La magdalena mecánica (a mecha muffin)

La nostalgia es puñetera, la memoria corta y el tiempo hace una suerte de efecto doppler según el cual los recuerdos de todo tiempo pasado se hacen extensísimos mientras que cuando nos acercamos a alguna fecha límite para entregar algo el rato pasa zumbado.

Sí, ya sé que esta semana como todos los años tocaría hablar de muertos, de monstruos o de manga, pero por más que he buscado no he encontrado que se haya licenciado todavía ninguna adaptación a la historieta de las Monster High, paciencia. Y, ey, que esto en realidad va de manga, lo que pasa es que en su día ni sabíamos que se llamaba así. Me estoy remontando a una época pre-Dragon Ball, en que al anime le decíamos dibujos animados.

Veréis, en mi tierna infancia ya había televisores, algunos de ellos incluso a color. Fue por aquel entonces cuando se emitió en nuestra piel de toro una serie que entonces nos pareció el colmo de la molonidad: Mazinger Z.




Muchos
algunos años después una incipiente Telecinco incluyó la serie en su programación, lo que dió la oportunidad de revisarla y efectivamente comprobar que la nostalgia es puñetera. Pero al menos ya teníamos noticias de la existencia de tebeos japoneses y sabíamos que TODAS las series de dibujos animados que llegaban habían nacido como historietas. Era cuestión de tiempo, por tanto, que tomazos y tomazos de Mazinger Z llegasen a nuestro país para calmar nuestras ansias de robots voladores y demás brutos mecánicos

Y pasó el tiempo.

Y un buen día cuando nadie ya lo esperaba, algo apareció.

mazinger.jpg
¡Z MAZINGER! ya sabéis, la manía de los japoneses de escribir los títulos en sentido oriental. Pero ahí estaba el mítico manga de Go Nagai, aquel en que el niño que fui se ponía cerca de la tele ("si te acercas tanto te tendrán que poner gafas") y disfrutaba durante decenas, docenas, cientos de capítulos. Miles, podría decir incluso. La memoria es así.

Pero siempre hay un pero, y más cuando se trata de fascículos. Y es que sí, Z Mazinger era un manga de Go Nagai, pero no EL manga de Go Nagai. Se trataba de un remake fechado en 1998 por él o su estudio para sacar una nueva tajada del ya añejo boom de su creación. Más o menos lo mismo, pero con algo distinto. Un remake molón en que el origen del robot justiciero estaba ligado al panteón de dioses griegos. Caballeros del Zodiaco mecánicos, por resumirlo en una frase. Molaba, pero no era mi Mazinger.

mazingerlk7.jpg

Menos mal que después de Z Mazinger RBA sacó esta vez sí Mazinger Z. O eso parecía.

mazzin.jpg
Pero resulta que este manga, pese a ser de los años setenta, tampoco era la serie original. Se trataba de la segunda versión que se sacó para provechar el tirón del dibujo animado. Contaba con guiones del creador Go Nagai y dibujos de Gosaku Ota. Nos habían colado Ultimate Mazinger. Con lo cual la serie original que tanto añorábamos seguía permaneciendo inédita en nuestro idioma.

Hasta este año, en el que se anunció a bombo y platillo de publicación de por fin el manga original sin trampa ni cartón por parte de Norma, incluyendo visita del maestro Nagai al Salón de Barcelona. Y era él, no Gosaku Ota, o por lo menos eso nos dijeron.

1336149231172.jpg
Todo bien hasta aquí, sólo hubo que esperar unas pocas décadas. Y en este punto de la historia es donde vuelve a jugárnosla la puñetera memoria, porque ¿cómo puedo recordar decenas, casi cientos o miles de sobremesas clavado frente al televisor viendo la serie…
packkkk.jpg

…y resulta que me han despachado el manga en tan sólo tres tomos???

El efecto doppler del tiempo, lo que decía.

Y aún así no puede negarse que Norma ha sabido hacer caja y ofrecernos ofertas irresistibles para que todos terminemos pillándolo, una estrategia editorial sin precedentes:

-Sacó el número 1 a un precio de 9.50

-Al tiempo que sacó el 2 también por 9.50 puso en el marcado un pack con esos dos primeros números por 18 euros, para dar la oportunidad a los que se despistaron poder pillarlo por un precio más económico, con el consiguiente cabreo de los que sí lo pillaron a tiempo en su día.

-Y con la aparición del número 3 también a 9.50 saca el pack de serie completa con cofre (forma editorial de decir finda de cartulina, recuerdo) por 27 euros, cabreando a los que tuvieran los dos anteriores tanto si los pillaron a tiempo como con retraso cogiendo dos.

El ahorro es mínimo, desde luego, pero es una cuestión de principios. Que da la sensación de que si este lo hubiera licenciado EDT, el año que viene lo teníamos saldado…en un pack con los números 1 y 3.

Y bueno, del manga original en si no hablo, ya que al final, la nostalgia es así, no se trataba de leerlo, bastaba con tenerlo.

Lo dicho, no me canso de decirlo, que la nostalgia es puñetera, tanto que ahora no sé si fiarme de lo que dice el traidor de Eme A en Gencomics sobre la nueva edición de otro clásico.


"la recuperación de Sueños para los nostálgicos que quieran rememorar aquellas experiencias de su juventud que tan buen recuerdo les dejaron."

3-3a41de3b74.jpg
Qué queréis que os diga, es que además ahora en tomo, estoy seguro que no sería capaz de, ejem, …manejarlo igual para rememorar aquellas experiencias. Me quedo con el recuerdo, por puñetero que sea 🙂

4 comentarios sobre “La magdalena mecánica (a mecha muffin)”

  1. Anda la cosa, resulta que algunos números de ese manga original legaron a estas tierras de manera errática y más bien extraña, por caminos no del todo precisos… Y me refiero tanto a Mazinger el original, como a Sueños…

  2. «La nostalgia es puñetera».
    Y costosa, además… Por aquí sacaron en dvd toda la serie original completa en un solo paquete, a $700.
    O como, o me pongo a ver los noventa y tantos capítulos, así que tuve que escoger lo primero.
    ¿El tutubo? Ni pensarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.