La coherencia editorial, ese mantra

 Cualquier firqui de pie lo sabe: lo más importante que una ediotrial de tebeos de superhéroes ha de hacer es mantener la coherencia. Nosotros, los compradores, sus clientes, somos una caterva fiel y organizada (no como los listillos que merced a la normalización han descubierto Marvel ahora, con las películas, y que presumen de friquerío sin haberse acercado nunca a un tebeo), y lo único que les pedimos a cambio es coherencia. Por eso es importante la continuidad, para que nuestros cientos de tebeos sean coherentes unos con otros y no contradigan en tre ellos, y por eso cuando una editorial quiere publicar tebeos que contradigan sus tebeos antiguos, la editorial ha de llevar a cabo un necesario retconeo que justifique y ampare dicho cambio en nombre de la coherencia. 

Tanto DC como Marvel son adalides de la coherencia. Por eso han cambiado su manera de trabajar. Si antes los diferentes guionistas trabajaban en su casa, o en el bullpen editorial, escribiendo las historias que a cada uno le parecían bien, ahora todos los guionistas y editores (o, al menos, los que cuentan) de cada editorial son citados durante unos días en un sitio apartado y recóndito para coordinar los eventos y los enfoques que todos los tebeos de la casa van a tener durante el siguiente año. 

Así que es fácil que al leer vuestros tebeos superheroicos, la palabra que más salta a vuestra cabeza es  "coherencia". "Coherencia". A mí me pasa. Me maravilla la coherencia con la que las editoriales tratan a sus personajes. Y como ejemplo, un Hulk.

Pensad en lo que sabéis de Hulk: que es un señor normal, y que se transforma en un monstruo. Un monstruo que cuanto más se cabrea más fuerte es. Un monstruo único en su especie. Bueno, único no. Hace muchos años Marvel intentó, equivocadamente, sacar copias del personaje para explotar su éxito. Hulka y Doc Samson son dos buenos ejemplos. Pero en la última década los personajes clónicos de Hulk se ha prodigado por doquier, especialmente entre los antaño personajes secundarios de la propia serie del goliat esmeralda: Skaar, el Hulk Rojo, la Abominación, A-Bomb, la Hulka roja… Un montón de personajes húlkicos cada vez numeroso e incontrolable. Había que poner orden, y ahí es donde entra el nuevo guionista de la colección, Gerry Duggan, que llega con la orden expresa de eliminar a todos esos hulks secundarios y redundantes (con la excepción de Hulka, quizás). Y el guionista cumple sobradamente. 

 

kluh1.jpg

Y mientras Gerry Duggan limpia el universo Marvel de Hulks innecesarios, Rick Remender, guionista hot que lleva un tiempo encargándose de colecciones como Uncanny Avengers y el Capitán América, se ha ganado con el toque rompedor que ha imprimido a dichas colecciones el dirigir el mega evento anual de la editorial: Axis. Un evento en el que, como viene siendo habitual, de una manera u otra están implicados todos los personajes de la editorial, incluido Hulk. ¿Y que hace Remender? Pues lo que cualquier guionista de Marvel haría con Hulk: crear un nuevo personaje hulquero.

 

kluh4.jpg

Os presento, mis buenos amigos, a Kluh. Kluh es un gran personaje, pues Remender coge el concepto de "cuanto más se cabrea Hulk, más fuerte es" y lo transforma en "cuanto más se cabrea Hulk, más fuerte es porque se transforma en un tipo más tocho llamado Kluh". Como dicen el propio tebeo, Kluh es el Hulk de Hulk. 

Que aparezca un nuevo hulk puede paracer contradictorio con la labor de Duggan en la cole esmeralda, pero no es así: este nuevo Kluh es totalmente imprescindible. Primero, porque Remender NECESITA un hulk destructivo para que su historia siga adelante. Bueno, su historia no, porque la parte de la historia de Axis en la que Kluh está implicado será una pelea con el nuevo Nova, pero bueno… Kluh es necesario porque si no existeria, Nova no tendría ninguna razón para poner en su cole el sellito de "este número está relacionado con Axis", y eso es malo. Además, Kluh es imprescindible porque a diferencia del Hulk normal, Kluh es MOLÓN. Es negro, lleva cresta y aporta un diseño lleno de rayitas rojas que brillan y brillan sin motivo aparente. Y ese tipo de cosas es imprescindible en un tebeo moderno, como bien saben los mutantes.

 

kluh2.jpg  kluh3.jpg  

Así que Duggan puede estar tranquilo: mientras él se va cargando Hulks innecesarios, la editorial va creándole otros al mismo tiempo. De esta manera, Duggan tiene material para seguir con sus historias sin preocuparse de quedarse sin personajes a los que deshulkizar. Una muestra envidiable de coherencia editorial por parte de Marvel. Por favor, entonad conmigo un sonoro y redundante…

 

¡AVIV LEVRAM!
¡AVIV HULK! ¡AVIV KLUH!

 

7 comentarios sobre “La coherencia editorial, ese mantra”

  1. Creo que está diciendo que finalmente Marvel está haciendo concesiones a ADLO!; sin embargo, hasta que ROB! no regrese para salvarles de la mediocridad de nuevo, mejor no fiarse.

  2. Solo por el Aviv! final el post justifica su existencia.
    Por otro lado es el ciclo de la vida, Kluhs naceran, Hulks moriran, etc. Tiene que ser asi para que todo siga girando.
    P.D: El culo de la bruja escarlata bien vale como celebración retardada del Big Culo Day

  3. A ver, no es por llevaros la contraria pero por una vez, esto tiene una explicación muy sencilla.
    Todo sale del hechizo (fallido) que hicieron la Bruja Escarlata y el Doctor Muerte en AXIS.
    Así que sí… ¡Lo hizo un mago!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.