Es una Vida Maravillosa

«Usaremos sus vísceras para engrasar las cadenas de nuestros tanques»
Napoleon Bonaparte, Comentarios a la Guerra de las Galias

Desde tiempos inmemoriales uno de las maniobras básicas del Arte de la Guerra es el amago. Lograr crear una apertura en las defensas del enemigo previendo su reacción a un ataque por nuestra parte y desencadenarla fingiendo el inicio de tal ataque. Se basa en una de las más fundamentales premisas de la estrategia: poseer la máxima información posible sobre el contrincante y controlar la información que el contrincante posee sobre nosotros. Un amago puede ser tan rápido como el gesto de golpear por lo alto que hace un bozeador para que su contrincatnte desproteja su vientre o durar los mese que abarcaron las operaciones de contrainformación Fortaleza y Guardaespaldas previas al desembarco de Normandía.

O durar años.

Años duranta los cuales tu enemigo manda hordas de orcos a enfrentarse a tu vistoso y llamativo ejército de humanos, elfos y enanos mientras la más importante de tus unidades se mueve subrepticiamente hasta su posicionarse en el punto vulnerable que ha dejado desproyegido y apuñalarle en el corazón.

Joe lo sabe.

MAMAN01.jpg

Vaya si lo sabe.

Joe es astuto y, sobre todo, paciente. Frente a la frenética desesperación con la que DiDio carga contra sus oponentes y se venga de sus enemigos (no hay más que ver lo rápido que exterminó la JLA/JLE/JLI de Giffen-DeMateis, tan rápido que ha tenido que retconear el Universo DC entero para poder volver a hacerlo pero con más cuidado esta vez) Quesada se toma el tiempo necesario para desplazar cada pieza a lo largo del tablero. Como los grandes maestros de la estartegia, sabe que ese alfil que ahora parece inutil en la casilla de la esquina izquierda dentro de seis movimientos se convertirá en la clave para lograr un aplastante jaque mate.

El amago de Joe ha durado décadas.

Años durante los que sus peones, muchos de los cuales ni siquiera sabian que lo eran, han librado una estruendosa batalla cuyo único fin era distraer a sus oponentes de su verdadero objetivo.

Gaiman ha sido uno de ellos.

MAMAN02.jpg

Pocos temas han sido tan comentados en el mundillo como la larga y sangrienta batalla legal que ha librado contra McFarlane por los derechos de Miracleman. Tan apasionadamente ha peleado que cualquiera podría pensar que Neil pensaba sinceramente que tales derechos le correspondían.

Pero se equivocaría.

En medio de tan brutal conflicto la repentina adquisición por parte de la Marvel de los derechos del ahora renombrado Marvelman pilló a más de uno por sorpresa.

MAMAN03.jpg

Pero no debería haber sido así. Todo formaba parte del plan maestro de Joe.

Un plan que, llegados a este punto, a más de uno le parecería obvio.

Quiero decir, tenemos a un superhéroe de traje azul y rojo con logotipo amarillo en el pecho. Que, merced a aliena tecnología, permanece en una dimensión paralela hasta que su contrapartida en nuestro mundo le invoca. Que, para mas INRI, contiene en su mismo sobrenombre el nombre de la editorial de Joe. Es evidente que el premio que Quesada siempre codició fue la propiedad de Marvelman.

Sólo que no lo era.

Como tampoco lo era que con tal maniobra pretendiera congraciarse con Alan Moore, como se dijo en su momento (además sería más fácil lograr que Rajoy confesara que no tiene ni idea de cómo salir de la crisis que conseguir que el Barbas se congraciase con alguien).

Todo esto no ha sido más que una maniobra de distracción en la que el superheroe británico ha desempeñado el papel del Comandante William Martin, la falsa identitdad creada para el cadaver de un falso soldado aliado abandonado en Punta Umbría con información destinada a confundir a las defensas del Eje antes del desembarco en Sicilia durante la Operación Carne Picada.

El objetivo final era otro. Siempre fue otro.

Otro personaje de muy similares características pero dotado de mayor gracia y elegancia que cautivaron al pequeño de los Quesada tantos años atras.

Que tan a fuego se grabó en su psique que se convirtió en el origen de su vocación y en la fuerza que lo impulsó a trepar a la más alta posición de poder en una editorial simplemente porque compartían nombre.

La otra gran obsesion, junto con el odio a Spider-Man, que ha guiado sus movimientos durante los últimos veinte años

Un personaje cuyo auténtico valor nadie, absolutamente NADIE, podía sospechar.

Era un plan perfecto, pero Joe cometión un error.

Su último movimiento, preámbulo al gambito final, ha sido tan magistralmente ejecutado como todos los anteriores. Al igual que el catfight Gaiman vs McFarlane ha ido acompañado de la suficiente fanfarria como para enmascarar su verdadera intención. Pero un adlater sabe que nada existe en el vacío. Todo estudioso de la Obra de ROB! es consciente de que todo evento es la consecuencia de una concatenación de hechos y voluntades. Que todo tiene un motivo.

Y, sabiendolo, es fácidl ver la portada de la nueva colección de la Casa de las Ideas…

MAMAN04.jpg

Y reconocer en ese esquema de color, esas formas y ese pelo la recompensa hacia dónde se dirige Quesada en realidad. El objetivo final que ha buscando conquistar todos estos años:

MAMAN05.jpg

MIRACLEWOMAN, EL TEBEO

(ey, si alguien tiene una explicación más lógica y coherente para la nueva serie y las nuevas pintas de la no-me-llames-Miss Marvel estaré encantado de escucharla)

Un comentario sobre “Es una Vida Maravillosa”

  1. Vamos, que tocaba publicar una serie titulada como «Captain Marvel» para que no caducasen los derechos del nombre en la cabecera y han dicho: «pues nada, relanzamos la de Ms. Marvel y matamos dos pájaros de un tiro».
    No, si con los años se va aprendiendo de cómo funciona ésto del mundo editorial…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.