La dura vida del soldado que vuelve a casa

Tal vez no hubiera pasado así si hubiera nacido en los 60 o en los 70, en plena lucha por los derechos sociales y la blackxplotation, entonces te hubieran puesto un traje con tirantes cruzados y pelo a lo afro. Pero si nacías en los 40 y te bautizaban como Black Terror, entonces sólo podías molar.

Y Black Terror molaba más que nadie. No sólo creó la moda que después popularizaría El Castigador, sino que, al contrario de lo que le pasaba al nenaza de Frank Castle, a Black Terror le daba tiempo a apalizar gángsters por la noche y ser farmaceútico por el día.

 

Y además era de los buenos, de los que nunca pitarían un himno o cantarían canciones de elefantes. Él era de los que levantaba el espíritu de la naciónTM salvando su modo de vida allí donde estuviera amenazado.

 

Pero Terror era tan eficiente que acabó la guerra en un pis pas, salvando América, Japón, Europa y España (sobre todo España no os olvidéis nunca que se empieza no levantándose uno cuando pasa la bandera norteamericana y se acaba sacando a España del Euro).

Así que Black Terror volvió a su casa, pensando que todo serían alegrías. 

E incluso pensaba que podía aproechar para iniciar una brillante carrera política.
 
Pero al final vino la cruda realidad para el soldado que vuelve del frente, no hay sitio para todos, y el estado no contaba con tan pocas bajas (cuanta más gente más gasto y menos sitio para aparcar el coche oficial).

Y a Black Terror no le quedó más remedio que buscarse un hobby

Dedicarse a hacer chapucillas

Y pasar por el aro (como todos). Pero claro, eso no lo cuenta el Barbas, ni todos los que han intentado recuperar el personaje.

6.jpeg  


Publicado por

Isaac Hernández

Periodista y adláter. Sueño con una vida normal pero sé que me cansaría de ella en menos de seis meses

5 comentarios en «La dura vida del soldado que vuelve a casa»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.