En este mundillo cruel nada es verdad o mentira, tan solo es una cuestión del metacristal con que se mira

Tebeos sobre tebeos. Como si faltasen temas. Dónde iremos a parar.

A ver, que no hablamos de historietas biográficas o autobiográficas sobre artistas, que también hay y son válidas. Inviernos de dibujante, los problemas de Crumb con las culonas o ese que saca Astiberri de cuando en cuando, que como es japonés serán varios tomos, y eso que lo único que tiene que contar es que se pasó la vida dibujando. Todo eso vale. Son tebeos. Lo de las metahistorietas es distinto. Por poner un simil es como si ahora quisieran sacar un libro con el "cómo se hizo" de la película de El Gran Vázquez, con buen papel, fotos grandes de los decorados, el ambiente, entrevistas, alguna historieta de gente de ahora homenajeando a Bruguera, el inevitable texto de Guiral…y caes en la cuenta de que va a costarte el doble o más de lo que te costó tener la peli en propiedad. Sin historia, sin narrativa, completismo puro y duro en forma de golpe al bolsillo. En un mundo ideal, parte de ese material formaría parte de los extras habituales que acompañan a una nueva edición de la obra sin coste alguno, pero en la realidad sirven, malamente y de forma triste, para completar la jubilación de algún autor en horas bajas.

51tn6-XmiGL.jpg

Esto viene a cuento, evidentemente, de la salida a nuestro mercado de MetaMaus, la nueva obra de Art Spiegelman desde…pues desde Maus, seguramente. O sea, sí, ha tenido más obras, desde luego, pero ¿quién las recuerda? ¿sabrías decirme dos títulos? pues eso.

Porque lo de Maus tuvo gracia en su momento, los buenos eran ratoncitos y los malos gatos, jaja, y habían nazis y molaba, aunque fuera en blanco y negro, pero aplaudiéndolo se nos fue de las manos. El autor se lo creyó, le dieron el Pulitzer (siempre hay que dar este dato cuando se hable de Maus) y eso le sumió en esa suerte de depresión que trae el éxito temprano, la angustia de que has tocado tan pronto tu techo que todo lo próximo que hagas será necesariamente peor. Es comprensible por tanto que después de veinte años de terminada su obra, y sin nada concreto destacable, se decida a tirar del baul de los recuerdos y hacer pasar por caja a un lectorado que llega convencido por su obra anterior y sin apenas expectativas sobre el metaestudio en cuestión. A poco que esté completo y tenga un mínimo de sustancia, se le perdonará y hasta se le aplaudirá (¡pero no le deis otro Pulitzer!). Somos un público agradecido.

Aunque no es esta la única obra autorreferencial en nuestro mercado, y la siguiente es una que contradice eso del público agradecido.
 

watchmen1.jpg
La generación Logse ya se ha encargado de bajar a Watchmen del pedestal al que lo había puesto la gente enamorada de leer mucha letra junta; es un rollo, la historia no da para tanto, es un tomo demasiado grandote, y menos mal que salió la película para poder disfrutarla como realmente se merece. Y precisamente por la peli hubo ese resurgir de la obra que decidió a "su autor" a sacar el material escondido, los bocetos desechados y demás cosillas.

Con Watching the Watchmen, titulo cacofónico donde los haiga, se hace un favor a Dave Gibbons, a la razón dibujante de Watchmen pero ni de lejos su verdadero o único autor. Puede discutirse el papel de Gibbons en la obra, pero desde luego es innegable que poco más ha hecho después. Tras Watchmen dibujó con Frank Miller algunas miniseries de Give Me Liberty y viendo el efecto que el dibujante causó con los dos últimos escritores con los que trabajó (aunque otros discuten que en realidad fue debido a la maldición de spawn) nadie más se atrevió a darle guiones para dibujar. De manera que su mayor logro desde entonces fue hacer tramas potables para la serie secundaria de Green Lantern Corps. Todavía no ha asomado por los Nuevos52, pero todo se andará.

Y esto es lo que quería decir de las metahistorietas, obras ombliguitas a cargo de autores en el ocaso de sus carreras que quieren sablearnos una última vez apelando a la nostalgia de aquella obra que…¿ein? ¿Cómo dices, Eme A? ¿que entre un momento en la maldita GenComics? ¿pero para que debo hacerlo, si me informo divinamente de la actualidad comiquera en otros sitios en castellano, que me sé de memoria las alineaciones de los Marvel Now!, que se hoy lo que otros sabrán el año que viene, que….de acuerdo, clicaré pero sólo la puntita, y que conste que es porque me lo has pedi…

  fromhellcompanion1.jpg

2 comentarios en «En este mundillo cruel nada es verdad o mentira, tan solo es una cuestión del metacristal con que se mira»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.