Cuestión de Carma

Hay una energía especial en los comics con errores en los créditos de la portada. Se necesitan meses para que el guionista idee un argumento, el dibujante lo plasme en viñetas, un entintador repase, fije y de esplendor, se añadan los diálogos en los bocadillos, el equipo de coloreado dé los toques finales, el staff editorial haga un poquito la puñeta…y quede todo sin mácula excepto que a alguien se le olvide cambiar el nombre del dibujante habitual de la serie por el invitado de ese mes en una operación que tomaría escasos segundos y eche por la borda ese intento de perfección. Y es que la portada es lo último que ellos miran, pero lo primero que los lectores vemos. Tanta energía creativa acumulada que no tiene posibilidad de expresarse en su plenitud, contenida en los límites de la grapa sin alcanzar todo su verdadero potencial. Y donde la energía chisporrotea los eventos se suceden. Es por eso que debemos prestar especial atención a estos contados ejemplares, pues alrededor de ellos podemos aprender cosas pasadas, presentes y hasta futuras. Solamente hay que estar, como siempre debe estarlo un buen adláter, alerta.

Por ejemplo, la semana pasada, en el nuevo baile de artistas entre las todavía 52 series de DC se informó de que Steve Pugh se haría cargo del dibujo de la bastante aclamada Animal Man a partir del número de Mayo. Vuelve por tanto veinte años después a la serie con la cual se ganó una cierta fama. Es el segundo caso en el que algo así sucede en este puñado de nuevas series. Y teniendo en cuenta que el primer caso fue el regreso de ROB! a Halcón y Paloma hay que tener por seguro de que nos encontramos ante algo que tiene su importancia.

Repasando la etapa anterior de Steve Pugh en Animal Man nos encontramos con un error en los créditos en la portada del número 58, de Abril de 1993, el segundo número del título bajo el sello de Vertigo.
 

Animal_Man_58_cover.jpg
Se acredita en la misma al propio Pugh como el dibujante del episodio.
malcredito.jpg
Pero el verdadero artista en el interior fue John Higgins, más conocido como "el colorista de Watchmen".
buencredito.jpg
Esto ya es una señal de que debemos estar atentos ante los mensajes que esta portada de Brian Bolland en la serie de Buddy Baker pueda ofrecernos. No es baladí tampoco el que las iniciales del portadista coincidan con las del personaje protagonista, con este hecho se da la paradoja de que aunque sucede docenas de veces en el momento en que uno se plantea recordar alguna situación parecida se demuestra incapaz, es como eso de "intenta no pensar en un oso blanco".

Hasta aquí los más escépticos pueden pensar que se trata de algo sin importancia y que no merece la pena indagar, pero hay más. Pues este episodio es uno de los contados casos en los que tras haber un error en la edición original, encontramos otro diferente en su edición española. Y es que si hacemos caso a la información sobre esta etapa de Animal Man en tiendadreamers
 

dreamerstiend.jpg 
…o en tiendaecc
 
ecctienda.jpg
este episodio no existe. Ahora he picado vuestra curiosidad ¿verdad? queréis saber algo más de este episodio. Pues se da la particularidad de que en vez de centrarse en el personaje que da nombre a la cabecera, el personaje principal es una mujer que pasa por una serie de vicisitudes. Una mujer que tras un período de vida relativamente tranquilo en nucleos poblacionales pequeños da el salto a la gran capital y aprende por las malas la sordidez y la hipocresía de la primera división.

Así, en las veinticuatro páginas de la historia, nuestra buena mujer se ve primeramente violentada…

Animal_Man_58_04.jpg
…para luego ser sorprendida en equívoco…
Animal_Man_58_05.jpg
…ante lo que se marcha de lo que creía un ambiente amigable con poco más que lo puesto.
Animal_Man_58_08.jpg
Se suceden engaños y penurias…
 
Animal_Man_58_09.jpg
…humillaciones…

10-001b.jpg

… y agresiones…
 

10-001c.jpg
…repetidas con saña.
Animal_Man_58_10.jpg
Se ve despojada de lo poco que llevaba…
11-001b.jpg
…para después ser ninguneada…
Animal_Man_58_11.jpg
…incluso por aquellos que se supone que deberían estar de su parte…
Animal_Man_58_12.jpg
…pero que también tienen sus propios trapos sucios.
13-001b.jpg
Y cuand
o le prestan atención es para vejarla más todavía…
Animal_Man_58_13.jpg
…sorprenderla en su momento más bajo…
Animal_Man_58_18.jpg
…y tenderle una encerrona…
Animal_Man_58_19.jpg
…para humillarla todavía más aunque ahora bajo el supuesto marco de la legalidad.
Animal_Man_58_20.jpg
No es moco de pavo ¿eh?
  Animal_Man_58_22.jpg
 
Para los que recordaséis el tono de esta serie de cuando la llevaba Grant Morrison, igual esta dosis de violencia gratuita y despiadada os ha chocado, pero debe tenerse en cuenta de que aunque el título llevaba tiempo englobado de facto entre los títulos considerados adultos con advertencia incluida en portada, acababa de inaugurarse el sello de Vertigo, con todo lo que implicaba de entrada de nuevos lectores y la necesidad de impactarles. La nueva línea adulta debía MOLAR. Si les ofrecías lo mismo de siempre ¿para que liarse con lo del sello nuevo? No debemos olvidar que en realidad lo de Vertigo nació como respuesta los continuos movimientos de la industria, como respuesta a la entrada en juego del sello Image. Y tanto Image como Vertigo son hijos de los años noventa. Que no se os quite nunca de la cabeza.
cosadel90.jpg

Sucedió.

Y lo de este número fue sólo un aperitivo. Baste decir que todo se resolvió felizmente cuando Hellen contactó con un grupo de lesbianas radicales que chantajearon a su agresor con los servicios de una prostituta transexual tras drogarle. Un final feliz para lectores adultos.

Y a todo esto ¿cual es el mensaje oculto tras la portada de este memorable episodio? ¿todavía no lo veis?

Animal_Man_58_cover.jpg

Que no os confundan los agentes de la ley, ni las luces del fondo, ni la señora de pelo tintado vestida con imitación de leopardo, ni la camarera de Erase una Vez. Fiajos en ella, en ese primer plano ¿la reconocéis ya?

Ha sido violentada, golpeada, humillada, traicionada por los que creía amigos, arrastrada por el fango, el olvido, el desprecio…y la noticia del retorno de Steve Pugh que nos dió la pista para encontrar esta imagen sucedió precisamente la semana pasada.

temira.jpg
Esas cejas pobladas, la amargura en su mirada, las marcadas ojeras, la pronunciada curva de los arcos nasales, las arrugas de su amarga expresión. No os fijéis demasiado en el corte de pelo, que aunque siga corto las tendencias han cambiado desde 1993. Ajajá, con todas estas pistas ya sabéis quién es ¿verdad?
 
Pues sí, nada menos que ella misma. Que bien le hubiera venido haber sabido de este tebeo un poco antes…
machacon.jpg

Oops, perdón, imagen equivocada, ha sido un fallo con la barra espaciadora al buscar, la imagen que quería enseñaros es esta:

Carme-Chacon_54162969751_53389389549_600_396.jpg

Podemos decir sin dudar que su destino estaba marcado desde que Pugh recibió el encargo de volver al título.

(Y sí, es cierto que ya llevamos unos días, como 86, muy centrados en ciertos temas, pero es que el momento es el adecuado tal como está el panorama para dejar claro las posturas de cada uno, que mirad lo que le pasó al último rojillo que se pasaba por la tebeosfera. Vive de prisa y deja un bonito ancho de banda libre ¡viva el Ministerio de la Verdad!)

Todos sabemos que hay mucho engañabobos suelto que presume de adivinar el futuro leyendo las líneas de la mano o los posos del café. Frente a tanta superchería, la tebeomancia se revela como un método científicamente probado para adivinar hechos relevantes estableciendo conexiones. Por esta misma página hemos visto cómo sirvió para predecir los tres próximos presidentes de los Estados Unidos o el vuelco electoral en las elecciones generales españolas de 2011. Tan sólo hay que estar atento a las señales.

Así que si alguna vez vuestra pareja os dice eso de que el día menos pensado os echa los tebeos, igual lo que quieren decir es que quieren adivinarte algo. Aunque me da el pálpito que no será algo bueno.

Los duendes de imprenta saben. Intentad ser sus amigos.

9 comentarios en «Cuestión de Carma»

  1. Ya lo dijo Boy George en ese inmortal temazo:
    Carma, Carma, Carma Chameleon
    You come and go, You come and go
    Y otras cosas que le vendrian al pelo a Rubalcaba.
    Alucinado me he quedado con lo de la Carcel, pues vaya…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.