Del papel, el PVC y otros extraños elementos

 En el mundillo del cómic siempre se produce la dolorosa dicotomía entre VENDER y CREAR. Son muchos los que sospechan que los tebeos mainstream americanos son sólo una excusa para que una compañía, como por ejemplo DC (en la que nos centraremos hoy, sin ningún motivos especial para ello), división de una megamultinacional del espectáculo, saque dólares y dólares de los bosillos de los ciudadanos desvalidos. Pero nosotros en ADLO! sabemos que esto no es así. Que el peso de lo comercial es sólo un efecto colateral de la semilla creativa que sale con fuerza mes a mes de nuestros creadores preferidos. Y es por esto que al ver iniciativas como esta…

 

 
amecomi001.jpg  

… mientras que otros tienen pensamientos como "figuritas de superheroínas DC en estilo manga, con supertetas incluidas", "¿no había otra manera más sutil de sacarle los cuartos al comprador masculino de tebeos?", "¿por qué Catwoman va de cuero rojo?", "¿qué guarda Hawkgirl en esa especie de hombreras sobredimensionadas que lleva en sus botas?", "¿por qué me suena rara la frase Arisia: available now?" o "¿no había otro villano al que ponerle tetas más que a Brainiac?", nosotros vemos un claro llamamiento para que hagamos una reflexión a cómo el mundo del cómic, en todos los países del mundo, gestiona la imagen de la mujer trabajadora. Un llamamiento cargado de creatividad, tan cargado de creatividad que las figuritas no son suficientes como para contener semejante torrente de inspiración y genio, no: el impulso artístico es tan incontenible, el ansia creadora tan irrefrenable…

 

amecomi002.jpg  

…que hay que sacar tebeos basados en estas figurinas. Y anunciarlos a tutiplén en sus propios tebeos (aunque sea seis meses después de emprezar a sacarlos en el Previews y sea demasiado tarde para pedirlos, salvo vía app)  para que todo el mundo se entere de en DC se hacen las cosas por el arte, no por el dinero.

Y así es como funciona el mainstream americano: dando rienda suelta a la creatividad, permitiéndonos a los lectores sumergirnos en su tormentoso maelstrom de pura esencia artística y comulgar con el acto de inspiración y génesis que supone su trabajo. Y por todo ello les estamos eternamente agradecidos. En serio.
 

5 comentarios en «Del papel, el PVC y otros extraños elementos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.