Al pie de la letra

 En El Jueves han estado haciendo cambios, ¡y eso siempre es polémico! Uno pensaría que hacer cambios significa tratar de mejorar pero entonces recuerda la programación televisiva. Pues algo por el estilo ha debido de pensar el consejo de redacción de El Jueves-el izquierdo, el derecho y el que cuelga en medio- para remozar su revista.

Lo primero que han tenido en cuenta es los nuevos tiempos, internete lleva ya años por aquí pero parece que la gente aún lo usa. Vale, quizá no Geocities pero un poco más sí. Y como no pueden meter youtubes en la revista, que seguro lo han intentado, han decidido ir al paso siguiente: Meter gente que escriba. 

Vale, sí, ya antes había alguna persona escribiendo por ahí, y la sección de cartas y eso. Pero era POCO claramente. Que la gente les ha dicho que en inet se hace mucha valoración de la YorkDawn y luego ellos ven a tipos así como cincuentones que dicen ser de izquierdas -lo que podemos llamar el público objetivo de la revista- que lo mismo se gastan los 15 €uros que cuesta la revista que se echan unas risas con la prosa ácida y los chistes revolucionarios de los mongos de Mongolia. Ese es el espíritu a seguir, ese el objetivo a conquistar y, oye, lo mismo se puede disimular y apelar a Hermano Lobo o ¡Por favor!. Total, los de ahora las han leído casi menos que los de entonces y lo peor que puede pasar es que a alguno de aquellos le llegue la copla y se mura de forma fulminante. El regreso a los años sesenta y setenta no es algo que ocurra solo en la televisión española, está claro.

Gracias a todo esto en la nueva configuración de la revista hay unas pocas secciones escritas que son como once o así y que ocupan entre una y tres páginas. Vale, puede que eso haya significado eliminar el contenido ese que era como de dibujitos pero, ¿de verdad alguien sigue comprando cómics en España? ¡Si quieren dibujitos que se vayan a por El Manglar, hombreporfavor! Aquí estamos por las risas, de ahí que el nivel sea similar al de los monólogos del Comedy Central español. Y, claro, una vez que has caído en eso te das cuenta de lo mucho más barato que te podría salir contratar a uno de esos tipos cuyo nombre lo mismo te suena de algo de haberlos leído en la tele o visto en la radio o algo así, seguro que tienen miles de fanes que cambian el rumbo de las ventas. Además del ahorro que supone. El ahorro en tinta de colores es tremendo para la revista y el ahorro para el futuro de los autores que aún siguen publicando con ello también debe ser digno de verse.

¿Significa esto que debemos cerrar los ojos ante los cambios de la revista ignorando todo ese material de relleno que han traído para cubrir huecos desde 2005 e incluso antes? ¿Que da igual que ya no haya imágenes graciosas si al menos hay muchas, muchas, muchas palabras? ¿Que lo importante es más lo que están diciendo por mucho que sea lo que han dicho siempre -bien al tratar los mismos temas, bien al estar contando por escrito lo que las redes sociales permiten decir en el momento- y solo logren que una pequeña cantidad de gente pase del segundo párrafo? 

¡Nunca! Nada justificará jamás la falta de imágenes, los excesos de la escritura, el dejar de lado la ilustración en lo que se supone que es un medio que gira en torno al cómic, el suponer que por poner a señores medianamente conocidos como tuiteros, presentadores de televisión y gente que ha salido en esos sitios y ahora ya no pero eh, lo mismo, alguien se acuerda, puedes rellenar espacio y en realidad rellenar espacio para que el cliente compre es más importante que lo que pongas dentro que es algo que hemos aprendido todos de la ficción en este siglo. 

Así que ya sabes, lector, ahora podrás presumir de que con El Jueves lees más que en las actualizaciones de Facebook y los comentarios de noticias de los periódicos nacionales, ¡y con el mismo humor! Siéntete alegre por la mejora que en este país no es tan habitual. Siéntete alegre. Siéntete contento. Siéntete lleno de… de… de… ¡¡¡ORGULLO Y SATISFACCIÓN!

3 comentarios sobre “Al pie de la letra”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.