Las trumpetas del destino

La acumulación de eventos estos dias es lo único que ha impedido que hayamos tardado tanto en hacernos eco de la importantísima noticia relacionada con la historieta venida de allende las Américas. Así que por favor dejad de colapsarnos las cajas de comentarios con eso, que seguirán yendo directamente a la carpeta de spam. Ha sido únicamente por eso, sí, por la saturación informativa de otras cosas, y no porque seamos unos asquerosos marvelitas como parecéis insinuar. Por supuesto que no tenemos problema en contar lo de que el CEO de Marvel, Ike Perlmutter, haya donado un millón de dólares a una fundación para veteranos de guerra del polémico candidato republicano Donald Trump.

Trump-Marvel

Bueno, y además porque consideramos que tampoco es para tanto. Dejando aparte las ideas de cada uno y allá cada cual lo que hace con sus dineros ¿cómo podría esto afectar a los tebeos? en serio ¿qué pinta el CEO (o como se traduce en castellano, Gran Jefazo) en las tareas creativas? esa gente está arriba para el business, la compraventa de acciones, stocks, franquicias, boxoffices y demás. Para lo del trabajo ya tienen a los encargaos, que manejen ellos a los curritos. Mientras cuadren los balances ellos no se mancharán las botas metiéndose ahí abajo. Veo en esa donación más un gesto de buena voluntad en las alturas, que seguramente alguna otra donación habrá hacia la otra parte si falta hiciere, que un compromiso a que en breve cerrarán su línea de publicaciones protagonizadas por inmigrantes, mujeres, o lo peor de todo, mujeres inmigrantes (mal que pese a algunos).

De veras, a mi lo único que me preocupa de Ike Perlmutter (o como se llama en Interlac,יצחק “אייק” פרלמוטר‎) es que esta sea la única foto que Google nos ofrece de él.

isaac-perlmutter

Y no lo digo por ese semblante a medio camino entre los dos José, Mota y Bretón, sino porque según su biografía en la actualidad cuenta con 73 años de edad.

En definitiva, que no os preocupéis por lo que hacen los de arriba. De los encargaos, de esos deberíais preocuparos, que son los que sí pueden meter cuchara. Y el único que en su momento dejó bien claritas sus preferencias…

pag166b

pag166

…esta ahora en DC ¡temblad, temblad, asquerosos deceítas!

5 comentarios en “Las trumpetas del destino”

  1. !Ja! Estos marvelitas olvidan que los aparatos de aire acondicionado de las oficinas de DC están llenos de positividad, que hacen que cualquier creadorucho cree cómics legibles (sí, incluido Lobdell, lo juro). Así que, nada de excusas.

  2. Ah, Marvel, siempre liberal y progre.
    Descodificando mensajes: una única imagen del tipo más poderoso de los comics indica que el superpoder en la actualidad es mantener la intimidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.