De madrugada

Mientras dormís, los adláteres permanecen despiertos. ¿No os inquieta? ¿No os gustaría saber dónde están? ¿Y qué tipo de actividades llevan a cabo a estas horas intempestivas? ¿Y qué tipo de música escuchan mientras tanto?

Publicado por

EmeA

En 1972 fui acusado de un delito que no había cometido y desde entonces sobrevivo como soldado de fortuna

5 comentarios en “De madrugada”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.