Minimalismo en acción, carajo

 Imagínate por un momento que eres un dibujante de cómics y te llega un guión en el que tienes que dibujar un montón de personajes que tienen la gripe. Si fueras un dibujante del montón, perderías horas y horas dibujando personajes con rostros marcados con expresiones de agotamiento, frentes perladas de sudor, ojeras bajo los ojos hichados y llorosos. Hasta quizás alguna nariz moqueante. Fruslerías, elementos innecesarios y redudantes que sólo sirven para saturar al lector y hacerle perder la vista de los elementos realmente importantes de la historia. Pero si fueras un GRAN dibujante, como Greg Land, sabrías que lo único que necesitan tus personajes para parecer aquejados de una enfermedad son…
 
gripe land001.jpg

gripe land002.jpg  

…¡¡¡CUATRO RAYEJAS EN LA CARA Y EN LA PUNTA DE LA NARIZ!!!

Y es que Land sabe que el minimalismo es un valor, por no mencionar que Land comprende lo que mochos no llegar ni tan sólo a sospechar: que la Patrulla X vende más cuanto más pijos y glamorosos luzcan sus protagonistas. Personajes que parecieran enfermos darían lugar a un tebeo deprimente y, por lo tanto, incomprable. Y por ello Land acierta al encontrar una manera de comunicar al respetable que los personajes están convalecientes con el mínimo estrago posible en su apariencia física. Y al llevar a cabo sus ideas, Land toma un gran riesgo: el de que algún ignorante le acuse de no saber dibujar rostros reales y limitarse a calcarlos de algún sitio, y mucho menos de saber dotarlos de vida y expresión propia. Nada más lejos de la realidad: Land sabe que los lectores quieren personajes reconocibles, quiere estabilidad (y más en estos tiempos de crisis), quiere lo conocido. Y Greg Land les da a sus lectores lo que ya conocen:

 

gripe land003.jpg

 

…incluido al careto de Lobezno de siempre, el que Land se autocalca de recupera en todos y cadauno de sus tebeos . Pero eso sí, claramente griposo. Como se puede ver por la rayitas en la cara. Qué gran gurú de la narrativa gráfica nos ha dado Dios y que poco nos lo merecemos, pardiez. 

 

4 comentarios en “Minimalismo en acción, carajo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.