De madrugada

Mientras dormís, los adláteres permanecen despiertos. ¿No os inquieta? ¿No os gustaría saber dónde están? ¿Y qué tipo de actividades llevan a cabo a estas horas intempestivas? ¿Y qué tipo de música escuchan mientras tanto?

Publicado por

EmeA

En 1972 fui acusado de un delito que no había cometido y desde entonces sobrevivo como soldado de fortuna

5 comentarios en “De madrugada”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.