Cada cosa en su lugar y Diso en la de todos: Oh Capitán, mi Capitán…

En fuerte contraste con el manipulado y tendencioso mundillo español (casualmente tendencioso siempre en la misma dirección) los norteamericanos siempre han comprendido que el entretenimiento debe ser ante todo eso, entretenido.

Es por ello que tanto sus películas como sus tebeos están refrescantemente libres de todo tipo de mensaje político, pues para eso existen otras vías mucho más adecuadas. Son plenamente conscientes de que la ficción existe para evadirse y no para hacer comulgar al lector con una determinada tendencia.

Es cierto que en los lejanos años sesenta hubo conocidos ultraizquierdistas que intentaron utilizar los comics que escribían para manipular las influenciables mentes de sus lectores.

POL03.jpg

-¿Qué es peor? Quedarse en casa mientras otra gente lucha o luchar en una guerra que nadie quiere contra un enemigo que ni siquiera odias?

Como el notorio antisistema Stan Lee y las insidiosas críticas a la intervención humanitaria norteamericana en Vietnam que coló en su Amazing Spider-Man.

Afortunadamente hoy en día los editores de cómics se ganan su salario y, con la misma implacabilidad con que obligan a los guionistas bajo su mando a respetar la inquebrantable continuidad y la coherencia de los universos en que se inscriben sus historias, vigilan que no les intenten colar un panfleto en lugar de una divertida aventura.

Y así en la Genial! Vengadores Secretos no se aprovecha que el enigmático y sorprendente villano-detrás-de-todo tiene atado a una silla al Capitán América…

POL01.jpg

-Esto es lo que en el juego del espionaje llamamos mala publicidad, amigo mio.
-Nadie se lo creerá, ***.
-Nadie en América… puede. Pero ¿en el resto del mundo?

…para recurrir al viejo truco de descalificar una argumentación por el expeditivo método de ponerla en boca de un malvado terrorista.

POL02.jpg

-Americanos modernos… Haceis lo que quereis, vais donde quereis y cuando quereis, y matais a quien quereis. Y lo haceis con tanta piedad, tanta fe ciega en vuestra bondad inherente.

Porque entienden, igual que deberían entender nuestros autores, que el Capitán América es un personaje de comics, no un burdo instrumento de propaganda. Por ello Jason Aaron no se aprovecha de que el enigmático y sorprendente villano-detrás-de-todo lo tiene atado a una silla en Ultimate Captain America…

POL04.jpg

…para descalificar una lista de los lamentables excesos de unos pocos incontrolados durante las intervenciones humanitarias norteamericanas en el sudeste asiático o el hemisferio sur.

Y es que, por encima de todo, Steve Rogers es un personaje perfectamente definido. Es un heroe íntegro y de firmes valores morales. Y autores de verdad como Nick Spencer lo saben. Por ello cuando un malvado terrorista se pone el uniforme del USAgente y hackea y distribuye los archivos de todas las actividades secretas que lleva a cabo el gobierno de los Estados Unidos…

POL06.jpg  

…y encima tiene los redaños de recordale al Capi que él fue el primero en vestir ese uniforme por no querer ser una marioneta de oscuros intereses gubernamentales…

POL07.jpg

…Rogers le responde demostrando por qué es conocido como el Centinela de la Libertad.

POL08.jpg

-Bla bla bla WIKILEAKS = CACA bla bla bla…

Warren Ellis también lo sabe y por ello en sus Secretos Vengadores…

POL05.jpg

-No creo en la tortura. Es fea, no es honorable y no es fiable. Así que voy a dejar que mis colegas lo hagan.

…en lugar de torturar a unos testigos se da la vuelta para que la Viuda Negra y el Caballero Luna puedan hacerlo sin ser incordiados por su mirada desaprobadora.

Y qué decir de Ed Brubaker, el autor de la mejor etapa del Capitán América de toda su historia. ¿Alguien puede presumir de conocer al personaje mejor que él?

POL09.jpg

-El Capitán América no va a torturar a un cautivo.
-Puede que eso sea verdad…
-Pero ¿mi amiga la Agente 13 y yo…?
-No tenemos tantos reparos.

Porque si bien,es cierto que el Primer Vengador es un símbolo no lo es de una tendencia política o de un gobierno en concreto, sino de los ideales universales sobre los que se fundó su país y, sobre todo, de los firmes e irrenunciables valores morales que guían su política.

AVÏV AC’IREMA N’ATIPÄC

AVÏV RUTRÖT… OIRTÂGORR’ETNI O’REVES

7 comentarios en «Cada cosa en su lugar y Diso en la de todos: Oh Capitán, mi Capitán…»

  1. No me gusta la idea de meter a Brubaker en mi lista negra.
    Dejaré que lo hagan otros por mí.
    (Y un saludo a los lectores latinoamericanos, que, sin razón alguna, no gustan de este GENIAL! personaje.)

  2. Señor Lazer, le recuerdo que los humanistas norteamericanos no lograron salvar a los viernamitas del comunismo, ya que USA perdió la guerra, sin duda por obra del boicot interno llevado a cabo por traidores jipi-socialistas vendidos por un saco de arroz que el Vietcong expropió a los pobres campesinos vietnamitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.