La diferencia en 0’45

Hay tebeos especiales, especialísimos. Puntos de inflexión en la historia de las grandes compañías comiqueras que, después de tanto tiempo en el limbo empresarial, hoy en día son por fin consideradas grandes emporios del entretenimiento a nivel mundial. Pero a veces esos tebeos son acompañados de una edición depauperante e inmerecedora de la magna obra que contiene.

No es el caso de Panini, afortunadamente. Ellos saben que si publican un crossover importante han de dejarse la piel en la edición española, con el objetivo de hacerla todo lo interesante que puedan. Y sí, estoy hablando de ese crossover absolutamente GENIAL! llamado Vengadores contra X-men en el que los X-men arreglan el mundo y los Vengadores les combaten en una hostigadora táctica de guerrillas porque seguro que hay gato encerrado.

Pero dejemos atrás el argumento y centrémonos en la edición, que es lo que hoy vamos a loar hasta la extenuación. Y es que es difícil hallar un tebeo que valga lo que cuesta y eso, en el caso del VvsX nº 5 (que contiene el AvsX #9 y 10 USA), son 3’70€. Cuarenta y cinco céntimos más que el resto de tebeos dobles de Panini, lo que supone aproximadamente un 14% de aumento sobre el precio de un número que contenga dos episodios americanos. Y ese 14% no es una subida arbritaria buscando sólo una rentabilidad mayor del cómic, no. Es el justo pago por unos complementos imprescindibles para el pleno disfrute del contenido tebeístico propiamente dicho que desglosamos para vuestro deleite; a saber:

1. Una página con el típico rooster de los implicados en el crossover y el estado de cada grupo al iniciar el primer de los dos número americanos publicados, imprescindible para recordar en qué punto nos habíamos quedado el mes anterior.
 

AvX001.jpg

2. Otra página con el típico rooster de los implicados en el crossover y el estado de cada grupos al acabar el número 9 americano y antes de empezar el número 10, imprescindible para que recuerdes cómo han quedado las cosas en las primeras 22 páginas que acabas de leerte. Imprescindible, en serio.
 

AvX002.jpg

3. Las portadas de los tebeos americanos originales, incluida la que calca el diseño de la portada de la edición española. Porque sería una guarrada que los lectores de alguna de las dos ediciones españolas del tebeo se pierderan el incuestionable ARTE que Jim Cheung vuelca en todas y cada una de dichas portadas. Algo a lo que Panini nos tiene gratamente acostumbrados gracias a la existencia de las ediciones especiales, que todos sabemos que lo hacen por nosotros los fans y no para no romper el contrato de exclusividad que firmaron en su día con cierta distribuidora.

4. 3 páginas de publicidad de otros productos de la compañía.

5. Una página con habitual checklist mensual de los tebeos de Panini (¡hazte con todos, entrenador marvelita!) y otra con el checklist propio del crossover. Un lego en la materia se sentiría tentado de incluir estas dos páginas en el apartado anterior, pero los lectores avezados sabemos que estos checklists no son propaganda, sino una herramiente indispensable para organizar nuestras compras, lecturas y estanterías.

6. 10 paginitas 10 con portadas alternativas de la edición americana. Habéis oído bien: DIEZ páginas que en cualquier otro cómic sería un relleno hinchaprecios vergonzoso, pero que en el caso de este tebeo constituyen una pieza recopilatoria de arte en estado puro. Ríete tú de ARCO, el lugar donde las esculturas van a morir. Porque ¿qué lector en su sano juicio podría preferir un tebeo a precio normal a la posibilidad de disfrutar de semejantes mustras de talento? Si Panini hasta incluso repite cuatro de esas portadas, cuatro, en color y en blanco y negro, para que podamos apreciar en todo su esplendor el maravilloso trabajo del colorista y/o el rotulista…

 

AvX005.jpg
Salvador Larroca pensó: "La próxima vez le va a dibujar las alas al Ángel su puta madre"
El rotulista pensó: "Hala, ya me toca taparle las alas, que éste no se ha enterado que hace seis meses que las vuelve a tener de plumas, no metálicas"
El editor pensó: "¿Por qué el Ángel tiene paquete y Daredevil no? ¿Por qué se han puesto a bailar en medio de una guerra? Baaaah, yo la publico y yastá".

Y es que deleitarnos con estas obras maestras es un placer por el que pagar 45 céntimos es poco. ¿Mi preferida? La obnubilante portada de Humberto Ramos…
 

AvX006.jpg

…que me permite disfrutar del heroísmo de mis personajes preferidos. Porque, ¿qué, sino el heroísmo en estado más puro, podría hacer que una Spiderwoman indudablemente aquejada de un caso agudísimo de anorexia nerviosa siga en la lucha? ¿Qué, sino un espíritu combativo inefablemente quijotesco, podría hacer que Gambito siga luchando tras haber recibido un trasplante de pierna derecha, claramente donada por un macho cabrío? ¿O es dicha pierna quizás una sutil referencia a las voraces necesidades sexuales quasifauniles del bueno de Remy Lebeau? Aaaah, cuan maravillado estoy ante los auténticos genios como Ramos y su capacidad para hablar de varios temas al mismo tiempo.

Muestras de talento artístico acaparador, de genio en su estado menos disuelto por la mediocridad, que no podríamos disfrutar si no fuera por esos 45 céntimos de más que Panini nos cobra a cada lector, tebeo a tebeo, tienda a tienda. Por ello, desde nuestra organización queremos animaros a que deis las gracias a Panini por el indeleble esfuerzo que hacen para todos y cada uno de sus clientes, que, como sabemos, somos más guapos que el resto. Entonad conmigo un fuerte y vibrante…

¡¡¡SAICARG, ININAP!!!

4 comentarios en «La diferencia en 0’45»

  1. «Ramos es mexicano, allí se estila la lucha libre y la TNA viaja de cuando en cuando allá ¿coincidencia?»
    Sip, lo único malo es que nunca ha venido Angelina Love por acá, qué lástima.

  2. Me corrijo: Sí ha venido Angelina Love a México, pero fue hace un par de años, y sólo por una noche.
    Lo suficiente para inspirar a RAMOS! para realizar esta GENIAL! joyita. Deberían ver sus Wolverines sin cuello…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.