Tras las retcons y los reboots, lo próximo serán…

De entre todos los lomos que pueblan mis estanterías, posiblemente este sea el que tiene una mayor concentración de autores interesantes. Sus 244 páginas encierran tanta calidad que son necesarias dos lineas para listar a sus autores más destacables.

pag156bb

Y supongo que tras verlo os preguntaréis ¿en qué editorial se llegó a dar tamaña confluencia de tanto autor hot en una misma cabecera? ¿es acaso algún Mundo de Batalla o derivado que se nos ha despistado de las Todas-Nuevas-Todas-Diferentes Secret Wars de Marvel? ¿o tal vez un compendio de alguna serie limitada de la Convergencia de DC que, como tantas otras, se nos pasó? Pues no, nada de eso.

 

pag156

Es de Top Cow.

Quizá lo que os despistó en un principio era el «Hickman» del principio, que es el guionista. Hickman, Troy Hickman.

El conocido autor de, por ejemplo, Twilight Guardian, entre otras muchas obras

9788467910674

¿Tampoco os suena? pues si que sois especialitos…

La obra en cuestión del lomo es Common Grounds, una serie limitada de seis entregas lanzada por la editorial de las Grandes Ubres en 2004.

238690

El nombre de la cabecera hace referencia a una ficticia cadena de cafeterías en las que superhéroes y supervillanos se reúnen para tomar algo y charlar de sus cosas. Se trata de una sucesión de historias breves, un par por entrega, en la que se cuentan pequeñas vivencias y anécdotas relacionadas con la actividad superheroica de un universo de ficción plagado de guiños a personajes y sagas de las Dos Grandes editoriales americanas del género.

Contado así, suena un poco a Astro City ¿verdad?

Y podría serlo, si Astro City tuviera alguna vez artistas hot. Pero claro, si los tuviera no podría estar en Vertigo.

No os suena y ni siquiera fue publicada en nuestro país. Os preguntaréis entonces cómo fue posible para el amigo Troy convencer a ese plantel all-star de dibujantes para realizar su serie. Pues básicamente porque estaba muy bien (la obra). Tanto que en 2005 recibió dos nominaciones a los prestigiosos Premios Eisner (los de verdad, ojo), uno a mejor historia corta por una en la que homenajeaba a los monstruos de la Atlas y otra directamente a mejor antología.

Vaya, que si no la llegamos a ver publicada aquí debió ser sobre todo por lo complicado de los derechos internacionales en la editorial que lo sacaba (que aquí les publicó Word, luego Planeta, que perdió los derechos y entonces llegó Ivrea, más tarde Norma y ahora…) y la época de su publicación (el Planetalipsis, con el cambio de los derechos marvelianos de Planeta a Panini y todo el juego de fichas de dominó y sillas musicales que siguieron entre las editoriales de nuestro país, como para fijarse en una miniserie más o menos…)

Y todo muy bonito hasta aquí, pero…

La cuestión es que el germen de esta obra viene de unos minicomics que Hickman realizaba con su compañero Jerry Smith, llamados Holey Crullers, nombre imaginado para una franquicia de tiendas de donuts en la que se reunirían los héroes para contarse sus cosas.

4444 6666

Quiso el azar que en 1997 el por entonces editor de la revista Wizard Jim McLauchlin coincidiera en una convención con el escritor y su obra, y le gustara tanto (la obra) que le dedicara un reportaje en la revista, el primero y tal vez único en dicha publicación dedicado a un minicomic que se distribuía con fotocopias.

coverwiz

Quiso también el azar que en 2003 Jim McLauchlin alcanzase el puesto de Editor en Jefe de Top Cow, y una de sus primeras acciones fue llamar a Troy Hickman y ofrecerle una tentadora cantidad de dinero a cambio de algo. De los derechos de Holey Crullers. Hickman aceptó volver a hacer sus historias con otros artistas y de las cenizas de aquel minicómic surgió esta multinominada miniserie.

Es posible que tras el buen sabor de boca que dejó y todas las nominaciones, Common Grounds no tuviera demasiada trascendencia, como tampoco la tuvo la carrera como guionista de Troy Hickman, que tras foguearse por algún título que otro siempre en Top Cow, poco o nada se sabe de él por el mundillo desde entonces. Bueno, con su bagaje seguro que si más adelante tiene problemas médicos o económicos podrá recurrir a los servicios de la ONG Hero Initiative, que asiste a creadores de historieta en momentos de necesidad. Y es que quiere el azar que el presidente de esta organización no es otro que su buen amigo y mecenas Jim McLauchlin.

Hero_Initiative

Pero había un pero

Y es que tras haberos contado esta historia muchos habréis caído en la cuenta de que tras toda la parafernalia de dibujantes espectaculares y demás, Common Grounds no es otra cosa que…

un remake.

Y de esto precisamente quería hablar yo, de los remakes. Y de cumplir mi propósito de Año Nuevo y no haber necesitado veinticinco párrafos de introducción sino tan sólo veinte.

Los remakes. Otra de las tendencias que asoman en la industria del entretenimiento, y concretamente en la historieta tras haber dado de si todo lo posible los retcons («esto no fue así sino asá«) y los reboots («mejor comenzamos de nuevo«) para producir más con el mínimo esfuerzo. Los remakes («lo mismo con un lacito«).

Que no es que tengamos aquí nada contra el concepto, a fin de cuentas se trata de contar la misma historia de siempre pero con dibujos más molones. Y pudiendo invertir el presupuesto en un artista molón ¿para que pagar algo al que junta las letras? se reaprovecha algo ya contado antes y arreando. Por ser una adaptación a los tiempos y modas imperantes, deberíamos concluir que los remakes molan.

profxmen

Pero ains, en este mercado nuestro si de una obra original se hace un remake…

pag162

 

…son muy capaces de venderte las dos partes en el mismo tomaco.

pag160

Y con precio por determinar.

Así que cuidado con los remakes, que los tasa el diablo.

10 comentarios sobre “Tras las retcons y los reboots, lo próximo serán…”

  1. Thank you for your comment, Mr Hickman (Troy)!

    I do not know what it says, but…Do not trust Google Translate!

    Honestly, Common Grounds was a enjoyable reading. It was used here to introduce visitors to the concept of remake in comic books for…for…it is a long story, just understand that the acronym of our organization stands for «Association for the Defense of Liefeld and Others».

      1. No, no, es el hecho de tener que explicar a alguien que entra de nuevas y en otro idioma por qué sale lo suyo ahí; lo cual me ha servido también para darme cuenta de que con el paso a WordPress también se perdió el inestimable enlace con la traducción automástica al inglés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.