Zen y el Arte de las Guerras (Clon)

"Here in the gym, working the man boobs"
Twiteo de ROB! a los Corintios

Que no hay más Diso que ROB! e Image es su profeta es nuestra incuestionable Verdad de Fé.

Y sin embargo demasiado a menudo se me acerca algún joven adláter lleno de inquietud porque, expuesto a las supersticiones paganas organizadas en que se halla inmersa nuestra moderna sociedad, ha encontrado en alguna de ellas una idea o un concepto que le resultaba auténtico. Cuántas veces habré tenido que tranquilizar sus conciencias asegurándoles que no estaban viviendo una crisis de fé y que el amor de ROB! seguía brillando en sus corazones como una inextinguible llama.

La Palabra de ROB! es de tal trascendencia que sus ecos llegan hasta a aquellos que no han oido hablar de Él. Su Mensaje y su Verbo tan relevantes que cual proverbial piedra arrojada a un estanque causan ondas que se extienden más allá del mismo espacio y del propio tiempo.

Así que es natural que todas las otras religiones y filosofías que existen o han existido en el mundo contengan atisbos de Verdad puesto que son pálidos reflejos de la única verdadera, la Fé en ROB!.

Los antíguos mayas fueron capaces de predecir el fin del mundo de Wildstorm fallando tan solo por un año. Los hebreos crearon una mitología que sigue paso por paso la descrita por ROB! en Testament (pero menos entretenida). Pero uno de las (falsas) creencias que más logra aproximarse a la Única Veradad de ROB! es sin duda el budismo zen.

Originariamente una hibridación entre el budismo clásico y el taoismo, sus peculiares características le han ganado fama internacional gracias a la pública adhesión de importantes personalidades como Richard Gere, Steven Seagal o Lisa Simpson.

Ni que decir tiene, el mundo del cómic está lleno de budistas zen practicantes cuyos principios se hacen patentes en su obra. Y podemos decir orgullosos que uno de los más destacados es español.

Como los más veteranos ya os habreis imaginado estoy hablando del Genial! Iron Man de THERROCK! quien, en su episodio 32, aplica los principios del budismo zen tan a rajatabla que si el Bodhidharma reencarnara la cabeza se volvería a morir de envidia.

GUCO01.jpg

El Genial! guión de un FRACTION! cada día más en forma describe un ataque de miles de drones cibernéticos controlados por jóvenes que creen estar jugando a una aplicación de iPhone.

GUCO02.jpg

Sólo un genio como Matt podría conjugar de manera tan sabia entreteniminto y reflexión sociocultural al describirnos una juventud descarriada tan pegada a sus pantallitas que son incapaces de levantar la vista y darse cuenta de que la pelea está siendo retransmitida en directo por todas las cadenas.

GUCO03.jpg

Malditos mocosos malcriados. Cuando tenía vuestra edad no teniamos móviles y bien felices que éramos, cojones. A cavar una zanja os ponía y… ¿Cómo? ¿Que el micro sigue abierto?

Ehm…

Lo que quería decir era… era… THERROCK!, si, eso, THERROCK!

Cualquier dibujante mediocre se habría limitado a dibujar decenas y decenas de drones voladores en un gris y conformista ejercicio de estilo.

Pero no THERROCK!

Aplicando al pie de la letra los principios de mesura que predica el budismo Zen él se ha limitado a dibujar dos…

GUCO04.jpg

…y luego ha procedido a clonarlos hasta alcanzar la cantidad deseada.

Tu, el del fondo, el que ha dicho "menudo vago". A esa pizarra de la derecha y me escribes cien veces "No volveré a interrumpir un post con conclusiones obvias y apresuradas".

Lo que THERROCK! está haciendo es una metáfora visual del rol del indivudo frente a la sociedad. Los jóvenes iPhoneros está siendo utilizados y al serlo se ven reducidos a hormigas sin mente indistinguibles unas de otras que marchan uniformemente.

Y digo "casi" porque incluso dentro de la total homogeneidad de la masa se hacen distinguibles dos grandes extremos, derecha e izquierda, masculino y femenino, Betis y Sevilla. En definitiva un Yin y un Yang envueltos en un Tao de totalitarismo.

Y en la mejor tradición budista THERROCK! imparte sabiduría no mediante el estudio de la palabra sino de la experiencia visual.

GUCO05.jpg

Y así, lo que en otras manos menos diestras se habría quedado en un mero nogaleado repetitivo de dibujo se transforma en un completo nivel de lectura adicional.

GUCO06.jpg

Y es que menos es más, y no hay mejor manera de plasmar el imparable torrente de drones agresores…

GUCO07.jpg

…que atacan incesantemente…

GUCO08.jpg

…oleada tras irrefrenable oleada…

GUCO10.jpg

…que ataca sin pausa…

GUCO09.jpg

…y que Tony soporta con estoica firmeza aunque en elgún momento de debilidad…

GUCO11.jpg

…le asalte una cierta sensación de deja vú.

GUCO12.jpg

Y sin embargo, nos dice visualmente THERROCK! la aparente multiplicidad de movimientos es solo eso, aparente. La magia digital engaña al ojo humano…

GUCO13.jpg

…pues han bastado siete modelos diferentes para simular cientos de asaltantes. Y es que la libertad del indivudo queda completamente anulada al integrarse en la multitud dado que esta solo puede moverse por senderos preprogramados.

La alienación hecha
entretenimiento de masas ¿no es emocionante?

Y es que, nos dice THERROCK!, la única solución es el equilibrio. Contrarrestar la tiranía del orden absoluto con su eterno oponente: el caos.

Por eso los individuos que se enfrentan a esta masa sin identidad lo hacen pensado fuera de la caja, literalmente. Personas que confían en su propia e interior fuerza esperitual y no en la deshumanizdora tecnología.

GUCO14.jpg

Y es por ello que el colorista se ha olvidado de dibujar símbolos en las pantall sus pantallas están vacias de contenido.

GUCO15.jpg

De la misma manera que el estudiante budista debe vaciar su mente de toda noción preconcebida para permitir que esta sea llenada con la inmortal sabiduría que proviene de las enseñanzas de Buda ROB!.

Y es que el artista zen tiene como último objetivo alcanzar la iluminación y fundirse en uno con el todo. Y el camino pasa irremediablemente por abarcar el todo de la creación y comprender que en el equilibrado orden cósmico todo y todos tienen su lugar. Y por ello es capaz de abarcar el Yin y el Yang, de dar y recibir.

3 comentarios en «Zen y el Arte de las Guerras (Clon)»

Responder a Necio Hutopo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.