4 comentarios sobre “Aparte señora, que llevo un tanque”

  1. Encantado de atropellar.
    Pero tranquilos, el perrito no muere. Todos sabemos que pasa por encima.
    Otra cosa es que el conductor sea tan joputi que pase por encima con las cadenas.
    Pero claro, pensaría que el chcucho podía tener ébola y no quería que se propagara.
    Hasta para ser perro hay que tener suerte donde se nace…
    Ran Tan Pam!

  2. Oh vamos vamos, que no es como si los USA hubieran perdido todas y cada una de las guerras en que se han metido en solitar… Hmmm… a ver si el problema es que TODOS sus tanques están encantados…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.