The New40 (38)

Por Borja Contreras

Canta, oh diosa, la cólera del Aquiles, hijo de Peleo; cólera funesta que causó infinitos males a los aqueos y precipitó al Hades muchas almas valerosas de héroes, a quienes hizo presa de perros y pasto de aves -cumplíase la voluntad de Zeus- desde que se separaron disputando el Atrida, rey de hombres, y el divino Aquiles. Canto I de La Iliada.

 warchild2_medium.jpg

Mientras observamos la figura que nos brinda ROB! solo podemos pensar en una cosa: Guerra. Pero a diferencia de Progressive Point, nosotros vemos la herencia cultural de un poema épico que tiene 3.000 años. La relación entre ROB! y Homero es sutil, pero está ahí. Ambos tratan sobre figuras humanas elevadas a la categoría de dioses, y que, a su vez, conservan esos atributos que los humanizan.

            Esta portada, objeto de burla de gente sin estudios, demuestra esa síntesis entre lo humano y lo divino, el pasado y el presente. Mientras ellos alegan que los pectorales y la musculatura del héroe son completamente exagerados y que están a punto de explotar, el ojo entrenado ve una alegoría de la divinidad en la carne mortal, una fuerza marcada por la violencia de alguien que sabe que la gloria se alcanza tras la muerte. ROB! basa su trazado en la cerámica de figuras negras del siglo VI a.C., en donde confluye la épica anteriormente comentada.

achilles.jpg

            Si comparamos ambos artes, vemos puntos en donde convergen las ideas. Tanto Aquiles como nuestro héroe demuestran una musculatura sobrehumana, incluso en el caso de Aquiles desproporcionada (¡mirad que muslos!). que nos dan esa idea homérica de dioses entre hombres.

            El otro ataque que Progressive Point hace a la portada de Warchild es sobre la panoplia. Pues bien, ninguno de sus argumentos se sostiene. Se alega que está representada cualquier arma imaginada por ROB!, y que las dibujadas son un exceso. Pues bien, las armas son en concreto 7, un número en absoluto excesivo al poder ver que varias de ellas son de hoja corta, ya que no vemos que sobresalgan por el otro lado de la figura. Progressive Point se mofa de que la punta de varias de estas armas están una dirección invertida, lo cual dificultaría su desenvainado. Este argumento se derrumba por si solo pues no podemos vislumbrar el modo de sujeción de estas armas, así que la opinión de Progressive Point es meramente especulativa, ya que perfectamente las armas podrían ser de una tipología específica que permitiese dicha posición. Respecto al número de flechas, podemos observar alrededor de unas 13 flechas, que, al igual que las armas de filo, no es un número especialmente excesivo. Los materiales arqueológicos de la momia de Ötzi (c. 3300 a.C.) muestran un carcaj con catorce flechas, y estamos hablando de una cultura material de época calcolítica.

ice_arrows.jpg

            Siguiendo este tema, se alega que no hay arco, lo cual se explica sencillamente con que lo ha desechado, pues la sangre en su mano derecha muestra que se ha llegado a un punto de combate cuerpo a cuerpo en donde un arma a distancia es inútil. O que bien no lo necesitaba, y que solo es un elemento para dar fuerza a la imagen, matizando su iconografía de cazador, como epítome del guerrero clásico. Un símil perfecto, aunque a la inversa, es la propia constelación de Orion, el cazador, en donde vemos un arco como figura de la caza, pero no así un carcaj con flechas.

ori_010414_2053_CL.jpg

            Para terminar, la más absurda de todas las burlas, la ausencia de camiseta y el exceso de bolsillos. Es de sobra conocido, que la panoplia griega  de finales del IV a.C. se redujo a basicamente lo elemental, llegandose incluso  a eliminar las corazas entre las filas de hoplitas helenos. Por ello argumentar, a estas alturas, que no lleven prendas superiores es un recurso paupérrimo. Respecto a los bolsillos, una crítica muy extendida entre los detractores de ROB!, cabe decir que la logística en el ámbito marcial es fundamental, como demuestran Dion Casio o Julio César al indicarnos que cada legionario romano transportaba hasta 30 kilogramos en campaña.

            Como conclusión, y tras esta breve exposición, vemos que la obra de ROB!, y más concretamente este WARCHILD, están influenciados claramente por una corriente literaria heredera de miles de guerras, batallas y héroes. Así que a nivel personal considero que la ilustración remarca ese sentimiento amargo y duro, de rabia contenida, pero plagado de honor. Los caballeros de Progressive Point seguramente no habrán estudiado ni analizado cada componente del que se mofan, pues de un estudio sucinto nos demuestra cuan rica puede ser cualquier ilustración hecha por ROB!.

AVIV BOR.

4 comentarios en «The New40 (38)»

  1. » la obra de ROB!, y más concretamente este WARCHILD, están influenciados claramente por una corriente literaria heredera de miles de guerras, batallas y héroes»… HEREJE!!! La obra de ROB!!!, muy claramente, inspiró todo lo demás… O tu para qué crees que sirven los taquiones?

  2. ¿Hereje, Señor Hutopo? Sin duda esa frase estaba hábilmente dispuesta entre el texto de Calduch a fin de comprobar si el ojo entrenado (y brillante) del buen Discípulo en la Fé de ROB! era capaz de distinguirla.
    O eso, o el alumno ha superado al maestro. Con lo cual Calduch debería quitarse la vida con una katana diseñada por ROB!
    Pero como ningún arma diseñada por ROB! puede ser cogida o utilizada por un mortal (debido a la imposibilidad de su existencia en un plano con las leyes físicas de nuestra realidad), supongo que nos quedaremos con la duda.

  3. Sputnik, mi labor en esta sección es recibir los textos de otros y subirlos. Como los subo yo queda mi firma al final del texto, pero el «Por Borja Cotreras» del principio lo puse para informar de que el autor es otro. Los halagos, méritos y suicidios con katana para él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.