El cameo del creador

Si bien fue Stan Lee el impulsor y principal protagonista de la moda de los cameos de autores en las películas Marvel, chupando cámara hasta en los filmes de personajes con los que nunca tuvo que ver nada, hoy no vamos a hablar de él. Porque desde este Diario de lo GENIAL! lo que queremos destacar es que en los créditos iniciales de Muertopiscina aparece un vaso de café volando con un nombre muy familiar en él

robpool1

Y por si a alguien le hubiera parecido poco homenaje al creador de Wade Wilson, un cuarto de hora después vemos aparecer en pantalla al más célebre modelo masculino de vaqueros de los Estados Unidos

robpool2

Señores, vayan a ver Muertopiscina al cine y hagan a ROB! un poquito más feliz. 632 millones de dólares (y subiendo) no se equivocan

Publicado por

EmeA

En 1972 fui acusado de un delito que no había cometido y desde entonces sobrevivo como soldado de fortuna

5 comentarios en “El cameo del creador”

  1. Y lo que demuestra que os quedáis a los créditos pero no los leéis es que hacia el final de estos dice algo como, cito de memoria:
    a kiss (with tongue)
    Fabian Nicieza
    ROB LIEFELD

  2. Una cosa es la película y otra los créditos. Que ROB! aparecería acreditado como creador estaba claro, son los otros dos guiños los que pueden haber pasado más desapercibidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.