¡Mira, un Morrison! ¡Cómpralo, cómpralo!

Distinguiendo entre entre información y publicidad; la portada se muestra al público que aún no ha comprado el tebeo, así que se podría considerar más publicidad que información

doycredito.jpg

Los créditos, en cambio, están dirigidos al que ya ha soltado la pasta, así que se pueden constar de información pura y dura

nodoycredito.jpg

[Acreditando: las fotos las mandó Myca Vykos a nuestra mítica ML]

Publicado por

EmeA

En 1972 fui acusado de un delito que no había cometido y desde entonces sobrevivo como soldado de fortuna

3 comentarios en “¡Mira, un Morrison! ¡Cómpralo, cómpralo!”

  1. Es que las historias de Millar han contado con la colaboración de Morrison, como ocurrió con Superman: Red Son. Y claro, hay que mencionar a Morrison, porque sin él Millar no es nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.