Real Izando

La del tebeo es una historia de lucha y superación. Desde sus humildes orígenes en las páginas de la prensa de Hearst el noveno arte ha luchado por alcanzar la consideración y respetabilidad de la que siempre han gozado sus hermanos mayores.

Y hoy por fin, queridos amigos, podemos decir que el cómic ha logrado graduarse.

Por fín existe un ejemplar que podemos blandir orgullosos frente a ese primo intelectualillo o esa novia de amigo petarda que nos miran por encima del hombro mientras citan la Capilla Sixtina de Miguel Angel o El Beso de Rodin como cumbres inigualables de la habilidad humana. Y ese prodigioso tebeo es el noveno episodio de la reciente serie regular de E.S.C.U.D.O.

Y es que lo que a priori no parecía más que un mero intento de reacudar dinero rápido a costa del éxito de la homónima serie televisiva se está revelando como una de las mejores colecciones del año. A pesar de partir con el casi insuperable handicap de contar con el nefasto Mark Waid a los guiones cuenta con un espectacular desfile de artistas gráficos que hace olvidar rápidamente el castigo intelectual a que nos somete Waid mes a mes. ¡Historias autoconlcusivas! ¡Argumentos originales! ¡Personajes retratados fielmente! La nausea me impide seguir, demos gracias a ROB! que otro de los beneficios de Guerras Secretas haya sido echarle de Daredevil.

Ese catálogo de dibujantes que compensa su lectura llega a su cumbre en el mentado episodio noveno con el artista actualmente conocido como Lee Ferguson. Creedme, nunca, NUNCA habeis unos fondos tan increibles como los que surgen de la mágica pluma de Ferguson. Sí, sé lo que vais a decir, que los que dibuja THERROCK! son inigualables.

Os equivocais.

Los que dibuja Ferguson son de una ultraperfección hiperrealista tal que, como puede comprobarse en esta espectacular viñeta a media página…

TOFO01

…casi pareciera que se ha limitado a pegar de fondo una foto desenfocada. Así de bueno es el jodío.

AVÏV E’EL!

AVÏV NÖSUGRÉF!

 

5 comentarios sobre “Real Izando”

  1. Obras; una vez más, la herencia del gobierno de Ana Botella. Aunque aparcar en una no es necesariamente una infracción, sobre todo si vas a usar el edificio a construir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.