Arte se escribe con R de ROB!

Que el reboot de DC es algo que tiene fecha de caducidad es una cosa que no se nos escapa a nadie.

Toda esta parafernalia de crear una nueva continuidad para el siglo XXI no es una más que un gigantesco truco de marketing diseñado con una sólo función: ilusionar a lo nostre senyor dibuixant ROB! Liefeld para que se dejara de centrar en cómics tan interesantes como The Infinite y volviera a insuflar alegría en las cada vez más grises páginas de DC Cómics (que habían llegado a tal extremo de aburrimiento que Superman en vez de volar iba andando a los sitios como un Forrest Gump cualquiera).

El truco ha funcionado claro, pero todo el mundo sabe que ROB! es un torrente creador (por eso en lo que tarda el salir el número dos de sus colecciones has visto entre cuatro y seis nuevas cabeceras con su firma) y es sólo cuestión de tiempo que, cual Mary Poppins moderna y armada hasta los dientes, busque nuevos caminos una vez arregladas las cosas en casa de Dan Didio.

Pero eso no quiere decir que no vayamos a aplaudir el bonito gesto de conmemorar el regreso de ROB! a la editorial ubicada en Broadway lanzando 51 tebeos conmemorativos a su alrededor, de hecho Sark ya ha hablado de ellos en un par de ocasiones, pero a nosotros sólo nos interesa uno de ellos. Concretamente este (claro):

PORTADA.jpg
 
 
Empecemos por el principio.

El tebeo no sólo lo firma ROB! puesto que los guiones son de un tal Sterling Gates, al que le ha tocado el gordo (no, Quesada no, el gordo de la lotería hombre). ROB!, en su infinita sabiduría, dejó en su día trabajar a su lado a gente como Alan Moore o Robert Kirkman precisamente para prestigiar a los mindundis que le pusieran al lado. En un mundo normal, cualquier guionista que trabajara con ÉL!  sería el hazmerreír de la profesión, porque todo el mundo sabe que ROB! no necesita guionistas, y la gente afirmaría, no sin razón, que quien firma los guiones no es más que un ayudante de redacción que le lleva los cafés al auténtico genio creativo y hace la faena que el autor no tiene ganas de acabar (lo que vendría ser un Sonny de Cher, un Ringo del resto de los Beatles o un Stan Lee de Jack Kirby…).

De esta manera Sterling Gates, que en condiciones normales no podría aspirar a más que a que en las copas de después de la Comic Con Bendis le dijera que tiene nombre de agencia de publicidad de los años 60, puede ir por la calle con la frente bien alta diciendo que le han cogido para el mismo trabajo que Alan Moore.

Pero una cosa es que ROB! sea modesto y generoso y otra es que los tengamos que ser nosotros que no somos más que meros admiradores de su obra y, por lo tanto, vivimos alejados de su divinidad, aunque sepamos apreciarla. Y por eso debemos decir, que la ROB! se pasa medio tebeo arreglando los despropósitos del señor Gates. Una muestra de esto ya nos lo encontramos en la primera viñeta:

CIENTIFICO-LOCO.jpg

Un científico loco amenazando la capital de la nación. ¿Hola? ¿Hemos rebooteado el Universo DC para hacerlo más actual o para devolverlo a la continuidad de 1941? ¡Se supone que estos no son los Halcón y Paloma que leía tu tío el soltero (el que te dejó tus primeros cómics, no se comía una rosca en la universidad, y ya te está preguntando si este año también vas a ir a su casa en nochevieja para echar unas partidas a la Play). No. Este es un nuevo Halcón y Paloma, y eso no se arregla, como el señor Sterling cree, metiendo ordenadores en la segunda viñeta:

no-teeth.jpg

Ante este panorama, no es de extrañar que ROB! necesite una doble splash page para tratar de distinguir la obra de cualquiera de esos cómics aburridos que llenan las estanterías.

SHIELD.jpg

Una doble splash page donde ROB! coloca a Halcón, Hank Hall el bueno de toda la vida, golpeando lo que claramente son agentes de Shield. Porque ROB! sabe que el lector, como consumidor de cultura de masas que es, es sometido a miles de inputs visuales que no le permiten tener tiempo de pararse a distinguir un producto de otro, así que ROB! les da una viñeta donde todas las claves del producto pueden verse de un sólo vistazo.

Este es un tebeo de acción, y por eso hay toñas y es un tebeo de DC, y por eso apaliza a cualquiera de Marvel. Si el tío de la derecha está en un escorzo más propio de un caganer que de un tipo que iba a atacar al héroe es, más que nada, porque ROB! tiene una sólida formación clásica que le permite apreciar las costumbres de otras culturas, y porque si te mete Halcón una toña como esa (nótese que hace KRAK  en el cuello) lo normal es que se te suelten los esfínteres.

Este tipo de mensajes ocultos en el trazo de su lápiz son comunes en las obras de ROB! y Hawk & Dove #1 no es una excepción. Podemos ver, por ejemplo, una ácida crítica a los medios, vista en esta viñeta:

THATS-MY-CARBONERO.jpg

Donde otros se limitan a calcar el retrato de la presentadora maciza de moda (aquí THE ROCK! te hubiera plantado una Sara Carbonero por la que hubiera cobrado sin ningún remordimiento a la espera de que encima su tebeo le hicieran publicidad gratis en los informativos de Mediaset en España), ROB! te crea de la nada una muchacha bella pero con los ojos a distinta altura. ¿Error? Sólo para los vagos no acostumbrados a profundizar más allá de la impresión, lo que sutilmente nos envía ROB! es un mensaje sobre como la belleza que promulgan los medios sencillamente no existe. Los seres humanos somos imperfectos y eso se nos nota, más que en ninguna parte, en nuestros rostros, que son asimétricos. Y pocas cosas hay más asimétricas que una muchacha con los ojos a distinta altura….estamos pues, ante una belleza más real que la mitad de las que nos aparecen en los cómics de superhéroes mainstream.

Pero volvamos a la viñeta anterior

no-teeth.jpg

Fijaos en la mesa del fondo, la del tipo…¿veis la inclinación? No es un error de perspectiva, ni mucho menos, sino otra señal sutil. Los cómics de DC no pasan en nuestra tierra, sino en una tierra paralela a la nuestra, a lo Fringe. Un plano de existencia que, en un universo que aborrece las líneas rectas, sólo puede estar inclinado y eso se deja notar en todo el tebeo. Se ve en la mesa, se ve en la torre

TORRE-INCLINADA.jpg

E incluso se puede ver en los aeropuertos, que no sólo están inclinados, sino que incluso parece que tienen elevaciones del terreno en plena zona de aterrizaje.

UP-TO-THE-HILLS.jpg

En este cómic pues, ROB! se nos muestra como un artista más maduro, capaz de innovar en un arte que, ya de por si, innovaba en todas y cada una de las convenciones artísticas escritas. Por ejemplo, antes ROB! nos impactaba con sus Splah Pages, pero ahora, es capaz de impactarnos con sus secuencias de acción.

APRENDE-MORRISON.jpg

¿Que ha pasado en esta página? ¿Donde está colocado el punto de vista (o cámara de la acción?) ¿Como se entiende esa patada desde el cristal? ¿Por qué Paloma se pone de espaldas al enemigo sabiendo que está ahí? No lo sé. Pero lo mismo puedo decir de los guiones de Morrison, y como una imagen vale más que mil palabras, se demuestra que ROB! es mil veces mejor que Morrison. Como pasa aquí

LOOK-AT-ALL-THOSE-IDIOTS.jpg

Cuando una figura de autoridad que no se parece lo suficiente a Keanu Reeves como para tener que pagarle royalties, habla con los protagonistas sin mirarles, para fijar directamente su visión en el lector. Esto lo hace Morrison, por poner un ejemplo, y te casca un "PUEDO VERTE" como una casa, pero ROB! no necesita recurrir a esos trucos efectistas gratuitos y en vez de eso simplemente hace un guiño a lector.

No es el único guiño, a medida que avanza el cómic vemos

GO-GO-PAVO-RANGER.jpg

Como el protagonista parece tener otro disfraz, o cambia la altura de los muros

CHANGING.jpg

Pero eso, son cosas normales cuando se produce el parpadeo que se aparece inevitablemente cuando cambia la continuidad (algo que ya nos enseñó ROB! en esa obra que creo sólo para que Alan Moore pudiera comer cuando se quedara sin trabajo, llamada Supreme).

En resumen, y por ir acabando que esto no es un post de Calduch (como ya habréis notado hace rato), que Hawk & Dove 1 debería ser vuestra primera compra a los muchachos de El Catálogo del Cómic, pues en ella ROB! demuestra todo lo que ha crecido como artista. Un tebeo que callará de una vez por todas las bocas de sus detractores.

En él ya no hay exceso de dientes, más bien al contrario:

CUNYAOOOOO.jpg

Todas las viñetas y poses están justificadas, como podéis ver aquí, porque si algo nos enseñó Batman es que para golpear con fuerza no basta con estirar el brazo, sino que hay que golpear con el peso de todo el cuerpo, y si esa no es una pose en la que el atacante no se va a caer hacia adelante con todo su peso, no se que es.

DAME-UN-PUNTO-DE-APOYO.jpg

Y donde cada vez que el guionista mete la pata metiéndonos algún toque manido como una relación tormentosa con un padre:

BLA-BLA-BLA.jpg

ROB! la convierte en algo nuevo, y entendible a la primera, mostando la vulnerabilidad, la deformidad, y la chepa que deja en el espíritu humano, arrastrar con ese peso en su cabeza.

HUNBACK.jpg

Y si al final, sale un Halcón de otro color diferente, y alguien te dice que no está claro si es el de antes o es otro.  

POWER-RANGER-BROWN.jpg 

Siempre podrás decirle que eso lo hace Johns constantemente en sus guiones, y como una imagen vale más que mil palabras, ROB! vale mil veces más que ese mariliendres de Geoff Johns….

Gritad pues con más orgullo que nunca: AVIV BOR!!! AVIV NOCLAH Y AMOLAP!!!

NYAAAAAC.jpg
 

Publicado por

Isaac Hernández

Periodista y adláter. Sueño con una vida normal pero sé que me cansaría de ella en menos de seis meses

8 comentarios en «Arte se escribe con R de ROB!»

  1. Añadir que el gran ROB! dibuja de la misma edad a todos, desde el niño pequeño hasta el padre de Halcón porque para ROB! son todos iguales y perfectos y no considera que haya de haber diferencias entre los apolíneos superheroes de la gente normal.
    AVIV BOR!!

  2. Yo veo el genio de ROB! Ya en la portada, cuando nos presenta a Halcón con esa pose forzada, casi como un Cristo, pero al llegar a los codos los brazos se ponen en posición de disparar….. Halcón es como un Cristo con dos pistolas, nos dice ROB!, un incomprendido buscando su lugar en el mundo (de ahí los varios cambios de atuendo que el que reseña el cómic no entiende o no quiere entender como expresión del desconcierto interior de personaje que se nos muestra en la portada)
    ¿Son los colmillos que muestra Halcón (ultima viñeta de la pagina 6) o insinúa (a la altura de los molares, en la 8) otro sutil indicio de la incomodidad de nuestro héroe con s naturaleza humana? ¿Se esta transformando, pero aun no esta seguro de quererlo, en un vampiro y por eso rechaza a la nueva Paloma, ante cuya feminidad no podrá resistirse, como el verdadero Dracula ante Mina Harker? ¿Es una degeneración sufrida por el héroe Como contraposición a los zombies a que se enfrenta?
    ¿Muestra asi ROB! su postura en el enfrentamiento entre vampiros (crepúsculo) y zombies (waling dead) que presenciamos? ¿Es una revancha hacia su antiguo colaborador Kirkman?
    ¡Cuantos mensajes ocultos! Apenas he comenzado a descifrarlos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.