Animales que hablan

Carga dirigida a la Comics Magazine Association of America, encargada del cómic Code y reenviada a Marvel. El original en inglés se encuentra en este enlace

howardtheduck2.jpg 

17 de diciembre de 1975

Dirigido a la Comics Magazine Association of America

Estimados señores:

Entiendo que son ustedes los que, viendo el sello que aparece en portada, los que aprueban el contenido de los cómics producidos por la compañía conocida como Marvel Comics. Si esto es así me gustaría indicarles algo que quizá se les haya pasado por alto. Me estoy refiriendo al cómic llamado Howard The Duck número 2, producido y vendido por la compañía anteriormente mencionada.

Este es, que yo sepa, el UNICO cómic disponible con regularidad protagonizado por animales que hablan a la manera de Disney y, como tal, proporciona un gran disfrute a un grupo de consumidores que adora esta forma de entretenimiento y quienes, por falta de alternativas, compraran antes ESTE cómic que cualquier otro de superheroes, guerra, misterio, etc… me estoy refiriendo a los lectores jóvenes

howardenlacama.jpgPero, resulta que, una vez comprado, este cómic contiene pretensiones pseudo-sexuales, liberales y pseudo-intelectuales obviamente escritas por un maníaco sexual deprimido. En las primeras siete páginas, el animal que habla es visto fumando y compartiendo cama con una jovencita ligera de ropa y muy bien dotada charlando sobre sus "cuelgues". Más adelante, el pato, llamado Howard, es abordado en el autobús por una mujer que le conmina a mantenerse limpio, comer sano y llevar una vida ordenada… mujer que se nos muestra como una desdentada loca de atar a la que Howard tiene ganas de estrangular, enseñando así a los niños que deben aplastar lo que es justo y esta bien y que las enseñanzas de la mujer son una farsa, una pantomima esparcida sobre la tierra por un grupo de fanáticos y enfermos seres humanos.

Unas páginas después, la compañera de Howard, ahora un poco más vestida, se encuentra con su novio "humano" que ha sido poseído por un nabo extraterrestre, y este se pregunta sí… cuando se intenta proponer a ella…. piensa si podrá.. "… mantenerla EXCITADA" Esto es literal… ¡en un cómic vendido a los niños!

El "nabo" también se refiere a su huésped humano como "carne", lo cual, aunque no estoy seguro que daño puede hacer, se ve como algo demasiado duro para los lectores de este cómic que estoy seguro que serán en su mayoría niños.

Le llamo la atención sobre esto, sin incluir mi dirección, porque no deseo ser molestado con respuestas contrarrestando mis argumentos, porque, como guardianes de la moralidad de los cómics que se venden a los niños, han cometido una grave negligencia en las obligaciones que reflejan sus propias normas por lo que me siento justificado en pedirles que corrijan este tipo de errores en el futuro o retiren su nombre de la portada de los tebeos para que los educadores no sean engañados y compren y distribuyan esta basura entre sus estudiantes, y para que los padres sientan que están siendo tratados honestamente.

Suyo,
 Fred A. W—— [Gerber no quiere dar el apellido completo]

9 comentarios en «Animales que hablan»

  1. Con DC esto no hubiera pasado. Por algo tenían el Capitán Zanahoria y su Just Lotsa Animals, serie apta para niños (aunque aquella gata con poderes mágicos… !miau!).

  2. Porque, claro, es mucho más perjudicial para los niños ver a un pato f*ll*r con una chica que… mmm… no sé, vivir en el único país que ha arrojado bombas nucleares sobre sus congéneres humanos…
    acaba la frase maldito izquierdista:
    sobre sus congéneres humanos…VESTIDOS.

  3. Estoy seguro de que allá donde esté Gerber ahora (aprediendo a bailar la Bamba, no me cabe duda) se sigue riendo con esto y con la carta aquella del correo de Los Nuevos Mutantes acusando a Claremont de estar poseido por el Diablo por haber escrito la subtrama de Magick.

  4. Fred A. W—–. Por fin alguien que comparte mi forma de pensar y mi punto de vista sobre ese panfleto anarco-socialista liberaloide que es Howard el Pato.
    No respondáis a mi comentario, puesto que no quiero ser molestado con algo parecido a un diálogo… ¡eso es para desviados! ¡Los hombres de verdad jamás cambiamos de opinión!

  5. ¿¿Un pato f*ll*nd* con una mujer?? ¡¿Esto qué es, una de esas revistas que venden los españoles en los quioscos y que tan poco le gustan a Millar…?!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.