Surfing with the Alguien

atlascomics.jpg
 
Hola a todo el mundo desde la frontera franco-suiza. No, no es que haya decidido emigrar del país en vista de la que está cayendo, nada de eso. Que no estamos tan mal, como dijo Joan Laporta antes de despedir a Rijkaard. Sucede que he aprovechado estos días vacacionales (aunque sin puentes, anticipándonos a lo que viene…aunque no estamos tan mal, que conste) para alargarme hasta las instalaciones del CERN a solventar una duda que me reconcome y que debo solucionar antes de que termine el año y se consume el proceso de cambio de poderes editoriales entre PlanetadeAgostini Comics y los ECCs. Y es que por mucho buen humor con el que nos lo hayamos estado tomando (ey, no estábamos tan mal) debemos reconocer que el nivel de algunas ediciones de las licencias con las que trabajaron fue…no, no puedo decirlo, estamos en Navidad…que dejo un algo que desear, vaya. Sin embargo todos recordamos que no siempre fue así, todo el mundo que lo recuerda habla con añoranza de los viejos tiempos en los que las oficinas de los que primero publicaban Marvel y más tarde DC eran un remanso de buen rollito y armoniosa camaradería, donde traductores y maquetistas elaboraban las más primorosas ediciones posibles  pese a las limitaciones técnicas de la época silbando el aibó aibó. Ediciones que han permanecido intachables hasta hoy. Y la pregunta entonces es, como dijo aquel ¿por qué?
Si todo iba tan bien, si no había quejas con rotulistas, ni con traductores, ni con ediciones, formatos, precios…si las decisiones editoriales, gustasen o no, eran comprendidas…¿Qué sucedió? ¿cuándo se torció aquello? ¿en qué momento comenzaron a cambiar las cosas y pasamos del Paraiso del principio al Inf…a no estar tampoco tan mal? Quiero, saberlo, DEBO saberlo. Quiero verlo para tiramillas.jpegpoder contároslo. Quiero vivirlo, quiero estar allí.

 Y es por esto que estoy aquí, para rasgar el velo del tiempo, poder viajar atrás, hasta el momento trascendental en el que todo podría haber sido de otra manera, y narrarlo en falso directo a mi vuelta (en efecto, todo lo que cuento ha sucedido ya, lo he visto y he vuelto, y en vez de ir al grano me estoy enrollando cosa mala ¿a vosotros también os da rabia cuando alguien hace esto?). Me han puesto en contacto aquí con un tal Higgs Bosón, de Bosón Cerrado, un tipo bajito, que me ha colocado un pijama blanco de la Fundación Futuro y me ha metido en esta cápsula que incorporarán al circuito de su acelerador de partículas para que cuando alcance la Velocidad Absurda consiga cabalgar la corriente energética que conforma la realidad misma y me mueva en el tiempo a mi antojo. Se trata de una construcción algo aparatosa, pero me ha parecido más fiable esto que lo que me ofrecía Flash, que para mi que lo había conseguido en un teletienda.

(Y sí, hasta las cejas voy de Biodramina, por supuesto)

Allá vamos ¡TOWANDA! digo ¡COWABUNGA! 
 
¡Eh! ¿pasa algo si no me abrocho el cinturooooooooooooooooogira, gira, gira, giragiragiragiragiragiragirayyyyyyy empiezo a ver cosas, cambios en el panorama editorial, Sark escribiendo frases en una pizarra,  el próximo año será el de la implantación definitiva de DC en España, los de Adlo! antes molabáis, no estamos tan mal, Absolutes de Youngblood, 600 pesetas por una mísera grapa, los implantes cerebrales nunca podrán sustituir el tacto y la calidez de un lector de ebooks…¡Sentido equivocado! ¡no estoy yendo hacia atrás sino hacia adelante! ¡esto es el futuro! ¡dadme media vuelta, hay que ir hacia el otro lado y…¿qué habéis hecho en el monitor? ¿por qué tenéis todos forma insectoide? ¿entendéis al menos mi idioma? ese, el que pone Reverse, perfecto, gracias, comienza a difuminarse todo y…esperad ¿qué es aquello? ¿la Iglesia de ROB!? ¡debo ver más, debo…se fue, voy hacia atrás, hacia atrás, cada vez m á s  r  á  p  i  d  o   m   e    v    o    y     a     c     e     r    c    a    n    d    o      a       l       a        s       i       n       g       u       l          a          r           
i            d               a               d

 

(¿Abby?)

Ya está, constantes estables, me muevo hacia atrás entre la corriente del tiempo. La navegación es tranquila, agua pasada no mueve molino. Me desplazo calmadamente hacia un tiempo lejano, antes de que yo ni alguno de vosotros naciérais, antes de PlanetadeAgostini Comics.

Antes incluso de que se llamasen Comics forum.

Cuando se pusieron el primer nombre que les vino a la cabeza para sacar la publicación adelante, uno cualquiera que ni se molestaron en registrar.

Al momento y la publicación en la que comenzó todo.

Hasta el mismísimo número uno de la Espada Salvaje de Conan.

 La espada salvaje  nº1_0001.jpg   

Vosotros lo veis ajado, marchito por el paso del tiempo y generaciones enteras de primos, amigos y desconocidos que lo han ido manoseando sin ningún cuidado cuando hacían el servicio militar, pero en mis manos el ejemplar que acabo de adquirir ¡¡en un quiosco!! está nuevecito. Hice bien en mirar debajo de los cojines del sofá antes de salir, sabía que me quedarían alguna monedas que valen aquí para comprarlo.

La espada salvaje  nº1_0006.jpg
Neal Adams, tal vez un yayo para vosotros, lectores del futuro, pero sus escorzos y co
mposiciones son de lo más dinámico que uno se puede echar a la cara actualmente. Aunque…un momento…¿no escribió EMartin un posteo poco antes de mi salida sobre Neal Adams? ¿no hablaba entonces sobre sus aparentes lapsos de raccord, esas disrupciones en el continuo?
NEGRA02.jpg
¿Y no le dejé yo una contestación en los comentarios, sin venir demasiado a cuento, sobre una portada alternativa de los Defensores y dije algo sobre la cabeza de Hulk?
 
defenders-1-neal-adams.jpg

¿Por qué habló entonces de Neal Adams? ¿por que le contesté yo aquello? ¿nos movimos por voluntad propia o fuimos piezas del Juego del Destino? Neal Adams ha sido siempre un dibujante correctísimo en cuanto a anatomía ¿qué problema tendría dibujando cabezas?

Y mientras me pregunto todo esto ¿por qué no puedo dejar de pensar que en esta imagen del cómic que acabo de comprar hay algo equivocado?

La espada salvaje  nº1_0014.jpg

Debo dejar de recordar el futuro, cada vez que lo hago se me enturbia la mirada y oigo como chisporroteos, temo que mi estancia aquí pueda tener repercusiones…Sigo pasando las páginas y todo lo que veo es impecable en cuanto a la edición, no hay nada, ningún error, ningún detalle, ninguna imperfección que haga sospechar que el árbol que saldrá de esta semilla no crecerá sin torceduras, libre de pecado original, no veo nada que más adelante pueda irse magnificando o…

Y entonces lo veo.

Estaba allí. Estuvo allí. Siempre estuvo allí.

Desde el primer día.

Nació maldito.

Y de aquellos polvos vinieron estos churumbeles.

Tenemos lo que merecemos. Somos lo que fuimos.

La espada salvaje  nº1_0039.jpg
Un desliz pequeño para el rotulista, pero un salto insalvable para la industria editorial. Abonamos la semilla con nuestros aplausos, compras y recomendaciones, el árbol creció torcido, muy poco al principio, pero lo hizo cada vez más, cuando lo notamos el tronco era ya demasiado fuerte como para desviarlo, los frutos salieron amargos y los comíamos igualmente. Tampoco están tan mal, decíamos. La podredumbre ha estado presente desde la misma raíz. Cuando quisimos hacer algo ya era demasiado tarde y lo que sosteníamos entre nuestras manos era solamente pulpa rancia

Yo pude haber hecho algo, lo intenté, me dirigí hacia su redacción, corriendo a toda prisa porque sentía una fuerza que tiraba hacia mis adentros, siento que no permaneceré mucho tiempo en esta época. Quiero ir allí y explicarles que sus acciones tienen consecuencias, me comprenderán y conseguiré arreglarlo todo. Pisé una cucaracha por el camino. Llegué, sabía la dirección de memoria, se la había preguntado a Pedro García antes de salir. Córcega esquina con Balmes en Barcelona. Llegué incluso a tocar la puerta antes de descorporeizarme y retornar aquí.

El proceso de regreso fue casi instantáneo, pero entretanto tuve eones para reflexionar sobre mi error. Un despiste lo tiene cualquiera. La Edición de la Espada Salvaje de Conan se hacía en Madrid, al principio no había todavía nadie en Barcelona. Mecachis. Si les hubiera dicho esas otras coordenadas seguro que llegaba, que una puerta temporal caía cerca y no había tantas obras. Siempre pasa alguna cosita, no se puede hacer todo perfecto, que remedio. El que hace lo que puede no está obligado a más. El caso es que he ido, he regresado y no parece que haya interferido nada en la corriente temporal, que trastear con el tiempo siempre da algo de cosa, todo está como lo dejé: Rajoy, Obama, el euro, Angela Merkel, Messi, Gasol, Nadal, Mourinho, los New52…En realidad, tampoco estamos tan mal. pues nada, al menos ya sabemos qué pasó, entonces me quito el pijama este y…¿eh? ¿es que me he deshidratado o que? mis manos…parece que están más secas, más…más viejas..¡eh! están más arrugadas, son más grandes ¡soy mayor! ¿qué está pasando? ¡vamos, traed un espejo, quiero verme! gracias, a ver….¡EH!


¿¿¿¿ Cómo que soy un tío ????


(aunque, bien mirado, tampoco estoy tan mal ¿toooodo esto es mío?)

6 comentarios en «Surfing with the Alguien»

  1. >¿por qué no puedo dejar de pensar que en esta imagen del cómic que acabao de comprar hay algo equivocado?
    Obviamente que Astroboy sólo hay uno y no tres y además tiene la piel mucho más clara.
    >Estaba allí. Estuvo allí. Siempre estuvo allí.
    Bueno bueno, no hay que ser tan radicales. Vale que escribieron «dibulges» con V, pero claro, está junto a la B en el teclado y a cualquiera se le va un dedo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.