The New40 (18)

es.jpg
(por Bac Hylon)

¡Ay, progressiveros! ¡Cómo se os ve el plumero! No contentos con la merecida paliza intelectual que el colectivo conocido como ADLO! os propinó justamente por vuestro pueril e injustificable ataque a la obra de ROB!, resumido en 40 rebuscadas imágenes, volvéis a la carga, llenos de odio y resentimiento, rebuscando en la basura (¡perdón! Quise decir en el Hall of Fame) de ROB! para obtener un inestable apoyo en vuestra infame cruzada contra él.

¡Ay, pobres de vosotros! ¡Cómo se nota vuestra desesperación, cuando no tenéis mejor ejemplo que éste donde descargar vuestro veneno! No sólo resulta insultantemente fácil desmontar este fútil ataque, es preciso cortar de raíz este tipo de comportamientos, para evitar que pobres lectores, ajenos a estas ínfulas de prepotencia que os atribuís, se hagan una idea equivocada acerca del mundo del cómic y de los grandes artistas que en él podemos encontrarnos.

Porque, para empezar, ¿de qué acusan estos energúmenos de Progressive Boink a esta portada de ROB!? De ser “noventera”. Vamos listos. Una portada que, como se indica en el mismo letrerito de la firma (que tampoco se olvidan de vilipendiar, ya puestos a criticar), es un sentido y logrado homenaje a un dibujo de, nada más y nada menos, Steve Ditko. Esta splash-page, sin ir más lejos, que para más inri, data de 1963.

as.jpg

De manera que, más allá de atacar a ROB!, estos pobres infelices están denostando el trabajo de uno de los pilares del cómic-book americano, tal y como lo conocemos. Pero de eso no dicen nada. Claro, recopilar los “40 Peores dibujos de Steve Ditko” sería políticamente incorrecto, sería jugar con fuego y con la incontrolable ira de hordas de fans, con décadas a sus espaldas. Es más fácil y más cobarde reírse de un autor en clara desventaja (pero sólo porque ÉL lo quiere así, ojo) como ROB!. Ya, claro. ¿Y qué más?

En lugar de admirar la prudencia y humildad de ROB!, a la hora de adaptar y escenificar tan espectacular escena aérea, se dedican a despotricar de elementos de la escena que no tienen absolutamente nada que ver con su talento. Como el hecho del uso indiscriminado de cartelitos publicitarios, tan en boga en la Marvel de los 90. ¿A cuento de qué se concibe que ROB! sea responsable de ello, máxime cuando lo único que consiguen dichos carteles es molestar y tapar parte del dibujo, de SU dibujo? No tiene sentido.

O el hecho de menospreciar (y en términos bastante ofensivos) a un personaje como Rusty Collins por el hecho de preferir ir a cara descubierta, usando su nombre real, en lugar del nombre en clave de Firefist. Creedme cuando os digo que yo haría lo mismo en su situación. Y sigue siendo algo en lo que ROB! ni pincha ni corta, cuando el personaje lo crearon entre Bob Layton y Jackson Guice. Pero, nuevamente, resulta más divertido y mezquino acusar a ROB!. Cuanto más os esforzáis en no reconocer la grandeza de nuestro querido autor, recurriendo a argumentos tan absurdos como los citados, más en evidencia quedáis. Sí, seguid así, que así os irá, progressiveros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.