. Es Carnaval, por supuesto.

New_Mutants_Forever_02_03

Vale, no se ve a nadie persiguiéndola, pero el globo de pensamiento dice que deben estar ahí. Guionista estrella, recordad. Para escapar, la buena mujer decide pedir ayuda, tomando prestado para ello un teléfono móvil de 1987.

New_Mutants_Forever_02_06

El objeto de su llamada (recordemos que es 1987, la gente sabía de memoria los números de teléfono de los demás) no será otro que su hijo, que en estos momentos se encuentra…

New_Mutants_Forever_02_04-05

…en Brasil, en el mismo Carnaval que se encuentra su madre. El rubio es Warlock de incógnito. Suele suceder en esta época carnavalera, mutantes y futbolistas (Mancha Solar es ambas cosas) sienten saudade y se toman unos días de asuntos propios para acudir allí. Pero recibe la llamada de auxilio en su móvil de 1987.

New_Mutants_Forever_02_07

Warlock triangula su llamada y para allá que van. Eso sí, Warlock deja bien claro que no se está uniendo a él como suele hacer con Doug, lo que tien con el rubito es un lazo más especial.

New_Mutants_Forever_02_09

Pelea y salvan a la madre. La pose en la lucha es relevante, como se verá más adelante.

New_Mutants_Forever_02_11

Al día siguiente, con la madre recuperada de un balazo en el hombro, le cuenta a su hijo lo de que han invadido Nueva Roma, y ya de paso como ha llegado hasta ahí (y suponemos que el padre de Amara también lo hizo de la misma manera). Con un anillo teleportador, por supuesto. Esots Novaromanos están llenos de sorpresas.

New_Mutants_Forever_02_15

Así que Mancha y Warlock usan el mismo anillo para ir para allá. Y como en Nueva Roma hay pocos callejones oscuros con escaleras de incendios, resulta que ambos grupos de rescate llegan al mismo sitio a la vez. La coincidencia podría parecer asombrosa de no quedar oculta por el que Mancha Solar haya decidido procurarse un uniforme nuevo que resulta ser del mismo estilo que el que Illyana había decido para el resto del grupo.

New_Mutants_Forever_02_22

Entretanto (ey, me está gustando esta palabra), en páginas sin nada llamativo, se ha visto que los invasores de la urbe son nazis comandados por Craneo Rojo y su hija, que tienen cautivos a Doug y Amara con los pertinentes collares inhibidores junto con otro misterioso personaje de nombre Tiberius.

New_Mutants_Forever_02_16

Total, que control mental y todo eso con los cautivos y como el poder de Doug de traducir idiomas no da para mucho le infectan con suero de Craneo Rojo que le da fuerza, agilidad, bestialidad y una cara muy fea.  New_Mutants_Forever_02_24   Escaramuza con los Nuevos Mutantes y retirada al limbo de los mismo. Los nazis saborean la victoria y algo más, ante la mosqueada mirada de Tiberius del que por cierto tampoco sabemos sus poderes ni motivaciones. Las de Craneo Rojo para invadir precisamente Nueva Roma tampoco, pero todos sabemos que los nazis no las necesitan, son así.

New_Mutants_Forever_03_17

Entretanto (de nuevo) los nazis se entretienen en el circo con Doug mostrando su salvajismo.

New_Mutants_Forever_03_16

Que tampoco es tanto, pues ya en la intimidad el control mental comienza a debilitarse. Es lo malo de intentar controlar a mutantes, que con esas fisiologías en cuanto te descuidas ya has hecho corto con la dosis de mentalina.

New_Mutants_Forever_03_23

Y en eso, que (como dicen las cajas de texto) llega Warlock muy enfadado, pues no sabe que ese de la cara roja es su amigo Doug y le supone sus asesino.

New_Mutants_FOrever_04_02

Comienza por tanto una confrontación que Doug podría evitar siemplemente diciendo la verdad, pero aquí llega un verdadero momento Claremont. Voy a intentar resumir varios globos de texto:

Doug supone que Craneo rojo debe estar vigilándole, de manera que es mejor que no desvele que se ha liberado de su control, por tanto no debe revelar a Warlock su identidad y debe seguir peleando con él. Pero lo hace usando las técnicas que tantas veces han practicado en el jardín de la escuela, con la esperanza de que Warlock descifre su lenguaje corporal y le reconozca. Doug esperaba que Warlock lo reconociera, lo que sucedió a continuación fue maravilloso:

New_Mutants_FOrever_04_07

Pues Warlock lo reconoció y dedujo que si su amigo peleaba con él sería por mantener alguna tapadera, de manera que seguiría luchando, cosa que hizo hasta que Amara llegó y el se retiró.

New_Mutants_FOrever_04_08

Todo esto ha dejado muy angustiado a Doug, y esa angustia le mola mucho al nazo de Craneo, que le espía mientras bebe vino romano on the rocks.

New_Mutants_FOrever_04_17

Y suerte que tras ver la escena, Craneo deja de espiar y se dedica al copazo, pues poco después de hace visible Warlock para juntarse con su amigo.

New_Mutants_FOrever_04_18

Y esta vez sí deciden salir, y se topan con el misterioso Tiberius, que también se ha escapado del control mental.

New_Mutants_FOrever_04_19

Doug se enfrenta al Craneo que le había sometido y le vence en buena lid, pero los problemas no terminan ahí, pues ante el vacío de poder el que lo toma es el amigo TIberius, además de darle a Doug más droja de esa que controla y deforma.

New_Mutants_FOrever_04_24

Y los mutantes vuelven del limbo y hay batalla.

Untitled-05-06

Durante la cual sabemos por fin qué poderes tiene Tiberius. O algo parecido.

Untitled-07

Llámalo poder, llámalo magia, tanto da. O Powerpulses.

Pelea que terminan ganando los buenos. Todos felices ¿todos? no.   Untitled-20

La incursión novaromana ha dejado en el estado craneorojizo a Doug, así que van algunos patrulleros de 1987 a hacer bulto en la escena final.

Untitled-21

Pero menos mal que Warlock no puede soportar ver así a su amigoél y decide hacer algo, actuando a nivel claremontiano-molecular…Untitled-22

…y teniendo suerte, o eso parece. Fin.

Untitled-24

Y esto fue Nuevos Mutantes Forever.

Y la pregunta que uno debe hacerse es ¿por qué, Claremont, por qué volviste para hacer esto?

Y la respuesta, como tantas veces sucede, es algo inesperado y maravilloso.

Pues lo que no podemos negar a Claremont es su visión a largo plazo. Algo que tantas veces nos ha demostrado en sus etapas objetivamente largas en tantos títulos, acontecimientos que se atisban ahora no tendrán consecuencias hasta varias docenas de episodios después. Y tras tantas veces de hacerlo, y desde su puesto de pope editorial en Marvel, es capaz de anticipar por donde es muy posible que vayan a tirar los designios editoriales de la Casa de las Ideas, incluso antes de que los demás lo sepan. El Claremont de 2010 también era consciente de su edad y condición, y de los problemas de salud que podrían aquejarle en el futuro cercano, de manera que quiso dejar preparado algo especial para cuando llegase el momento pese a que ya no se encontrase en activo.

Sabiendo esto, la saga de Nuevos Mutantes Forever: La Caida de Nueva Roma cobra todo su sentido.

Una miniserie de cinco que retoma una etapa anterior de unos personajes, con algunos looks modernizados y algún que otro anacronismo, a cargo de algún autor que ha estado relacionado con el título en cuestión.

Lo que Claremont escribió en 2010, sabedor de que era muy posible que para 2015 estuviera apartado de los guiones, es una miniserie de las de las nuevas Secret Wars. Cinco años antes de que estas sucedieran. Y si las hubieran sacado ahora en grapa te la habrías vuelto a comprar. Cosas parecidas habéis estado llevandoos en vuestras grapas estos últimos meses.

Este es Claremont. Genio y figura. Te echaríamos de menos si no fuera porque Panini ha decido rescatar tu Rondador Nocturno de hace dos años.   12705257_10208353144648874_4123142349143493740_n

Y a ver si termino pronto lo de la Simonson y puedo ir al cine, jolines, que a este paso cuando vaya estarán echando la de Batman Contra Superman y aún no me ha dado tampoco tiempo de leer todo Action Comics

14 comentarios sobre “Nunca Digas Nunca Forever (Desde Nueva Roma Con Amor)”

    1. Es lo único que he leído de esta entrada.
      Nótese también cómo sus blancos calcetines están ajustadísimos cual uniforme de superheroína o supervillana.

  1. Ah claro, si en Gotham los coches don los años 50 y los subfusiles de los 80 os rompeis las manos aplaudiendo, si en Los Simpson hacen una cabecera homenaje vintage a los 80 (cuando ya llevaba emitiendose AÑOS) tirais cohetes pero en Nuevos Mutantes Pasiempre NO pueden tomarse libertades con la ambientación ¿verdad? ¡Malditos racistas!

  2. Para ser de “Nueva Roma”, Amara suspendería en latín. Porque “Vale” no quiere decir “hola” sino “adiós”, y porque “Mea Amara Aquila sum” en realidad sería “Amara Aquila sum”, o incluso “Ego Amara Aquila sum” pero nunca “mea”.

  3. Es que el tema de Nueva Roma no lo he tocado, pero más tarde se supo que de civilización milenaria nada, se trataba de ciudadanos británicos secuestrados por Selene que les había hecho creer lo de la civilización esa para poderse sentir más cómoda en ese habitat de cuando ella era más jovencita. Amara en realidad se llama Allison Crestmere (New Warriors #31, 1994)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.