En DC ¿en DC? sí, en DC

Aunque a día de hoy Brian Michael Bendis sea más veces objeto de chiste recurrente por sus tics que un escritor digno de fanática atención, no debemos olvidar lo mucho que ha contribuido a llevar a Marvel a la situación actual de dominación multimedia, rescatando del hastío la solitaria serie vengadora y conduciéndola a lo largo de más de una década, multiplicando sus ramificaciones (Nuevos, Poderosos, Jóvenes, Oscuros, Academia, Iniciativa, Imposibles, Ultroneros…), dando lustre a lo que ha terminado siendo una de las franquicias cinematográficas más rentables de los últimos tiempos. Y supo subirse al carro de los Guardianes de la Galaxia cuando, admitámoslo, nadie daba todavía un céntimo por su película. Eso es tener olfato (¿quién está escribiendo actualmente Los Cuatro Fantásticos en America?). Hasta hace nada ha estado metido en el desarrollo de las dos series mutantes más relevantes, y si alguna vez vemos en pantalla un trepamuros afroamericano no estará de más recordar que él ha sido su creador. El que para el inicio de la nueva temporada marvelosa haya decidido ponerse al mando de la armadura de Iron Man hace que nos preguntemos si sabe algo del desarrollo de la Fase 3 cinematográfica que los demás todavía desconocemos. Una trayectoria nada desdeñable para un tipo de Cleveland que cuando llegó a Marvel se especializaba en temática negra y tenía querencia por abarrotar las páginas de bocadillos de diálogos inacabables.

bendis-dialogue.jpgY es que por mucho que con el paso del tiempo se haya ablandado/acomodado, no debemos olvidar que la Marvel en la que entró Bendis era oscura. Un lugar donde campaban los Milligan, Allred, David Mack, Vaughan, Jenkins, Gaydos… haciendo cosas experimentales que en gran medida salieron bien. Bendis se podía llevar a los extremos más raros a Matt Murdock o Jessica Jones que el público de entonces respondía con aplausos y buenas ventas. Aquellos años iniciales con Quesada al frente podemos verlos hoy día como algo innovador e irrepetible, habida cuenta de la adquisición de Marvel por parte del dulce, bonito y alienador Imperio Disney, en el que salirse una mínima coma del guión establecido por los de marketing de arriba no es una opción.

Un momento irrepetible para Marvel, pero debemos recordar también que hubo una época en que DC quiso seguir la misma estela.

Viendo lo bien que le iba a la Maravillosa Competencia, los chicos de DC forzaron descaradamente las tramas y caracterizaciones de sus personajes para igualar en profundidad y oscuridad a lo que Bendis y compañía estaban haciendo en la otra acera. El primer fruto de este intento fue la miniserie titulada, de forma bastante reveladora, Crisis de Identidad.

790462.jpg
Un título en el que lo que antes era glorioso y brillante se tornaba sombrío y grisaceo. Y no por casualidad la estrella del mismo era el guionista, que también respondía a las iniciales BM (Brad Meltzer) y también se afeitaba la cabeza.
brad.jpg bend.jpg
Y que no os engañen las ilustraciones de Rags Morales o las portadas del malogrado Michael Turner, por lo que de verdad resaltaba Crisis de Identidad era por su profusión de cartuchos de texto y bocadillos de diálogos, tal vez no con la cantidad y maestría que un Bendis de verdad podría ofrecer, pero no se podía negar la intención. Una trama detectivesca con superpoderes por medio.

El experimento salió bien, y a consecuencia de ello Meltzer fue aupado al título "vengador" de la DC, inaugurando una nueva etapa de la Liga de la Justicia de América.
 

jla01meltzer.jpg

Y que no os engañen las redondeces de Ed Benes, lo que, porque lo que de verdad resaltaba en este título eran los cartuchos de texto, los bocadillos de diálogo y los bustos parlantes todo el rato de cháchara. Una lástima tener a un artista tan capaz para tener luego durante veinticinco páginas a tres héroes alrededor de una mesa llamándose todo el rato "Clark", "Bruce" y "Diana". Menos mal que en cuanto podía hacía posar a Vixen.

Lo de los bustos parlantes, esa es otra materia en la que Brian Miguel era especialista e indicaba a sus dibujantes los trucos para que la sucesión de cabezas hablando no se tornase monótona. Que si ahora cambia un ángulo, ahora me enfocas los pies, esta viñeta me la copias pero cambias la luz de sitio, esta cabeza hablando me la partes en cuatro viñetas…técnicas que Meltzer, Benes y los que les sucedieron en la Liga de la Justicia tuvieron necesariamente que adaptar también.

Porque cuando Meltzer salió del título dando paso al malogrado Dwayne McDuffie, éste también tuvo que plegarse a las normas de la Casa Didio, que como todo el mundo sabe eran a la vez volubles como el deseo de un niño y ferreas como la cabezonería del mismo infante. De manera que un señor con varias nominaciones a Premio Eisner a sus espaldas por sus historias superheroicas de contenido social tuvo que ponerse a poner a los héroes más poderosos del Universo de papel a…hablar. Una cabeza hablando, otra que contesta, dos cabezas más, un cambio de plano, que no se note, me copias esta… Pero aunque el referente bendisiano siempre estaba ahí, hay que reconocerles que supieron hallar innovaciones sin haberlas copiado de ninguna parte.

Por ejemplo, este recurso narrativo de Ethan Van Sciver los que trabajan con Bendis nunca lo usaron.
 

JLA20016.jpg

¡Busca, busca Emartín, alguna parecida de tu cacareado Renato Arlem!

(y que sepáis que por colocar en la misma frase "narrativa" y "Ethan Van Sciver" acabo de desbloquear un logro)

Y que, inevitablemente, siendo DC, no todo iba a ser hablar.
 

03a.jpg

 

 
Que la sombra del Viejo Verde es alargada, como un…como una…como un misil, o un pepino, o…

3 comentarios sobre “En DC ¿en DC? sí, en DC”

  1. Pues sí que has tardado en leer la DC de Meltzer. Claro que dejar pasar unos años antes de leer/ver algo siempre es buena idea…
    Yo me quedo con el Tornado Rojo de los 60 y 70; era como un Iron Man torpe (y con nariz) que de vez en cuando salvaba a la JL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.