No disparen al colorista

La Telaraña de Spiderman.

La Telaraña de Spiderman no es sólo el título de la colección más sosa del trepamuros (129 números publicados entre 1985 y 1995 y soy incapaz de recordar una sola saga o autor destacable de su recorrido). Y es también un tema bastante recurrente en esto de la blogosfera cuando hay que hacer alguna chanza, un chascarrillo sobre algo sacado de contexto. La versión inicial en forma de, como su nombre indica, telaraña no daba demasiado juego, pero llegaron (cómo no) los noventa y de McFarlane hasta ahora la textura del fluido arácnido ha ido variando, haciéndose más espeso y grumoso, para regocijo de los posteadores con la mente sucia. El cachondeo llegó a su apogeo con las películas del personaje y la decisión de que en los filmes ese fluido blancuzco y pegajoso fuera segregado por el propio Peter. Por todo el mundo, y en España no fuimos ajenos, corrieron (con perdón) las parodias, como aquel Sperman que fue portada en uno de los Haciendo Amigos de Guillem March.
 

En la vida diaria, pues lo dicho, un recurso socorrido cuando hay que descontextualizar algo, pues puedes utilizar la imagen del chorrazo con efectos como Chochoa, o los alegres pandilleros adolescentes con su alegría vital, o…casi, casi, tan usado como el ataque de Batman por la espalda.

Pero el chiste alcanza una nueva metadimensión cuando nos trasladamos al Universo Ultimate, a los primeros episodios de Ultimate Spiderman. Volvemos al Peter Parker del instituto, a los lanzatelarañas mecánicos, a Mark Bagley dando una textura untuosa y nudosa al líquido verde…esperad …¿¿verde??
 

Ni por favor ni nada, eso no funciona ¿Desde cuándo es verde?

Eso mismo me pregunto yo también ¿Quién ha coloreado eso así?

Ah, bueno, siendo así tiene sentido que lo haya puesto verde, posiblemente.

Lo del apellido del argumentista es un bonus en los créditos, algo que solía suceder en fórum si el autor no tenía todavía un nombre hecho.

(y un doble No-Premio para el que se acordara de este crossover del año)

 

Aunque también pasaba alguna que otra vez con artistas consolidados.

Y entonces, como ahora, se justificaba como una mala pasada del corrector ortográfico. Como le pasó la semana pasada a este que más tarde juró que quería escribir "Stalin" pero el normalizador de texto tenía sus propias ideas.

Como dijo Isaac en la Lista de Correo de Adlo!, tiene bastante sentido cuando caes en la cuenta de que a Jack Kirby le apodaban El Rey.

Sobre lo que respondió otro colistero en la misma Red Social todavía estamos debatiendo nuestra opinión al respecto.

La opción que tiene más posibilidades es comenzar a llamarle GonderComanFan.

(y sí, otro texto en el que terminamos hablando de la Lista de Correo y de los adláteres que la componen. Vamos a ser un poco ombliguistas estos días. Adlo! is living a celebration!)

2 comentarios en «No disparen al colorista»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.