Los cómics de antes sí que eran buenos (VI)

La semana pasada descubrimos a Tod Holton, el muchacho que, sin que sus padres se enteren, es el Super Green Beret que ayuda a los soldados en el frente. Un cómic de la vieja escuela que nada tenía que ver con el Capitán Marvel de la Charlton/DC.

Con tantos otros de su época este cómic enseñaba valores positivos, algo cada vez más ausente en nuestro cómics, pero lo que le hacía diferente es que en este tebeo no se obviaban los temas de actualidad. Años antes de que Neal Adams y Denny O’Neil se las dieran de comprometidos al abordar temas sociales, Tod Holton ya había abordado el tema de moda en la América de los 60: la Guerra de Vietnam.

PE-PEIM.jpg
En Super Green Beret se explica a los niños la auténtica realidad del mundo, y es que mientras en los Estados Unidos hay comida en abundancia, Vietnam era una tierra de escasez.
COMER-PARA-PODER-CRECER.jpg

Por eso los americanos acuden allí a…
OIDO-COCINA.jpg
Repartir comida a cambio de democracia, y de paso detener a las facciones comunistas que explotan a los aldeanos.
 
PA-CASA.jpg

Eso no quiere decir que el cómic ocultara los excesos que cometieron lo americanos.

CHOCOLATE.jpg

Dando chocolate a niños que no tienen cepillos de dientes. Pero el resto supone un fiel relato de lo que pasaba en Vietnam retratando a los vietnamitas con tópicos….

BARBA-BARBITA.jpg

rasgos simiesi

TYPICAL-NAMESE.jpg
 
actitudes taimadas y reastre
      TRADICIONES-DE-VERANO.jpg RELACIONES-INTERNACIONALES.jpg
 
En fin….como un pueblo repleto de contrastes… Una muestra más de la mente abierta de los autores.

La semana que viene visitaremos otros países y continentes donde Estados unidos no tenía casi ningún interés geopolítico o económico para zanjar así cualquier lectura política interesada de este tebeo que haya podido surgir en la mente enferma de Emilio Martín.

 

  VIETNAM-ES-ASIN.jpg

Publicado por

Isaac Hernández

Periodista y adláter. Sueño con una vida normal pero sé que me cansaría de ella en menos de seis meses

42 comentarios en «Los cómics de antes sí que eran buenos (VI)»

  1. Acabo de pensar que en general no conocemos mucho de los tebeos que se publicaron el siglo pasado, durante la guerra frígida, en los países detrás del telón de acero y/o países asiáticos como la China, el Vietnam o Corea del Norte.
    Supongo que evidentemente no se podrían comprar en kioscos.
    Más bien me los imagino una especie de panfletillos como los que dejan los supermercados en los buzones publicitarios de los edificios, pero repartidos en las clases de los colegios o entregados con algún periódico de lectura obligatoria, que contendrían las lógicas consignas ideológicas de grandeza del régimen, de sumisión a la autoridad, de respeto y adoración al líder, amor por la patria, demonización de los enemigos…
    Sería interesante poder tener alguno de ellos.
    Más que nada para poder hacer una comparación entre la mente abierta de los autores americanos y la mente abierta de los autores del este de Europa y asiáticos.

  2. Pues mira lo que son las cosas, lo cierto es que historietas, lo que se dice historietas, pocas se hacían como parte de aparataje ideológico de los países de regímenes conunistas… Y lo que es todavía mejor, en lo que sí se hacía dirigido a público similar (suponemos, el infantil-juvenil), se omitía la noción de realidad, limitándose a un cierto recate del folclor (V.B. el cine de animación ruso y chino de aquellos años) y no, como pareces sugerir, a la repetición de la imagen del padrecito Korva… Que para eso tenían sus grandes monumentos, sus fiestas cívicas y otras tantas cosas.
    Aunque, justo es reconocerlo, material impreso con textos y dibujitos, con mensajes claramente ideológicos y dirigidos a este público objetivo, claro que existían… Aunque me temo que nada semejante a la imagen que sugieres; eran más bien libros de una realización técnica enviadiable y de dibujos, las más de las veces, exquisitos… Además no es que fueran difíciles de conseguir, se ofertaban en cualquier feria del libro o cultural a lo largo del orbe en las décadas de los 60, 70 y hasta los 80 y aún es posible rastrear reediciones modernas de estos… y, lo que son las cosas, PUEDES CONSEGUIRLOS EN CASTELLANO…
    Bueno, todo esto si nos limitamos a la ínfima oferta cultural disponible para cualquier paisano en un país tan atrasado como puede serlo el mío. En España, en la mayor parte del periodo arriba estipulado, gobernaba Franco, así que igual estas cosas producidas por los rojoscomeniñosviolacuras no se veían mucho… Pero, oye, eso no es culpa más que de la censura inherente a todo régimen totalitario (ya será cosa tuya si el adjetivo se lo adhieres a los gobiernos de Rusia y China o al de Franco).
    Así que, lo siento si esto arruina tu extraña perspectiva histórica (que, por lo desviada, debe ser muy similar a la perspectiva gráfica NO tradicional del gran ROB!!!*), pero en materia de intrusismo ideológico y colonialismo cultural, no hay demasiados ejemplos que equiparen las prácticas americanas con las de otros países.
    Ojo, ni pretendo suplantar la posible (pero limitada, por acuerdo unilateral -sic-) respuesta del señor Martir (alias el gran G.), ni pretendo ofenderte más allá de lo que la realidad histórica, social o cultural ofende por naturaleza a cualquiera con 75%-de-pensamiento-de-izquierdas-pero-que-se-comporta-y-opina-bastante-más-pegado-a-la-región-diestra-del-espectro-político… Sólo respondo a una duda que haz planteado. Si quieres y te interesa, pongo a tu disposición ejemplos mi archivo personal de publicaciones como las que te he descrito, bastará con que me escribas a mi mail (que no oculto y además es fácil; stalin76@gmail.com**) y así lo pidas.
    *Sí, al final, todo lleva a su nombre.
    **Antes de que saltes, Stalin es mi nombre, así aparece en los documentos oficiales y con él firmo todo como podrás comprobar en cualquier sitio en el que haya yo participado… Incluso en algunas convocatorias de éste blog.

  3. Bueno, parece que se ha abierto la veda de a ver quien hace saltar al nazi rastrero de THORnillo ese sujeto abyecto y antiizquierdista, látigo de rojos y progres y demás chusma.
    Lo siento, no lo consigues ni siquiera diciendo que te llamas Stalin y que estás orgullosísimo de ello. Allá tú.
    No, te lo agradezco, pero no haré uso de tu correo electrónico.
    En parte tienes razón: yo, como tú, pude ver en persona algún ejemplo de material gráfico (mínimo, es cierto, apenas un par de viñetas) para «lavar cerebros», que sí se producía, en cantidades ingentes según unas fuentes y en cantidades marginales, irrisorias (y perseguidas) según otras fuentes.
    En cualquier caso por motivos que podrás imaginar, se evitaba por todos los medios que saliese del país esta propaganda, lo cual hace que en efecto sea prácticamente imposible de encontrar.
    Sí es relativamente fácil encontrar murales y carteles, algunos de ellos ciertamente de un valor artístico fuera de lo común, generalmente no son originales sino copias de lo que había en las calles. Por ejemplo, imagínate que una persona que dibuja muy bien sale del país que sea y reproduce ciertas cosas que sólo pueden verse allí.
    Precisamente, como lavado de imagen del país que fuese, se permitían salir al exterior únicamente las muestras culturales que promovían una imagen de bondad, paz, etc, etc… La cara amable del régimen, vamos.

  4. Te lo repito, no pretendo «hacerte saltar», sólo respondo una duda que planteaste y te ofrecí, además, comprobarte mi respuesta para que de su veracidad no tuvieras duda… Si eso te ofende, no es mi culpa.
    Te repito, el material se producía, no es que yo haya podido ver algunas viñetas sueltas, es que tengo una colección bastante grande de material completo original (no reproducciones, no copias… Ediciones originales) las cuales, de nuevo, pongo a tu disposición… Y es que no era difícil conseguirlas, no es que no se permitiera al material salir del país… Vamos, lo distribuían a nivel mundial, disponible para quien quisiera adquirirlo en embajadas y representaciones culturales a lo largo del orbe, otra cosa es que en la España que te tocó vivir no se permitiera su entrada… Pero, de nuevo, lo siento, eso es culpa de Franco.
    Todo lo demás que apuntas, a falta de pruebas, lo siento, me suena más a leyenda negra… pero, claro, no hay que permitir que la realidad nos estropee una bonita idea prejuiciosa, no?

  5. A ver si podemos relajar la cosa un poco.
    Te lo repito, primero mencionaste tú el hecho de que iba a saltar, aunque ahora, reflexionando puede que lo hayas dicho porque iba a saltar de la silla al ver tu nombre.
    Te lo repito, no dudo de que ese material de altísima calidad artística se haya producido en cantidades industriales (QUE YO MISMO LO HE VISTO y he estado a punto incluso de comprar algún cartel… no para colgarlo de una pared sino para quemarlo en una plaza pública cuando me reúno con mi pandilla de fachas, por supuesto) y que el gobierno interesado lo haya distribuido por todo el mundo para, precisamente, dar esa cara amable de un régimen dictatorial y que vean lo vien que se vive, los artístas maravillosos que tienen…
    Por todos es sabido que (pongo por ejemplo a Europa) durante décadas los mejores artistas, músicos, bailarines, deportistas (sobre todo en las especialidades más «estéticas, como gimnasia ritmica o deportiva), los que han dominado estas y más cosas han sido los venidos de la Europa del Este. Precisamente porque estas cosillas daban muy buena imagen y los gobiernos comunistas se preocupaban mucho de cuidar esto.
    Todo lo demás que apuntas, como tú dices, a falta de pruebas, lo siento pero me suena más a leyenda blanca, muy blanca.
    Y te recuerdo lo que acabo de decir antes «material gráfico … para «lavar cerebros», que sí se producía, en cantidades ingentes SEGÚN UNAS FUENTES y en cantidades marginales, irrisorias (y perseguidas) SEGÚN OTRAS FUENTES.»… pero claro, no hay que permitir que conocer las dos caras de una historia nublen nuestras bonitas ideas prejuiciosas, mejor nos quedamos con las que nos satisfacen y obviamos las otras ¿no? Precisamente por eso no te voy a pedir echar una ojeada al material que tú me ofreces, porque quizás cambie mi visión preconcebida y prejuiciosa con la que tan contento me siento.
    Saludos.

  6. Vale, sanjemos esto…
    El nombre, la verdad, es que estaba yo muy pequeño cuando me bautizaron, así que mucho no podía opinar sobre él… No es que esté orgulloso del mismo, es que no me quejo… Y orgullo, aunque no propio, sí me da la reacción que produce en a según qué personas…. Pero ni es mérito mío, ni del nombre en sí.
    Y de las otras cuestiones, ofrezco, de nuevo, pruebas de mis dichos… Cuando estés dispuesto a aportar pruebas de los tuyos o a, por lo menos, citar a UNA u OTRAS fuentes de que refieres, seguimos con el tema… En vía de mientras, adelante, te concedo la última palabra.

  7. 1) La propaganda comunista siempre es mejor.Esa por ejemplo que ha salido hoy es muy efectiva. La ves y te entran ganas de salir a las calles a colectivizar las granjas:


    2) ¡¡Iros a un hotel!!

  8. ¡SEÑOR HUTOPO! ¿Pero quién demonios se ha creido usted que es? ¡Búsquese su propio troll! ¡THORNILLO ES MÍO! ¡SÓLO MÍO! ¡El vino a mí! ¡Es mi tesoro!
    (es que cómo sois los comunistas, coño, que culo veo, culo que colectivizo)

  9. Zanjando.
    Bien por ti y tu nombre.
    Sobre las otras cuestiones, como ya te he dicho he visto material de una belleza plástica increíble, pero no lo tengo. Tú al parecer sí lo tienes, te envidio, disfrútalo y supongo que de eso no necesitas pruebas.
    Sobre el material del «otro bando» del que tú necesitas pruebas. Una vez más te digo lo que vi con mis ojos ya hace más de 20 años una vez que en mi ciudad conocí a dos ucranianos, uno de ellos estaba muy orgulloso de sus cosas y recuerdos de la CCCP y entre otras cosas llevaba consigo una revista anual -algo así como una publicación del ayuntamiento de su ciudad- (que por supuesto sólo hablaba de las bondades de la CCCP y de lo gloriosa que había sido aquella ciudad en el ascenso del régimen comunista, con dos o tres páginas de historietas, todas ellas satíricas del capitalismo -y una de ellas claramente antiamericana- y eso es una de las cosas que me lleva a pensar que este tipo de propaganda tiene que haber sido (y seguir siendo común)… Si los americanos hacían historietas ridiculizando a los vietnamitas, estoy absolutamente seguro de que en Vietnam se publicaban y distribuían octavillas antiamericanas entre la población… Aunque pensándolo bien, no sé el grado de alfabetización de aquellas gentes en aquellos tiempos, posiblemente usasen más el método del megáfono en las esquinas de las calles y en las plazas de los pueblos, sí quizás no estés del todo equivocado en decir que tiene que haber muy poco material similar al Super Green Beret pero del bando contrario.
    Sobre las fuentes, hombre, tú que pareces interesado en el tema, a poco que busques en internet, encontrarás artículos y literatura de ambos colores y es muy fácil distinguirlos. Si me pides pruebas a mí, pues no voy a poder proporcionártelas porque es un tema que en verdad no me ha interesado nunca demasiado más allá de lo anecdótico y que ha surgido ahora con motivo de que ADLO haya sacado a la luz estos tebeos desconocidos (lógicamente) para el público español.

  10. Yo solo voy a decir que conocí una vez a un sudamericano que se llama «Hitler Stalin» de nombre de pila. No recuerdo sus apellidos pero eran bastante normales.
    Pongamos que era «Hitler Stalin Rodriguez Martinez». Qué, ¿cómo se os queda el cuerpo?

  11. Insisto, que en ADLO se publiquen unas viñetas descontextualizadas del hermano Cortés Salinas. Me gustaría ver las reacciones de unos y otros.
    Y no digo nada más, porque no merece la pena. Ni por un lado, ni por otro. El único que me parece tener un mínimo de racionalidad y de discutir sin tratar al contrario como un enemigo (en los comentarios de este post y en los del anterior) es Necio Hutopo. Igual porque no es español, mi país, que me duele mucho. Y ya adelanto que esto son sólo opiniones, a las que se les aplica (como a todas) el axioma del inspector Harry Callahan.

  12. Aquí el único con un mínimo de racionalidad es el niño vietnamita que le acepta chocolate al Superboinaverde.
    Claro, en vietnam no leen las rojeradas de Superlópez y no saben lo que pasa con el chocolate…

  13. Bueno, bueno, he estado toda la mañana dándole vueltas a dos opciones: me largo definitivamente o hago algo diferente:
    Finalmente la opción escogida es por fuerza la segunda, ya que no soy ningún cobarde como el Sr. Gilipollas que se escuda en sus amigos y su posición de musa de Adlo para atacarme.
    Sí, lo habéis adivinado todos aquellos cuya capacidad mental no se queda pareja a la del mandril de las rocas que es la que marca la medida de la capacidad del Sr. Gilipollas.
    Efectivamente este es un nuevo mensaje para el Sr. Gilipollas y también para Adlo.
    Como el Sr. Gilipollas es muy de izquierdas esto le va a gustar.
    ¿Recordáis los ultimátum tan clásicos de los países comunistas (que si no hacéis esto va a suceder esto otro, que si no nos dáis lo que queremos haremos tal cosa)?
    Ya que Adlo es un blog de tinte progresista y mi ¿enemigo? un defensor a ultranza del socialismo, creo que corresponde el uso de técnicas como el ultimátum.
    Como bien sabéis en los últimos días venís asistiendo a un bochornoso espectáculo en que los protagonistas somos yo, THORnillo y el Sr. Gilipollas.
    Como bien sabrán aquellos que hayan prestado un poco de atención, me he cansado de hacerle entender al Sr. Gilipollas que yo no soy un trol, que no soy quien piensa y que no me gusta que me insulten. He ofrecido paz, he ofrecido tiempos muertos…
    El Sr. Gilipollas, como buen gilipollas cobarde, no ha recogido mi ofrecimiento (¡¡¡Por San Marx, cómo va a prestar atención un progre íntegro y cabal, a la par que gilipollas, a lo que le diga un facha y un nazi y un demagogo !!!).
    Mi ultimátum es el siguiente:
    O Adlo toma inmediatamente cartas en el asunto y media en la disputa entre el Sr. Gilipollas y yo, para acabar con esto de una vez por todas o bien empiezo a hacer copias, por ejemplo, de este mensaje y saturar los comentarios con post y post y post haciendo ilegible la sección de comentarios, uno de los atractivos de esta página hasta que un gilipollas empezó a enmerdarla.
    Lo lógico sería que nos cortasen el grifo tanto al Sr. Gilipollas como a mí hasta solucionar el asunto. Si no puede Adlo de alguna forma evitar mis comentarios me comprometo a cesar en ellos hasta que se alcance una solución.
    Una vez que esto se solucione prometo dejaros tranquilos, al Sr. Gilipollas el primero, esta vez sí y os libraréis de un nazi, para siempre, lo cual siempre será un alivio para vosotros y podréis congratularos de haber ganado la batalla al trol, o lo que queráis.
    Creo que hasta las 12.00 de mañana es un margen adecuado pero si queréis ampliamos el plazo.
    Ya que Adlo es evidentemente una página con una ideología progresista, supongo que el solucionar esto a través del diálogo será lo adecuado. Una vez más me ofrezco a jugar con vuestras propias reglas, aunque por mi condición de facha, me duela.
    Fin del ultimátum:
    Regresa el THORnillo facha y nazi.
    Ah, mi odiado gilipollas, ¿recuerdas que ayer te decía que esperaba no conocerte nunca?
    Lo retiro.
    Espero algún día conocerte, presentarme ante ti, llamarte gilipollas una vez más, de buen rollito, hoygan, y decirte:
    “Soy THORnillo, gilipollas, ¿ves como no soy ese antiguo novio tuyo?, ¿me crees ahora, gilipollas?, ¿me crees cuando te digo que no soy quien pensabas?”
    Seguidamente me encantará romperte todos los huesos de tu frágil cuerpo de gilipollas descerebrado. Quizás no sientas dolor, porque tu pequeño cerebro no sea capaz de procesarlo…
    Tienes razón en algo Sr. Gilipollas, soy un buen partido, un gran partido.
    Nunca me ha gustado presumir, pero hoy voy a hacerlo, la mala gente ha de hacerlo. Y has despertado mi lado más vil, más cruel, más abyecto.
    Sí, voy a presumir porque me apetece presumir delante de tí, gilipollas.
    Soy grande, muy grande, mi peso ideal está entre los 100 y 105 kilos.
    Y como tus dedos de gilipollas teclearon hace poco, sí estoy musculado hasta las orejas, ahí has acertado de pleno ¡¡hasta un gilipollas tiene razón de vez en cuando!!
    Llevo toda la vida practicando deporte, de todo tipo: desde fútbol hasta escalada. Me encantan las pesas y soy realmente fuerte de forma natural, sí, natural, sin necesidad de esteroides.
    Soy la encarnación de la raza suprema aria, pero con un toque de gallego, lo cual me engrandece.
    Soy tan fuerte como para quebrar a un gilipollas como tú entre mis manos, como… (ah, esto te va a gustar).
    Un manojo de ramitas, ¿lo pillas?
    No, no lo pillas, gilipollas.
    Un manojo de ramitas (fascio).
    Y no sólo soy grande y fuerte… Soy rápido, lo suficiente como para que no haya ningún gilipollas que se me escape por piernas. Soy… Un depredador de gilipollas.
    Y además por si velocidad, fuerza y tamaño no fuesen suficientes, gilipollas, soy inteligente. Infinitamente más que tú, gilipollas.
    Una de mis frases favoritas es “El que presume de inteligencia es cualquier cosa menos inteligente”
    Pero he dicho que voy a presumir delante de ti, y como tú eres gilipollas tengo que rebajarme a tu nivel. Odio que me hayas hecho renunciar a mis principios, si algún día un gilipollas como tú llega a tener siquiera un principio, me entenderás, gilipollas.
    133 Es mi CI, lo supe en un congreso científico nazi hace un par de años, en que nos juntamos un grupo de fachas nazis y nos pusimos a trabajar con tests de inteligencia para comprobar ciertas teorías sobre ítems y cosas de esas que a un gilipollas como tú se le escapan como agua entre los dedos.
    133, Más de dos desviaciones típicas por encima de la media. Posiblemente ni tú ni (y no pretendo que nadie se dé por aludido, esto es sólo entre el Sr. G y yo) tus lameculos particulares, que los tendrás, seguro y serán tan gilipollas como tú, podréis reunir nunca una cifra tan bonita (aquí te voy a permitir que hagas otro de tus chistes fáciles de gilipollas para que se rían tus amiguitos). Jopé, qué suerte he tenido de que no haya puntuado 135 y se te estropee la rima.
    Mi mujer es también inteligente, con puntuación superior a la media y mi hija de seis años apunta a superarme a mí, de lo cual me siento orgulloso, mucho, muchísimo.
    Tengo muchas razones para ser feliz, gilipollas.
    Mi mujer es hermosa, mi hija también, que te coma la envidia, gilipollas.
    En mi trabajo soy valorado, mucho (gracias en parte a que escondo sabiamente todo mi arsenal fascista).
    En mi profesión, gilipollas, que no coincide con mi trabajo, esta semana he tenido un par de éxitos que me han hecho feliz y un gilipollas como tú no va a poner un sucio borrón de tinta en una semana así.
    Tengo ante mí un futuro prometedor (¿cómo va esa bilis, gilipollas? ¿ya se ha vertido a tu duodeno de gilipollas?)
    También escribo, gilipollas, mucho mejor que lo que un gilipollas de tu categoría podrá hacerlo nunca.
    Y también he conseguido algún que otro premio literario. Puedes buscar en internet, gilipollas y comprobar si lo que digo es cierto, aunque de estas cosas hace años, quizás todavía encuentres algo si un gilipollas como tú puede buscarlo, si no, puedes pedir ayuda a algunas de las tinea capitis que anidan en tu cabeza y que quizás sean la única muestra de vida inteligente que haya por ahí.
    Vive diez vidas, gilipollas y con suerte podrás acumular la mitad de la cultura general que yo tengo.
    Vive veinte vidas, gilipollas y procura crecer como persona en cada una de ellas y todavía mi tobillo te resultará inalcanzable como el Everest.
    No estás a mi altura, gilipollas, ni intelectualmente, ni moralmente ni físicamente.
    Cuando los gusanos (si se atreven) se coman tu vieja carne envenenada, gilipollas, nadie te recordará.
    Cuando alguien se apiade de tus cenizas y las arroje a una cloaca, nadie te recordará, gilipollas.
    A mí sí. Y fíjate si estoy seguro, gilipollas, de lo que digo, que te emplazo aquí, dentro de diez años y comprobamos a dónde ha llegado cada uno… Y una vez más te recordaré lo gilipollas que eres, un Don Nadie con mala leche y te restregaré mis triunfos por las narices. Para que tus úlceras sangren.
    Y también estoy orgulloso de mi trayectoria deportiva en diferentes disciplinas, (no sé si la palabra disciplina tendrá algún sentido para los gilipollas).
    Ah, y esto te va a gustar mucho, gilipollas:
    ¿Sabes cuál fue uno de los días más felices de mi vida?
    Fue un día, en Osaka, si no sabes dónde está, gilipollas, te diré que en Japón. En un torneo mundial de karate al KO, el torneo a nivel mundial más importante de karate al KO, prácticamente sin reglas, sólo darse de tortas como hacen los buenos fachas.
    Ese día desfilé con el equipo español que se desplazó a la otra punta del mundo, con la bandera española que nos entregó la organización, esa bandera que los gilipollas como tú dicen que es fascista porque no tiene una banda de color violeta… Algo que tú nunca podrás experimentar, gilipollas. Huy, ¿he dicho bandera española? ¿te jode, gilipollas? ¿Sí? No sabes cuán feliz me haces.
    Esto quizás puedas también comprobarlo en internet, gilipollas, el campeonato se llamaba “Who is the number 1 in the world?”, Osaka, noviembre del año 2008.
    Si no encuentras información quizás pueda yo proporcionártela, con fotos y cosas de esas… Bah, ¡qué carallo voy a mandarle nada a un gilipollas!, si no me crees no me importa… porque eres gilipollas.
    Y sí, te permito otro chiste fácil con lo de Japón, gilipollas.
    ¿Que no sabes cómo hacerlo?
    Bueno, te daré pistas… Segunda Guerra Mundial, Japón coqueteando con Hitler… venga, gilipollas, ya lo tienes, ánimo.
    Oh, cómo me asqueas, gilipollas.
    Cómo deseo que alguna vez puedas estar a mi alcance y poder escuchar el sonido de mi puño contra tu nariz atrofiada de gilipollas. O bien estamparte mi mano abierta en la cara. Mi mano es grande, gilipollas y está al final de un brazo que mide 50 cm de contorno, y un antebrazo que haría palidecer a Popeye, de forma natural, sin esteroides, algo que está al alcance de la genética de muy pocos. Imagínate lo que pesa mi brazo y la energía que puede acumular mi mano lanzada contra la cara de un gilipollas. Yo quiero verlo. Porque ¿sabes una cosa, gilipollas? Nunca, nunca le he pegado a nadie que no se haya encontrado conmigo subido a un cuadrilátero o sobre un tatami, gilipollas. Supongo que por mi tamaño y mi cara seria la gente no suele buscarme las cosquillas.
    ¿Y sabes lo que ocurre sobre un cuadrilátero o en un tatami, cuando dos hombres se miden y procuran dejar KO al contrario? No lo sabes, gilipollas, seguro que no.
    Existe una cosa que se llama honor, H-O-N-O-R, sí, una palabra tan retrógrada como hermosa que probablemente tú no te acerques nunca a intuir su significado, porque eres gilipollas. Lo que tú no tienes, gilipollas, honor, no eres honorable Sr. G., Sr. Gran G.
    ¿Y qué ocurre al acabar el combate, gilipollas? Ocurre que la persona que te ha partido la cara o a la que tú has partido la cara, se acerca a ti y te da un abrazo y tú se lo devuelves con una sonrisa sincera, ¿sabes lo que es la sinceridad Sr. Gilipollas? No respondas, gilipollas, es otra pregunta retórica, ya sé que no lo sabes.
    Un abrazo o un apretón de manos (porque muchas veces las costillas se rompen y alguno de los luchadores no está para abrazos) del que hace un momento era tu enemigo es una sensación que un gilipollas como tú nunca comprenderá. Y eso me alegra.
    No habrá abrazo para ti.
    Aquí tienes otro chiste fácil de gilipollas, algo así como: “Ya sabía yo que estabas sonado”.
    Sí, Gran G, lo conseguiste, te he insultado mucho, mucho, descubriendo mis cartas de facha y nazi.
    Porque sólo los reaccionarios insultan. Los progres nunca insultáis, sólo decís verdades.Y una vez que lo conseguiste, gilipollas, pasaste al siguiente nivel.
    El nivel de decir gilipolleces (graciosíiiisimas) sobre una presunta relación sentimental entre nosotros con el fin de que yo mostrase mi vena homófoba, ¿verdad, gran rey de los gilipollas? Me importa bien poco si eres homosexual o no. No tengo nada contra los homosexuales (espero que no se enteren mis amigos de la Confederación de la Cruz Gamada), por mí pueden casarse, divorciarse, vivir su vida como quieran y morirse de la forma que crean oportuna, y si demuestran ser buenas personas no me importa contarlos entre mis amigos ¿Se ha escuchado un gran Oh, entre el público? ¿Decepción? Así que nooooo, gilipollas, por ahí tampoco me vas a encontrar. Una vez te dejé hacerlo y es suficiente.
    Y para ahorrarte el trabajo, tampoco me vas a pillar con otras cositas como la pena de muerte, gilipollas, estoy en contra de ella, aunque a ti quizás te la aplicaría con gusto, ya sabes gilipollas: la cosa esa de la excepción y la regla (nah, silencio en tus neuronas). Ni con la eutanasia, que estoy a favor de ella… Pero sólo aplicada a judíos…
    Eh, gilipollas, acabo de escribir las palabras eutanasia y judíos bastante cerquita…. Ajá, ya te diste cuenta, ahi sí, ¿eh? Ahí sí que coincides conmigo. Si ya sabía yo que un gilipollas como tú almacena en su interior la suficiente mala baba como para sentir una punzadita en el bajo vientre con estas cosas. Pillín. Pues no. Te he engañado como a un gilipollas, ni siquiera ahí coincidimos, tampoco tengo nada en contra de los judíos (salvo que sean gilipollas y/o intenten joderme la vida) y lo mismo vale para los extranjeros de cualquier nacionalidad (espero que no se enteren en el KKK de esto) o color.
    Y también soy antimonárquico ¿A que jode? Y no voy a misa los domingos. ¿Ves, gilipollas?, soy tan requetemalvado que ni siquiera cumplo con los mínimos requisitos de un buen nazi.
    Ah, Gran G. esto toca a su fin. ¿Te lo has pasado bien?
    Espero que no.
    Sr. Gilipollas, suelo ser una persona discreta y modesta a quien no le gusta presumir aunque pueda, pero mira tú por dónde me encanta restregarle por las narices a los gilipollas que intentan joderme la vida lo chachi que soy y lo gilipollas que son ellos. Así que por una vez en la vida, ¡a la mierda con la modestia!
    Creo que habré dejado bien alto el pabellón de todos los fachas de este país y haber dejado bien claro mi pensamiento fascista y nazi y reaccionario y retrógrado. Esto lo digo para animar a Adlo a que resuelva este enfrentamiento, porque tan pronto se resuelva, desaparezco de aquí, (lo estoy deseando) y podréis quedar tranquilos.
    He disfrutado de éste que posiblemente sea mi último post en Adlo (eso espero) y por supuesto en el CaG y el LaG (Un murmullo de satisfacción se escucha entre el respetable). Todo depende de que mi ultimátum llame la atención de los administradores de la página y decidan poner fin a este triste espectáculo. Una vez descendido el telón estaré muy contento de no volver por aquí.
    Sinceramente.
    A los demás: saludos.
    Al Sr. Gilipollas: Vai rañala contra un piñeiro. (Es una frase gallega que traducida al castellano significa algo así como: Hasta nunca, gilipollas).

  14. Thornillo, eres idiota perdido. Vete a la mierda. No soy de adlo ni lo seré nunca. Que paso de frikis tontolabas. Pero eres un puto subnormal y una verguenza para los gallegos.

  15. > Ya que Adlo es un blog de tinte progresista
    ¡A eso digo NO!
    ADLO! es una desorganización comiquera que tiene un blog. Como mucho se la podía catalogar de ROBista, pero más allá de eso, las opiniones expresadas que cada escribano hace son suyas y solo suyas. O, como ponía en El ADLO! en papel, que cada palo aguante su vela
    > O Adlo toma inmediatamente cartas en el asunto y media en la disputa entre el Sr. Gilipollas y yo
    ADLO! son unos trescientos tíos de entre los cuales una docena escriben en un blog. Como mucho yo, el ente que firma Eme A, me puedo ofrecer a mediar (y a desviar típicamente y a variancear, que pa eso soy estadístico), pero la masa abstracta recogida bajo las siglas «ADLO!» no se consigue poner de acuerdo ni para convocar otros PicADLOs
    > Ya que Adlo es evidentemente una página con una ideología progresista
    De hecho la ideología de ADLO! no es nada progresista: creemos en que ROB! no progresa porque no le hace falta, siempre ha sido así de bueno
    > y por supuesto en el CaG y el LaG (Un murmullo de satisfacción se escucha entre el respetable)
    ¿Cómo? ¿Que vas a dejar de escribir en mi blog de libros?

  16. Vale. Oficialmente, el tal THORnillo ha pasado de tonto a peligroso. Suelo escribir poco, pero como lector empedernido de ADLO QUE SOY, PIDO POR FAVOR QUE O BIEN SE LARGUE POR SÍ MISMO O SE LE ECHE. El post ése tan largo me ha dado hasta miedito.

  17. Pero Thornillo, hombre: un comentario que obliga a hacer scroll se manda por correo electrónico, y no por… ESPERA ¿Le acabas de mandar un ultimatum a un blog de cómics? ¿Un ultimatum consistente en copipegar un mensaje en el que te llamas a ti mismo nazi?
    P-pero eso… ¡eso es aún más GENIAL! que llamarse Stalin!
    (Lo siento, Hutopo, pero te quedas en el segundo puesto).

  18. Ohhh Thornado, CÓMO sabes decirme las cosas que me ponen A CIEN.
    No permitas que alguien te cure de tu síndrome de Tourette nunca, PERO NUNCA, por el amor de Dios.
    (¿ves? conciso a la par que ingenioso)
    (bueno, no tan ingenioso como entrar insultando y luego proponer como «solución» que se te censure a tí y a la persona a quien has insultado, pero quienes no nos hemos podido pagar un CI de esos nos las arreglamos como podemos)

  19. «Vai rañala contra un piñeiro. (Es una frase gallega que traducida al castellano significa algo así como: Hasta nunca, gilipollas).»
    Que va, significa algo así como: «Vete a rascarte la p*lla contra un pino»
    THORnillo: ¿Seguro que eres gallego? Pero bueno, a mi no me das verguenza. Me da igual que seas gallego, vasco o chino.
    Cualquier persona de cualquier parte puede escribir un montón de estupideces por que se meten con el en un blog humorístico de comics dedicado a la figura del gran ROB!.
    Me recuerda a los que se cabrean con el Gran Wyoming por que les hace burla y no entienden que es un programa de humor.
    Mucho tiempo libre es lo que hay (o más bien mucho paro).

  20. -posiblemente sea mi último post en AdlO-
    NOOOOOOOOOOO!!!
    Sr. THORnillo no se de por vencido, no se rinda!
    Sin usted este blog volverá a dejar de tener gracia.
    Si por error pensase que este comentario no fuese completamente cierto sino algún tipo de burla (el CI puede fallar) y me buscase para cumplir en mi las amenazas que ha volcado sobre el sr.Gilipollas que es tan cobarde que ni tansiquiera se ha atrevido a amenazarle una sola vez, le advierto que un servidor no solo también lleva años practicando karate es que el mismo Chuck Norris tiene pesadillas conmigo.
    Aun y así le admiro pues mi mujer es tirando a fea y mi hijo es bastante tonto.

  21. Ahhhh…. con que por esto la lista ha estado tan callada…. joder, que no puedo dejar de visitar el blog un par de días… En fin… ThorNillo, si aun estás por aquí, puedo utilizarte en un cómic que estoy haciendo con unos amigos? Puedo? Que nos viene bien un personaje de 133 cms de contorno, 105 kgs de peso y un IQ de 50 (así eran las medidas, no? que me he perdido entre tanta letra)…..

  22. Ahhhh…. con que por esto la lista ha estado tan callada…. joder, que no puedo dejar de visitar el blog un par de días… En fin… ThorNillo, si aun estás por aquí, puedo utilizarte en un cómic que estoy haciendo con unos amigos? Puedo? Que nos viene bien un personaje de 133 cms de contorno, 105 kgs de peso y un IQ de 50 (así eran las medidas, no? que me he perdido entre tanta letra)…..

  23. Bueno, ahora que nuestro querido compañero de nórdico nombre parece habernos abandonado veo dificil alcanzar la mágica cifra de 52 comentarios (eso por no mencionar nuestra manificesta incapacidad para igualar su florido verbo). No obstante, he aquí mi contribución.
    A ver si al menos llegamos al 45 que, aparte de la celebérrima rimilla, es un calibre de arma de fuego. Y como todo el mundo sabe para nosotros los rojos las armas son como el ajo para los vampiros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.