Je Suis Aquel


 

Una situación excepcional que ha conmocionado al mundo de la viñeta y ataca a cuestiones tan básicas como el respeto a la vida o a la libertad de expresión es evidente que merece la más grande de las repulsas, cosa que todos excepto los tres locos que han perpetrado los asesinatos corroboran.

Con todo el Cristo que se ha cocinado con el atentado hay también espacio para la reflexión, y tranquiliza concluir que vivimos en un país en el que se está haciendo todo lo posible para que un suceso como el que acaba de pasar no se repita aquí.

Para empezar, como bien recuerdan en El Ventano, el artículo 525.1 de nuestro Código Penal nos protege contra las aviesas intenciones de los artistas con pretensiones de inmiscuirse en las creencias de los demás:

"Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos religiosos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesen o practican".

1420632020_829679_1420634490_album_normal.jpg
Esta gente aquí no sería blanco fácil de individuos ofendidos pues, por su propia protección, tendrían restringida la libertad de movimientos y estarían fuertemente protegidos bajo escolta carcelaria.

Tampoco tengo claro si en el caso de que llegase a pasar aquí algo parecido, un video como el del ataque a un oficial de policia podría tipificarse como filmación de una actuación policial ni si su difusión sería punible. Como digo, no lo tengo claro. Esa es la situación, no tengo claro hasta donde llegan mis derechos, algo que da que pensar.

Hasta dudo de si en el caso improbable de que me enterase al momento de la noticia sería legítimo enlazarla de algún medio o podría caerme alguna multa de forma de tasa compensatoria.
 

B6yNGX6CEAEtzHk.jpg large.jpg
Así que con la tranquilidad de encontrarme muy protegido, tal vez hasta demasiado, de situaciones similares, abordemos el cogollo del asunto, que es el derecho a la libertad de expresión. Derecho obvio sobre el papel, evidente desde un plano teórico pero a la vez difícil de definir por todas esas frases tan recordadas de "tus derechos terminan donde comienzan los de los demás" o "es que una cosa es libertad y otra libertinaje" ¿Tenemos todos claro hasta dónde llega el derecho a la libertad de expresión?

¿Lo tiene claro, por ejemplo, nuestra Monarquía?

1184937587_2.jpg
 

¿Nuestras Instituciones y Cuerpos de Seguridad?

Bota-SeguridadCiudadana-Muriel-web.jpg

¿Nuestros empresarios?

jueves_rey.jpg

vigalondo1.png 

¿Nosotros mismos, en general?

facudiaz.jpg
feliz2015.jpg

elpais-antisemita2.jpg

 

 
"No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo", esto se atribuye a Voltaire Evelyn Beatrice Hall, francés británica nacidoa en 1694 1868 y fallecidoa por causas naturales en 1778 1939. Willy Toledo nació en 1970, por lo que es bastante seguro que nunca se encontraron.
Lo dicho, una situación excepcional que hace que muchos nos cabreemos y que pensemos demasiado. Disculpas por ambas cosas. La vida sigue y en breve retomaremos la programación habitual.

JE SUIS CHARLIE

charliebravo.jpg

7 comentarios en “Je Suis Aquel”

  1. El cómic secuestrado en los 90 fue “Hitler=SS” de Gourio y Vuillemin, un tebeo que hacía mofa de los revisionistas del holocausto de una manera muy, muy salvaje.

  2. Estoy dudando de la versión oficial, considero la posibilidad de que se pueda tratar de bandera falsa. En cualquier caso, los pobres están muertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.