Tengo una Pregunta para ustedes

 
Cuando uno se encuentra al entrar en la librería una portada tal que así…

cowanda.jpg
…lo primero que viene a la mente es ¿cuándo empezó a mutar Denys Cowan?

Y para conocer la respuesta lo más apropiado es revisitar su única obra más conocida: The Question, una serie que realizó durante tres años con guiones de Denny O’Neil basándose en el personaje homónimo creado por Steve Ditko para la editorial Charlton.

12125.jpg

The Question. The Question nos plantea muchas preguntas.

minchinela.jpg

Como nos apunta este joven lector de nutrida y redundante tebeoteca, la carencia de expresión facial del personaje era un logro en cuanto a que anulaba el riesgo de un mal entendimiento entre guionista y dibujante que pudiera dar lugar a una mueca equivocada y rompiese la atmósfera ideal de la escena planteada. Choca al principio un poco esto teniendo en cuenta que el creador del personaje era también el dibujante, pero cuando sabemos que Steve Ditko había trabajado anteriorimente con Stan Lee, entonces se comprende mejor lo de que Ditko no se fiara ni siquiera de si mismo, debía estar bastante escarmentado. Preguntado al respecto, Stan Lee dice que no se acuerda.

De todas formas, tampoco es necesario el sobreentendimiento por parte del lector para intuir la expresión de un personaje sin semblante.

nokara00.jpg

Esto es algo que los japoneses superaron hace tiempo.

nocara.jpg
Amasando Ja-Pan, esa fuente inagotable de maravillas

 
Debemos tener claro que con Question y su alter ego Vic Sage no nos encontramos ante un superhéroeTM al uso, pues carece de poderes extraordinarios más allá de su capacidad física, y no vacila en traspasar la frontera de la legalidad si lo considera necesario para conseguir su propósito. El concepto acuñado para estos personajes de la Charlton fue el de Heroes de Acción, aunque este término no se usó en la serie de DC, pues entrados en los años ochenta podría inducir a confusiones con los muchos personajes que poblaban la pantalla grande en producciones de puñetazos, balas y explosiones.
arnie.jpg
Seamos claros, la relectura en la actualidad de Question muestra que es una serie que no ha envejecido bien. Aunque no es culpa suya, pues todo material anterior a los años noventa no puede haber aguantado bien el paso del tiempo precisamente por no ser de los noventa. Siempre habrá material adelantado a su tiempo, pero la combinación de mensaje social, puñetazos y parrafadas de algo que quiere ser Zen no ha soportado adecuadamente el paso de los años. Lo que no quita que en su momento fue una serie que se ganó el favor tanto del público como de la crítica. Y es que con el carácter que se gastaba el protagonista, a ver quién era el guapo que se atrevía a contrariarle o comentar algo malo en público.
 
lorenzo.jpg
Con la esperanza de devolver la paz a una urbe corrompida, el reportero Vic Sage se transmuta en Question para llegar allá donde la policía no puede o no quiere. Dicho así podría parecer que nos encontramos ante el típico justiciero, aunque tampoco es eso exactamente.
brons.jpg
Como se apuntaba más arriba, Alan Moore bebió de la esencia de este personaje para la creación del Rorschach de Watchmen. Y como Ditko es un tipo reservado nunca nos dirá si Moore le llamó alguna vez para agradecérselo. De hecho se ha planteado varias veces cual de los dos personajes, el Question de O’Neil y Cowan o el Rorschach de Moore/Gibbons, es más próximo a los planteamientos y carácter del personaje original de Ditko, una de ellas en las mismas páginas de la serie.
 
roncha.jpg
Pero Vic Sage no es Rorschach y Question no es Watchmen, el trazo de Cowan carece de algo que abunda en la afamada maxiserie del barbudo: simetría.
 
asymetric.jpg
Aunque en honor a la verdad, como bien apuntaba el editor de la serie original en Charlton, Dick Giordano, es muy posible que Alan Moore tomase prestado bastante más del personaje que sombrero y gabardina.
 
giord01.jpg
(Y es que hay que agradecer la sinceridad que se gastaba Giordano en sus declaraciones)
 
giord02.jpg
(esto lo suelta Stan Lee en el juicio con la familia de Kirby y lo sacan a hombros)

La publicación de esta serie en nuestro país por parte de Ediciones Zinco coincidió con un periodo de efervescencia del comic-book adulto con miras elevadas impulsado por las consabidas obras de DC que suelen mentarse siempre (y Ronin). Sus páginas forman parte de la historia del mundillo no sólo por traer los checklist mensuales de esta etapa tan emblemática, sino porque en sus secciones de correo pudimos asistir a escenas como la de un tal "El Solitario" que proclamaba que la tinta impresa era su refugio ante la falta de cariño por parte de los demás. Y como la memoria es puñetera muchos de los que lo vivieron en directo recordarán el aluvión de cartas que generaron sus declaraciones, pero lo cierto es que lo que causó este revuelo fue la contestación a "El Solitario" (todavía no se había inventado la palabra friki) por parte
de un tal Pedro Ignacio. En las páginas del Question español también pudimos asistir al encumbramiento de artistas noveles tocando temas de permanente actualidad.

ñolo88.jpg

O al inicio de la construcción de imperios.
 

calleluna.jpg
Dos sitios, dos…¿no es una pasada?

La serie de O’Neil y Cowan impactó desde aquel memorable texto inicial: "Hub City, Viernes 21 de Diciembre. 10:45 PM. Charles Victor Szasz tiene exactamente 25 horas y 15 minutos de vida".

malasnotis.jpg

Pero nunca debemos subestimar la influencia de los taquiones.

pocashoras.jpg
Aunque quizá precisamente con este concepto de tiempo elástico se comprende mejor el segundo episodio de la serie, aquel tras la SPOILER del protagonista pero que no estaba SPOILER del todo. Cuando se lo llevan a entrenar con un tal Richard y en un par de páginas se pule un entrenamiento que más tarde nos dicen que ha durado más de un año. Allí aprende a canalizar su agresividad mediante la meditación y técnicas de lucha oriental, destacando aquella que más gusta de dibujar Cowan en las escenas de acción: la patada giratoria.
 
chuck.jpg

Filosofía y violencia, así es Question. Un tebeo adulto, con personajes adultos que plantean temas adultos.
 

chocolate.jpg
Pero siempre desde el buen gusto, ojo. Y que quede bien claro que Vic Sage no le hace ascos a nada para alacanzar sus metas. No hay temas tabú en un tebeo adulto.
 
borrach01.jpg
  borrach02.jpg  

Limpiate, limpiate los dientes y luego pégate una ducha, que si no no te hará falta el adhesivo especial para ponerte la careta. Es lo que tienen los tebeos adultos, aunque no siempre sean platos de gusto de todo el mundo.
 

vaño.jpg
¿Qué podemos decir sobre el papel de Cowan en la serie? en su primera mitad nos encontramos con un artista cumplidor, ya hemos hablado de su uso de la patada giratoria en las escenas de pelea, que suelen carecer de diálogos para centrarse más en la acción. Si acaso podemos apuntar también algunos recursos narrativos que inspirarán más adelante a otros autores. A Bendis, por ejemplo.
 
decomp01.jpg
 
decomp02.jpg 
Mientras el entintado de los lápices de Cowan corre a cargo de Rick Magyar, hay una unidad estilística en la obra, una atmósfera oscura y recargada que envuelve la acción, las tintas de Magyar son la atmósfera de Hub City. No es de extrañar por tanto que cuando Cowan debe ausentarse en el número 20 sea el mismo Magyar el que coge los trastos de dibujar y se echa el episodio a la espalda. Y si bien cumple con esmero en lo que al transcurso de la trama se refiere sin que se note demasiado la ausencia del artista titular…

magyar00.jpg

…las carencias resultan más que apreciables en lo que de verdad importa en un tebeo: en la acción. Fondos poco trabajados, narrativa facilona…que aunque no se metan diálogos también hay que trabajárselo un poquito.

magyar02.jpg
 
magyar01.jpg

Cowan regresa en el episodio siguente, pero por algún motivo ya no es lo mismo que antes. Nuevos entintadores se van sucediendo y el trazo se ve menos acabado, poco trabajado, como si se estuviera perdiendo interés en lo que se muestra. La degradación es tan evidente que pasa a ser un tema recurrente en la sección de correo.
 

fallquest.jpg

La cota más alta se alcanza a la altura del número 26, en la que el propio correero debe advertir (de una forma bastante apasionada) que el dibujo se debe a un autor que sólo estará ese número, al tiempo que adelanta que el trazo de Cowan mejorará en un par de entregas con la llegada de, sí, otro entintador.
 

respuest.jpg

Aunque visto aquel número 26 la cosa no fue para tanto, para mi que lo que pasaba es que Miguel G Saavedra debía tenerle algo de manía a Bill Wray. A lo mejor por lo de considerar la historieta como un arte menor y usar el nombre más serio de William para sus obras pictóricas con pretensiones.

Finalmente en el correo se nos desveló la causa del descuido de Denys Cowan en aquellos episodios.

wraymalo.jpg
Que no fue otra que una saga de Batman para celebrar el número 600 de Detective Comics ¡50 añazos nada menos! ¡caramba, Bats, llevas una vela de cumpleaños bajo la capa o es que te alegras de que te dibuje Cowan?
supasado.jpg

¿Si Cowan se esmeró en esta saga de De
tective
? pues no la he repasado, aunque el hecho de que en su edición en tapa dura saliera aquí con una portada de Walter Simonson debe ser por algo.

Pero lo importante para Zinco es que se había transmitido un mensaje de paciencia y calma, una calma que parece que a ellos les faltaba a la hora de hacer algunas maquetaciones a medida que se acercaba ese ansiado número 28 con la anunciada recuperación del nivel gráfico.

gonder.jpg

Famillia de Gonder
 
Y de esta forma la serie pudo mantenerse en los quioscos sin sobresaltos hasta su conclusión en el número 36. Tras la serie regular O’Neil y Cowan continuaron en una serie especiales trimestrales titulados The Question Quarterly, que Zinco planeó publicar también, avanzando que el arte de Cowan mejoraría muchísimo más si era posible, aunque no dibujaría todos los números.
bymalas.jpg
En la última entrega de la serie regular incluso nos mostraron una imagen del primer episodio de la nueva serie para abrir boca.
 
quartzinco.jpg
Pero por alguna razón no pudo ser y estos episodios no vieron la luz hasta hace unos años en que Planeta de Agostini, que publicó DC en España durante la segunda mitad de la primera década del siglo XXI, tuvo a bien ofrecérnoslos en un denso tomito.
353330.jpg
De esta manera la espera terminó y pudimos comprobar si el arte de Cowan había mejorado o…o qué.
 
putroncos.jpg
Pero lo que sí pudimos saber es por qué Ediciones Zinco nunca publicó aquellos episodios.

quartdc.jpg

Y es que, definitivamente, le tenían manía al colorista.
 

quesestoo.jpg
coloristray.jpg

Vic Sage había abandonado Hub City al final de la serie regular, y en estos nuevos episodios terminó volviendo. Pero los ochenta habían quedado atras, de manera que los autores sintieron la necesidad de contar algo más acorde con la actitud de los nuevos tiempos, los efervescentes años noventa. Es por esto que en este regreso no hay ni rastro del personaje de Aristoteles Rodor, el antiguo compañero de Vic Sage, científico y filósofo hippioso con el que transmitían mensajes budistas y cosas de esas. En su lugar le pusieron de compañero a un negro que luchaba haciendo capoeira. De veras. Y con colores de Bill Wray. Cinco números duraron.
 

capoer.jpg
El citado tomito traía además un episodio corto escrito por O’Neil para Showcase y el especial Question Returns. Un material bastante redondo que…

integridad.jpg

…que completa la publicación CASI íntegra de la labor de Dennis O’Neil con el personaje.

Pues con todo lo publicado entonces sólo faltaría uno de esos tebeos que muy de vez en cuando se encuentran por las cajas de morralla visitando librerías, escrito por O’Neil y dibujado por un meritorio (hablamos de 1995) Vince Giarrano ¿sentís ya la falta, completistas compulsivos? ains, si es que no se puede tener todo.
 

DSCF2535.JPG

El personaje permaneció más o menos olvidado hasta que decidieron recuperarlo en las páginas de 52, la saga semanal deceera tras la Crisis Infinita, instruyendo a Reneé Montoya de forma parecida a como Richard le había enseñado a él para que ésta fuese la nueva Question cuando él faltase. Y es que él, Vic Sage, que en toda su andadura había sido visto fumando una única vez en el primer episodio con O’Neil y Cowan y tuvo que dejarlo porque el tabaco le alteraba la química corporal y el compuesto que le pegaba la máscara no se le ajustaba correctamente, murió por un cáncer de pulmón.

No queráis saber la cara que se le quedó.

(tuvo al lado a Montoya en su lecho de muerte y no pudo ni llamarla para hacer el chiste, mecachis…)
(y no, no contamos el número 37 publicado durante la Blackest Night, que en un par de semanas todo eso será rebooteado)

 

finq.jpg
 

3 comentarios en «Tengo una Pregunta para ustedes»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.