D de Domingo, D de Defensa: 22

(por Uriondo)

El redactor de esta sarta de infamias que estamos diseccionando durante los últimos meses escribió, utilizando como excusa la bella imagen que reproducimos arriba, esta completa infamia:

"Apostaría a que calcó este dibujo utilizando pornografía infantil. Nunca he visto un dibujo de unos labios que me hagan sentir tan rarito al mirarlos como estos".

En primer lugar, quiero subrayar: "Si eres rarito, eres rarito. No culpes a ROB! por ello". De hecho, pide ayuda. Otros lo han hecho, o al menos han tenido la decencia de someterse a una castración química que les aleje de esos insanos impulsos. De hecho, la defensa de esta imagen es la más sencilla de todas las que aquí se han venido publicando.

A partir de ahí, me gustaría defender el canto a la inocencia que promueve nuestro ídolo. Lejos de caer en la trampa de la sexualidad facilona que nos rodea cada día, intuimos con esta imagen que ROB! tiene una respuesta clara, sana y limpia a una pregunta tradicional en el mundo del comic, y que tanto ha dado que hablar.


batman-robin-2.jpg
Exacto. Esa pregunta.

Y la respuesta de ROB!  es: ¡No! ¡Jotacé se equivoca! ¡Es sólo su pupilo!

Que nadie dude, o lectores y lectoras de Adlo!, que la lucha contra el abuso de menores está siendo encabezada por un ROB! que ilustra claramente a nuestros infantes sobre qué deben responder cuando se topen con extraños que intenten desviarle del camino al colegio: TU NO ERES MI PAPI…

Alejaos, jóvenes, de los desconocidos que os regalan caramelos y escuchad la voz de ROB!

Seguid el ejemplo de este muchacho y decid TU NO ERES MI PAPI a esos señores que acechan por lugares públicos buscando presas fáciles…


Pero no es la única respuesta. Hay otras, para los más atrevidos, que procede de nuestro más importante acervo cultural:

mojinosfnu.jpg

(y en la próxima entrega…

21.jpg
)

Un comentario en «D de Domingo, D de Defensa: 22»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.