Chayquitín

Contrariamente a la creencia popular ADLO! no es sólo una asociación de Defensa. Cuando las circunstancias lo dictan así la D se transforma en implacable Denuncia de aquellos falsos popes que gozan de una inmerecida fama. Y es que si bien ROB! nos enseña a a ser generosos y perdonar no podemos menoscabar la apreciación a aquellos tocados por Su Influencia permitiendo que se situen a su altura individuos que no se la han ganado.

Y hoy Denunciamos a un caballerete insulso que ciertamente posee una fama que no le corresponde. Estamos hablando de Victor Howard Chaykin.

SAT01

Este personajillo, al que vemos en una Imagen de Archivo™ junto a algún friki patético e ignorante, lleva años viviendo del cuento de su supuesto rupturismo. Ha logrado hacer creer al gran púlbico que nadie es tan rompedor, iconoclasta o epatante como Chaykin.

SAT02

Y total, por haber publicado Black Kiss que, como su propio nombra indica, muestra a mujeres blancas besándo a hombres negros. Que no digo que en Alabama o Utah sea escandaloso pero por Diso, estamos en Europa y somos gente civilizada que no nos fijamos en el color de la piel o las creencias religiosas.

Su otra presunta Gran Obra es, claro, Time2, la Satisfacción de Black Mariah.

SAT03

Al leerla resultan innegables una buena técnica e incluso un cierto talento pero poco más. Desde luego nada de esas presuntas cimas del arte secuencial que ven en ella los exegetas chaykianos.

Es verdad que para los no iniciados su argumento puede resultar original y hasta sorprendente.

SAT04

En él el coche de policia en celo que da título a la historia se dedica a recorrer la ciudad violando y matando a todo hombre con el que se cruza.

SAT05

La cada ves más humanoide Black Maria deja un rastro de sexo y destrucción en un loco y salvaje crescendo…

SAT06

…que sólo termina cuando su propietario, un demonio druida policía, despierta de su coma…

SAT07

…y la satisface finalmente.

Sí, lo reconozco, esto puede impresionar a esos advenedizos que acaban de ponerse a leer tebeos tras haber visto Era de Ultrón o Arrow. Pero por el amor de Diso, caballeros, nosotros tenemos años de lecturas a nuestras espaldas. Más que suficientes como para saber que esta historia ya había sido publicada.

En el Green Lantern de la DC.

Sí sí, el del juramento y eso.

SAT08

Bueno, quiero decir el que ANTES era Green Lantern. Que luego era el Green Lantern de Tierra 2. Y luego era el Green Lantern viejuno  de Tierra Nohaymás, padre de Jade y Obsidiana (¿Obsidiano?). Y luego otra vez de Tierra 2. Y gay.

Ese Green Lantern.

El que compartía título con su inseparable compañero Doiby y su fiel taxi Gertrudis.

SAT09

Y como tan a menudo suele sueceder el original, publicado a principios de 1947, le da cien vueltas a la copia. La historia, narrada en primera persona por la propia Gertrudis, comienza el día de su cumpleaños.

SAT10

Como cualquier otra mujer real debe afrontar la realidad del paso del tiempo. A nuestra querida taxi (¿taxa?) se le está pasando el arroz. ¡Y para añadir insulto a la injuria Alan Scott y Doiby se excenden con el número de velas!

SAT11

En este estado de zozobra emocional Gertrudis tiene un providencial encuentro con un pretendiente más joven, más atento. El Señor Wren quien, a pesar de no fabricar ametralladoras (haced como si os hubiera hecho gracia y reiros) la cubre de atenciones.

La convivencia con Doiby se hace cada vez más dificil.

SAT12

Como podemos comprobar, frente al simplismo de personajes surgidos de otros autores pretendidamente adultos pero sólo capaces de recurrir al caca-culo-pedo-pis (te estoy mirando, Garth Ennis) o a autoras supuestamente empoderantes (te estoy mirando, DeConnick) Gertrudis es, paradójicamente, una mujer de carne y hueso en la que fácilmente podríamos reconocer a nuestra vecina, nuestra compañera de trabajo o incluso a la guarra de la Estefanía que me dejó con la excusa de que no le prestaba suficiente aten cualquier conocida.

SAT13

Una puta interesada y asaltacunas que sólo se fija en el bolsillo de s chica que quiere ser apreciada en lo que vale. Pero no estamos ante un simple triángulo amoroso, no señor. La espiral de acción en que el lector se ve sumido deja a la obra de Chaykin al nivel de un episodio de los Teletubbies. ¡De los de después de que Twinky-Winky dejara el grupo!

SAT14

Pero incluso tras el violento clímax gertrudis sigue insatisfecha.

SAT15

Y efectivamente, Doiby le ha leido la mente. Y si bien en su plagiado final Chaykin demuestra que le gusta (¿demasiado?) dar por detrás en la historia original…

SAT16

…Gertrudis se arrodilla para practicarle una felación con la debida sumisión que toda mujer-mujer deb se decanta por el sexo oral eligiendo desde la libertad y el respeto mutuo. Sheim onyú, Señor Chaykin, sheim onyú.

¡No se vosotros pero yo no puedo esperar a que JOHNS! la recupere para su Greenlanterverso!

5 comentarios sobre “Chayquitín”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.