Observaciones con Otro Nombre: 21 de Marzo de 2005

Carlitos Fax

Hace tiempo que no hablo de esa revista llamada Mister K que sigue viento en popa en nuestros quioscos. Aún no se conocen las cifras de ventas (es decir, alguien las conocerá pero no yo) pero supongo que serán fantásticas porque han llegado hasta anunciarse en tele y todo. Yo hoy voy a hablar sobre uno de los personajes que pulula por la revista: Carlitos Fax.

carlitosfax.jpg

Carlitos Fax, personaje creado, guionizado, dibujado y todo lo que haga falta por Monteys, es la historia de un robot creado para ser un fax, de ahí su nombre. Sin embargo Carlitos se revela contra su ser y su programación, ya que lo quiere ser de verdad es periodista y no uno cualquiera sino el mejor de todos. El problema es que en la redacción en la que trabaja también lo hace Flash Norton, que es el periodista estrella número uno y al que Carlitos odia a muerte. Así nuestro robot dedicará toda su vida a dos objetivos: conseguir la noticia del siglo y dejar en ridículo a su enemigo odiado.

Dicho así quizá suene todo muy serio, pero nada más lejos de la realidad. Carlitos Fax es una historia de risa, y de las buenas. Todas las historias suelen comenzar con Carlitos prometiendo a su editor que tiene entre sus manos la noticia del siglo. El editor, con tal de librarse del pesado del Fax le envía a que cubra la noticia y le urge para que obtenga buenos resultados o le despide. Así que cada historia se convierte en una estrambótica historia donde Carlitos descubre algo totalmente absurdo y después de sufrir diversas desventuras al final logra que su estúpida historia se convierte en noticia, eso sí, con resultados diferentes a los que nuestro héroe esperaba.

Cada historia de este personaje suele ser un torrente de originalidad e ideas frescas. En lugar de tener una sola idea y llenar tres páginas con ella (como hacen algunos de sus compañeros de revista), Monteys se dedica a crear gags y situaciones que poco a poco te van arrastrando hasta la tronchante conclusión final. Cada una de las tres páginas de cada historieta merecen la pena y se han convertido en lo mejor de la revista. Muchas veces la gente dice que una historia es tronchante y yo cuando la leo pues sonrío un poco pero nada más. Sin embargo con este personaje si que me troncho de verdad, la última que leí en el autobús casi me causa un problema porque estaba a plena carcajada mientras uno que tenía a mi lado quería bajarse en la próxima parada.

Evidentemente, estas historietas merecen su recopilación en tomo aparte para convertirse en uno de los personajes emblemáticos de nuestra geografía. No sé hasta que punto estará calando lo del Mister K pero no veo comentarlo mucho entre mis amistades (es decir, gente que ya pasó la veintena hace tiempo… y casi la treintena), por lo que no sé si sus personajes lograrán salir del círculo de los adolescentes (público objetivo de la revista). Yo creo que ha llegado el momento de que recopilen alguna de sus historias en tebeo aparte y que las vendan a ver que pasa. Quizá piensen que es un poco pronto pero ya hay material de sobra para sacar unos cuantos números de cada personaje. Monteys se merece ser recopilado en tomo y llegar al público que de verdad va a adorarle y darle premios en salones del cómic: nosotros.

Ir corriendo al quiosco a por vuestro Mister K (sólo un euro con veinte céntimos) y disfrutad de este Carlitos Fax, es una auténtica maravilla.

Un comentario sobre “Observaciones con Otro Nombre: 21 de Marzo de 2005”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.