Rompiendo las Olas

 Tras su reciente paso por la Berlinale llega a nosotros el último éxito de la fatoria Disney, Rompe Ralph (Rich Moore, 2012), una convencional…

(tosecill)

Ehm… ¿si?

No es por nada pero… ¿este no se suponía que era un blog sobre tebeos?

Eso pone en la cabecera, ciudadano.

Pero planea usted diseccionar una película como si de La Página Definitiva se tratara.

No se confunda, caballero, se trata de una película DISNEY, la propietaria de la MARVEL, lo que convierte a cualquiera de sus producciones una obra relacionada con el noveno arte (y a cada uno de sus personajes en una creación de Stan Lee).

Y además sale Zangief, protagonista de más de un exitoso comic.

Ah, si, las adaptaciones de Street Fighter de Udon

No, hombredediso, no, me refiero a Historias de Mumbleville. ¿Satisfecho?

No, ¿ha dicho ya que todo lo que sigue es una sarta de SPOILERS grandes como una caravana de elefantes?

Ya no hace falta. ¿Se le ofrece algo más?

No de momento.

Bueno, como decía, Rompe Ralph es una convencional historia de crisis y superación personal sobre el rico trasfondo del mundo ficticio de los videojuegos. Más de uno podría ver en ella poco más que una mecánica repetición de las pautas argumentales de la saga Toy Story generosamente regadas con variados deus ex machina y los reglamentarios condicionantes aleatorios que están ahí solo para hacer avanzar la trama (¿por qué hace falta una moneda para correr la carrera clasificatoria en Sugar Rush? pues para que Vanellope le robe la medalla a Ralph, ¿por qué arcano motivo Vanellope recuperará la memoria si cruza la línea de meta? pues porque no nos cabía la subtrama del partido de baloncesto del que dependía la venta de los terrenos de la triub).

¡A ESO DIGO NO!

Pobres necios. Cegados por años de opresión gafapastista no habeis sido capaces de ver que estamos ante una película evento. Una obra que, cual Ciudadano Kane, incomprendida en estos los tiempos de su estreno renacerá como ave fénix y será revindicada por generación tras generación de futuros días como un inequívoco testimonio de su época. Un testamento sociopolítico a la altura de El Acorazado Potemkin, Las Uvas de la Ira o Aquí Viene Condemor.

Afortunadamente para vosotros aquí está la Novelti Librari para corregir vuestra miopía cinematográfica y haceros entender el opus magnus que es Rompe Ralph.

Todo comienza con un videojuego, Felix Fixit Jr.

ROMP01.jpg  

Apenas ha comenzado la cinta y ya ha trazado un tan implacable como acerado retrato de los estratos de la sociedad actual. El motor de la economía es una masa proletaria inculta y sin preparación cuya carencia de personalidades individuales deviene en conglomeración en una única identidad colectiva: Ralph.

Su fuerza laboral son los destrozos que provoca en la idílica comunidad de Niceland. Constituye el recurso primordial que sustenta la microeconomía del universo local del juego que es explotado por una clase media-alta de trabajadores especializados / intelectuales personificada en Felix Fixit.

ROMP02.jpg  

incidentalmente, Felix representa a una nueva generación y ha podido llegar tan lejos gracias a los estudios que con mucho esfuerzo le pudieron pagar sus padres, Fred y Fiona.

ROMP03.jpg

Dos humldes proletarios que trabajaban en Night Shift.

ROMP04.jpg  

(¿veis ahora cómo cuando compro Lucasarts Disney lo tenía TODO controlado?)

Pero Felix en realidad no es más que un lacayo de la burguesía que habita el edificio y cuya riqueza consiste en la propiedad del mismo. Un grupo de parásitos improductivos que vive de la fuerza laboral de sus dos estamentos inferiores y que, ni que decir tiene, desprecian profundamente a Ralph. Sobre su marcado caracter fascista no se nos deja ninguna duda.

ROMP05.jpg  

Mientras ellos festejan las comodidades de las que gozan, en compañía de su fiel Felix, Ralph duerme en un vertedero. Literalmente. Es el sacrosanto Orden de las Cosas.

Pero llega un día en que, como pasa de vez en cuando en el mundo no digital, al proletariado se le hinchan las pelotas y reclama sus derechos no ya laborales sino humanos. Y ante la previsible respuesta negativa de la burguesía dirigente sólo le queda una salida.

Renunciar a su puesto de trabajo.

El mundillo de máquinas recreativas interconectadas mediante la red eléctrica aparenta representar el modelo de mercado libre propuesto por John Adams en el que las condiciones laborales se autoregulan mediante una fórmula de oferta y demanda pues cualquier obrero puede buscar un empleo alternativo que le satisfaga.

Pero en realidad no.

ROMP06.jpg  

Pues Ralph fracasa estrepitosamente en su nuevo cometido laboral llevando el caos y la crisis a los otros dos videojuegos que visita y comenzando una reacción en cadena que hace tambalearse la economía global formada por la red de recreativas.

Y es que contribuye a "contagiar" a otra máquina, el Sugar Rush, con un "virus" inequívocamente comunista.

ROMP07.jpg  

Una "plaga" de insectos sin mente propia (paradigmática caricatura de las famosas hordas rojas) que "se convierte en aquello que consume" (es decir, pueden infiltrarse en cualquier sociedad estable y bienpensante) y procede a reproducirse sembrando huevos que acabarán destruyendo el juego (desencadenando una revolución).

Todavía desconocedor de tal hecho, Ralph procede a ayudar a Vanellope, una sin techo del mundo de Sugar Rush, a ganar mediante una carrera el mismo reconocimiento so
cial que él buscaba en su juego natal.

ROMP09.jpg  

Sin embargo el volver a casa se encuentra con una economía devastada por su irresponsable abandono. Sin su fuerza laboral Felix Fixit Jr ha quebrado y sus habitantes han tenido que emigrar. Es lo que tiene el derecho a hulega desregulado.

ROMP08.jpg  

Ralph debe afrontar las inapelables consecuencias de sus acciones nuevamente cuando en Sugar Rush estalla la revolución.

ROMP11.jpg

Afortunadamente, nos cuenta Rompe Ralph, todo puede enderezarse. Las masas revolucionarias son sometidas gracias a la intervención de un estamento militar extranjero liderado por Calhoun (con la inestimable colaboración de un doblegado Ralph y un entusiasta Felix).

ROMP16.jpg  

Es entonces cuando se revela que el aparente orden constitucional de Sugar Rush no es tal puesto que su jefatura de estado ha sido usurpada por Turbo, un antíguo revolucionario, bajo el disfraz de legítimo monarca.

ROMP12.jpg  

Quien, no por casualidad, repentinamente se erige en abeja reina de los insectos comunistas que están arrasando el reino.

Finalmente la ley y el orden se acaban imponiendo. Turbo y sus revolucionarios son exterminados y Vanellope la sin techo es sorpresivamente revelada como la auténtica heredera a trono de Sugar Rush.

ROMP13.jpg  

Pero elige hacer un lavado de cara a la monarquía autodenominándose "presidenta" en lugar de reina a pesar de que nadie la haya elegido y su cargo sea a perpetuidad y reestableciendo el orden social que más le conviene. Con ella en la cúspide del poder político y ganadora de todas las carreras en las que participe gracias al superpoder de teleportación que nadie más tiene, apoyada en una burguesía de corredoras y una masa proletaria de chuches de mente simple fáciles de contentar con el espectáculo.

ROMP14.jpg  

Y una policía represora rápidamente reconvertida en democráticos defensores de la ley.

Ralph, escarmentado de sus indebidas veleidades izquierdistas, vuelve a su juego y al lugar del que nunca debió salir. El mundo de Felix Fixit Jr vuelve a ser rico y próspero una vez la estructura productiva es reestabelcida. La crisis externa permite mantener a la burguesía seguir imponiendo las mismas condiciones laborales e incluso importar mano de obra barata inmigrante en un estado de laissez faire claramente neoliberal.

Felix y Calhoun se casan por la iglesia, como Dios manda, formando un inquebrantable complejo militar industrial futura fuente de enriquecimiento a costa de convenientes amenazas insectoides.

Todos son felices.

Incluido Ralph, pues a cambio de doblegarse ante los poderes fácticos es recompensado y ahora, en lugar de en un vertedero…

ROMP15.jpg  

…duerme en una miserable casucha construida sobre el vertedero.

Así es Rompe Ralph. Ni Costa Gravras ni Roman Polanski han logrado retratar de manera tan acertada los entresijos de la presente crisis mundial y la manera en que terminará, con todo volivendo a ser Como Tiene Que Ser.

ROMP17.jpg  

"He aquí al proletario
Es este ignorante.
Es este borrego"

Frederick Nietzche, "Así no habló Zarathustra ni de coña"

¿Qué? ¿Le ha gustado?

(sigh) Era mejor cuando hacían posts de política…


12 comentarios en «Rompiendo las Olas»

  1. «planea usted diseccionar una película como si de La Página Definitiva se tratara.»
    Sí, pero desde una perspectiva socialdemócrata. Es decir, BIEN. Y se trata de una película filojudía, además.

  2. ¿Entonces era una película? Pensé que esa mezcla de Halo, Mario Bros y la Chilindrina era una pesadilla borrosa que ví en el autobús.

  3. Paso de películas gafapastas. El cine sesudo me da sueño. Prefiero invertir mi dinero en una comedia simplona de las de toda la vida como «La parte de los angeles», y reirme a gusto con mi cubo de palomitas mientras un señor cuarentón con pinta de madurito interesante, calzando unas camper y vistiendo de sport con una americana de Adolfo Domingez, hace gestos de desaprovación a mi lado mientras agita una copia ajada de poemas de Bukowski, y no sé porque se molesta tanto ya que no se entiende una mierda de perro lo que dicen los ninis de la peli porque hablan en un inglés muy raro que book se pronuncia «bok» y esas cosas y además ni siquiera alcanzo a ver los subtítulos en la porquería de sala de los cines Renoir que son cuchitriles para ratas y mi novia se va a cagar la semana que viene que la voy a llevar a ver el Hobbit a Kinépolis en 48fps.

  4. Malditos! ahora no podre disfrutar la pelicula, porque no ponen Spoilers más grande y en negrilla, y con lo interesante que parecia la trama de una guerra comunista, pseudo matrix, con tantos heroes marvel o disney que ahora es lo mismo. Ahora estoy obligado a ver Django Desencadenado, como dije malditos!

  5. ¿por qué no habláis de la escena en la que la Sargento Calhoun infla de ostias a Felix Fixit para que la divertilianas puedan reirse? Y meted chistes sobre violencia de genero inversa. A que no hay huevos…

  6. ¿Qué literatura os habéis fumado antes de hacer la crítica de esta película? En serio. Pasadme el título de esa novela, que yo también quiero usar sus páginas para hacerme canutos sociopolíticos.

  7. Anonymous, las más que evidentes parafilias sadomasoquistas de Felix quedaban fuera del ámbito socioeconómico en que se enmarca el presente análisis de la cinta (al igual que su inconfesable y oculta relación homoerótica con Ralph).

  8. La mejor sera la secuela, donde sabremos quien es el verdadero padre de Fixit Felix, alguien acostumbrado a saltar entre edificios, y con un martillo en la mano… y champis en la otra.

  9. La mejor sera la secuela, donde sabremos quien es el verdadero padre de Fixit Felix, alguien acostumbrado a saltar entre edificios, y con un martillo en la mano… y champis en la otra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.