DePatie-Freleng F’Tang!

Os estaréis preguntando: ¿Qué es eso de los DePatie-Freleng del título? ¿Algo de Dune? ¿Les debería conocer? Pues sí que les conoces, sí. Lo que pasa es que aún no lo sabes. Pero si has visto esto: 


Entonces conoces su trabajo. 

Más aún, si has visto esta otra serie…

Entonces les conoces a ellos. 

DePatie-Freleng fue una compañía formada por David H. DePatie y  Friz Freleng, dos trabajadores del área de dibujos animados de la Warner que decidieron montar su propio estúdio de animación a pricnipios de los sesenta. Su primer gran éxito vino de los títulos de créditos diseñados para la película de Blake Edwards de La Pantera Rosa, todo un éxito que llevó a la United Artist a contratar la producción de cortos de animación sobre el personaje. Por supuesto eso llevó a hacerlo también de algunos secundarios como El Inspector, La hormiga y el oso hormiguero o… Los Sapos de Tijuana

Pero no deberían ser tanto los cortos lo que nos preocupe como los largos. Establecidos como los terceros estudios independientes tras el gigante Hannah-Barbera y los chicos de la Filmation en DePatie-Freleng no tuvieron reparos para hacer todo tipo de series originales. Muy, MUY, originales.

Por ejemplo, Los Barkleys, una serie familiar con amimalitos que no se parece a ninguna otra que se haya visto antes. 

Sobre todo proque esta producción de la NBC jamás podría parecerse a una serie de otra cadena, digamos la CBS, entre otras cosas proque no tendría sentido alguno que una cedena de televisión tomara como referente All in family sólo por ser la serie más importante de esos años… 

Pro supuesto no fue la única serie que  resultaba originalísima independiéntemente de cómo se pusieran los pesados de siempre, su éxito Bailey’s Comets era algo jamás visto.

Sí, todos sabemos que había series de carreras, ¡pero de coches, no de patines! y eso de un equipo bueno y todos los demás malos -en grados pero malos- en lugar de uno de malos y el resto buenos, es también IN-NO-VA-DOR.

Si es que en DePatie-Freleng siempre supieron ver qué era loq eu estaba de moda y cómo explotarlo, como cuando presentaron a Misterjaw. ¡Viva la originalidad!


Vamos, que no entiendo de dónde les venía la mala fama de saqueadores.

Cuando, además, incluían una animación cuidada, detallista, nunca ante vista, como la que tenía Here comes The Grump 

En cualquier caso, pronto se dieron cuenta de que lo que querían los niños eran héroes, y así se fueron acercando poco a poco, de manera discreta con los Houndcats

Así que la línea de actuación en DePatie-Freleng pasó a ser, por un lado conseguri derechos de clásicos establecidos como Dr. Doolittle, Mr. Magoo e, incluso, un par de años los Looney Tunes de la Warner -al fin y al cabo venían de ahí y allá que iban- e incluso concesiones más… arriesgadas:

Por el otro, acercarse a los jovenzuelos con grandes series de tipos poderosos como 

Sí, Los Super 6 es una gran serie, con un montónde héroes que demostraba a las claras el interés de DePatie-Freleng por desarrollar algo nuevo e innovador.

Así que el paso siguiente era obvio, había que lograr algo más grande que un simple grupo e seres poderosos, algo más impactante, algo menos esperado, algo como…

¡¡¡SUPERPRESIDENTE!!!

Cuando el inquilino de la Casa Blanca, James Norcross, consigue poderes sobrehumanos gracias a -no podía ser de otra manera- una lluvia cósmica, decide que tiene que ayudar a la humanidad de manera ACTIVA.

Una muestra de auténtica genialidad estrenada tres años después de la muerte de Kennedy de la que todo lo que se diga será quedarse corto. Los enemigos, la maravillosa animación y esa inesperada capacidad pra sorprender con ideas como la base secreta debajo de la Casa Blanca accesible tras una entrada secreta en el Despacho Oval, el Omnivehículo o su, atentos, CINTURÓN DE TRUCOS. Además, claro, de la brillante idea apra que no le reconozcan, que es vestirse de blanco y rojo siendo el presidente de USA, ¡que sospechen de los Canadienses!

 
Una carrera por tanto llena de éxitos la de estos DePatie – Freleng. Lleno de buenas decisiones. ¡Futuristas! Sobre todo en su acercamiento a los superhéroes. Por eso ellos no dudaron en realizar el acercamiento definitivo:

Sí, sí, sí. Después de la serie de Hannah Barbera llegaron ellos y lo vieron claro, muy claro,  había que cambiar la animación y quitarse de encima a Johnny. ¡H.E.R.B.I.E. rules, man!

De esta manera DePatie-Freleng, con ayuda del reciéntemente fallecido Blake EdwardsLa Pantera Rosa, cambiaron el rostro del Universo Marvel. Y ya nada volverá a ser lo mismo.

 

6 comentarios en «DePatie-Freleng F’Tang!»

  1. Claro, si DePatie y Freeleng le ponen un bigotillo a un gato los llamais plagiadores pero si lo hace Art Spiegelman lo llamais genio y todo el mundo se pone a decir que ahora los comics son noelas gráficas.
    Ay señor, cuánto prejuicio.

  2. RttPotA (!hala!) tiene buena pinta; bájomela.
    Y Super President, o mucho me equivoco, o se hace llamar Vindicador cuando visita Canadá, ?verdad?

  3. ¿porqué nombran en el «origen» de esos cuatro fantásticos a Herbie como el «nuevo» compañero? ¿no se supone que todos son nuevos en «ese» universo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.