Me persigue un tebeo

Seguro que a muchos de vosotros también os ha pasado alguna vez. La cosa viene de bastante atrás, concretamente del verano de 2002. Hacía poco que el euro había llegado a nuestros bolsillos y acababa de recuperar su paridad con el dólar. En nuestro país, forum hacía unos meses que había renumerado su serie en grapa de Los Cuatro Fantásticos para celebrar la llegada del cuarteto triunfal Marín – Loeb – Pacheco – Merino, y otorgó a las portadas de los cuadernillos mensuales un solemne estilo nazareno para conmemorar la ocasión.

cuatrof.jpg

Entretanto, al otro lado del Atlántico, un impulsivo y dinámico Joe Quesada insuflaba aires de renovación en Marvel, y la sucesión de noticias, acontecimientos, rotaciones y estrategias comerciales era constante. Había que estar al día de lo que se cocía allá, y para ello las webs americanas y los listados del Previews de cada mes eran un referente. Precisamente aquel verano se anunciaba que se iba a dar por concluida la estancia de los artistas españoles en el título; los encargados de llevar a nuevas cotas de grandeza la serie enseña de la editorial serían Mark Waid y Mike Wieringo. Y para promocionar cómo se merecía la nueva etapa con MW2 al frente, el primer episodio realizado por este tándem, el 60 de la serie, tendría ¡atención!, un precio de tan sólo 9 centavos.

Leyeron bien, un episodio autoconclusivo de los nuevos creativos de Los Cuatro Fantásticos por tan sólo nueve centavos de dólar en vez de los dos dólares con veinticinco acostumbrados, poco más que regalado. Un movimiento con el que Quesada se aseguraba que la serie cobrase un nuevo impulso llegando al maximo posible de lectores que podrían verse atraídos por la historia y fidelizarse desde entonces a la serie.

Por aquel entonces estaba siguiendo la serie en castellano, pero fue ver el anuncio de la oferta de ese número 60 en el Previews y pedirlo. Las grapas americanas de 2.25$ te las podían cobrar en las librerias especializadas españolas por bastante más que las series regulares de forum, que costaban 1.70 euros, de manera que echar un ojo a una nueva etapa que tardaría un año en publicarse en nuestro país por lo mismo que costaban dos gominolas era muy tentador. Pedido pues, y en pocos meses pude tenerlo en mis manos. Con ese olor que tienen las grapas americanas cuando estás tiempo sin catarlas, el nuevo y moderno diseño de la cabecera, sus colores brillantes, el símbolo del duelo por el 11-S…

4fmw2.jpg
Nada más tenerlo en mis manos, viendo además que se trataba de una historia autoconclusiva, tomé una decisión: aunque estaba siguiendo la serie española, cuando saliera el número correspondiente a esta historia no lo compraria, pues ya lo tenía en esta otra edición. De no ser así, el supuesto ahorro de haber conseguido el original se convertiría en el gasto extra de tener un tebeo dos veces. Visto así parecía lógico, pero lo que estaba decidiendo de manera decidida y consciente era en dejar un hueco en mi colección (sonido de uñas arañando una pizarra).

Todos los aquí presentes tenemos una vena coleccionista. Podemos negarlo, pero un vistazo a nuestros armarios y estanterías nos devolverá a la realidad. Y una falta no deseada en cualquiera de nuestras colecciones puede ser origen de noches en vela y paseos por barrios recónditos, lista en mano, a la caza y lectura de aquella presa que en su día se nos escapó. Aunque el tebeo que buscamos sea una m*erda y además lo sepamos, no estamos hablando de eso. Se trata de que NOS FALTA. Alguien ajeno vería con envidia la serie en nuestra estantería, nosotros sólo podemos ver el hueco entre esas dos grapas no consecutivas que hace que la colección no esté completa. Incluso de espaldas a ella sentis como esos vacíos os llaman. Intentamos que estas cosas no sucedan, pero en el caso de aquel 4F 60 parecía haber un motivo para hacerlo, una buena manera de iniciarse en el hábito de no pillarlo todo sólo por tener los números anteriores. De de-sen-gan-char-se. No era realmente un hueco, cambiaba una versión por otra, caramba.

Me sentí tan bien conmigo mismo por haber dado este paso hacia la desintoxicación, tan limpio por dentro, que poco después decidí dejar durante unos meses la serie española de Ultimate Spiderman, desde su número 8 hasta el 23, como protesta testimonial por la inclusión en ella de la serie de Ultimate Team-Up, a la que no veía ningún sentido, una manera absurda de quemar en poco tiempo personajes que podrían tener más tarde un tratamiento mejor, y el tiempo me ha terminando dando la razón, pues ya hace tiempo que decidieron que jamás estuvo en continuidad (glubs, espero que esto que he escrito no haya sonado muy Angostiano). Y estos me los dejaría sin metadona ni nada, a pelo. Después del 7 iría el 24 (con un hueco de 16 episodios americanos, del 14 al 29), que siendo Bendis tampoco me habría perdido mucho argumento.

Pensaba yo que sería fácil.

Pero no lo está siendo, pues hay algo que juega en mi contra.

El Universo.

El Universo odía el vacío, y siempre encontrará algo con que llenarlo. De manera que cuando ejercí mi decisión consciente crear aquel hueco se pusieron en marcha los mecanismos del Destino para evitarlo. Mecanismos que a día de hoy siguen operando.

Estamos en Septiembre de 2003, cuando sale ese ejemplar de forum de Los Cuatro Fantásticos que había decidido no comprar. Pero ahí el Destino ya puso la primera traba. Pues no me encontraba, como esperaba, ante el número 25 del Volumen 4 de Los Cuatro Fantásticos, sino que…

4f5.jpg
..tenía ante mi el flamante Número Uno del quinto volumen de Los Cuatro Fantásticos. Con una bonita fanfarria azul. El Destino había decidido renumerar la serie en aquella precisa historia. Lo cual hacía MUCHO más difícil no adquirirlo. Porque no es lo mismo que del número 24 pases al 26, con el tiempo no se nota y hasta lo olvidas, que comenzar una nueva colección y que te falta el Número Uno. Pero yo había tomado mi decisión mucho tiempo atrás ¿Quién eres tú, Oh Destino, para forzar y torcer mi deseo, para jugar con mis anhelos? Así que en contra de lo que muchos de vosotros hubiéseis hecho, no lo compré. Seguí
la serie adquiriendo, el 2, el 3…y cuando tuve suficientes para meterlos en bolsita (uso las de tamaño Silver Age, no me gusta embolsarlos individualmente, estás más tiempo arrancando celos que leyendo) los puse con aquel 60 americano de 9 centavos en lugar del número uno que no tenía. Otros tebeos fueron llegando, siguieron las bolsitas y aquel asunto pareció quedar olvidado.

Pero el Universo nunca olvida.

Llegamos a Julio de 2004. La serie Nuevos X-Men llega a un redondo número 100. Y forum celebra la ocasión con un número doble.

nxm100.jpg
El ejemplar traía dos aventuras. La tercera y última parte de una saga, y el primer episodio de una nueva saga de cuatro. Y dicho así parece algo tan atractivo como los tomos del nuevo coleccionable de Batman. De manera que en la editorial incluyeron además un regalo. Así, al abrir el retractilado el seguidor mutante se encontraba sin ningún coste adicional…

4f5.jpg

…un ejemplar del número uno del volumen 5 de Los Cuatro Fantásticos. De regalo. Ya estaba, gol, lo había conseguido. El tebeo había llegado a mi. El Destino es poderoso, El Destino tiene poder. Nada podía hacerse. Pues cuando un tebeo te llega aunque sea por vías no deseadas, es imposible deshacerse de él. Nadie nunca jamás ha tirado un tebeo a una papelera a un contenedor. Y de intentarlo seguro que alguna fuerza magnética desconocida lo impediría. O algo genético ligado al sexo, pues las madres sí pueden hacerlo. Podría regalarlo, claro, eso no rompe las Reglas Universales no escritas, puede hacerse, pero podría quedar bastante mal: "toma, una grapa" "gracias, generoso".

¿Había ganado entonces el Destino? rotundamente NO. Me quedé con el tebeo, claro que sí. Pero lo castigué. De haber llegado a mi de buenas maneras lo hubiera colocado en el lugar que le correspondía, en su bolstia con los demás, encabezando la colección por el quinto volumen. Pero colado así de rondón con males artes, lo único que hice fue meterlo en la caja de la vergüenza, esa con tebeos desemparejados o repetidos, esos que no se sabe cómo llegan pero ahí están: Silver Surfers con portadas holográficas, un What If, un Linterna Verde de Zinco… apilados unos encima de otros y sin bolsita. El Destino debía saber que respetaba su decisión, pero no la compartía. Me había obligado a tener el tebeo, pero no podía forzarme a aceptarlo como mío. Podía considerar que la cosa había terminado en un empate técnico.

Pero el Universo no desfallece. No perdona ni mucho menos olvida.

Septiembre de 2010. Acudo a la librería de cerca de casa, pues me tienen guardado uno de los coleccionables de Panini. No me los pillo todos, sólo algunos. Se trata de la entrega con la mítica etapa de Roger Stern y John Byrne en El Capitán América en un único y cuidado tomo. Esos tebeos en su día los leí de prestado, y tenía muchas ganas e ilusión de tenerlos en una edición tan chula. Sin embargo la alegría de tener tan magna lectura a tan económico precio…

leiendaviviente.jpg
…se transmutó en contrariedad al ver que el cartón de esta segunda entrega adjuntaba de regalo…
 
4f2010.jpg
…el tomo Los 4 Fantásticos: Imaginautas. Que contiene los números 56 y 60 al 66 americanos de la serie.

Ya estaba aquí otra vez. El 60. En Español. En tomo esta vez. Y en portada.

¿Ois, ois las risas del Destino?

Nuevamente lo ha conseguido.

Y sabe que esta vez no irá a la caja de la vergüenza. Porque ¿cómo va a entrar en esa caja un tomo? los tomos, como el mundo sabe, son para lucirlos, debe darles el aire, engalanar librerías. Bien sabía el Universo que no podría repetir la maniobra. De manera que desde que lo tuve en mis manos quedó decidido qué haría con él.

Será un regalo de cumpleaños para mi sobrino el mes que viene.

Lo que me ahorrará algunos dolores de cabeza, pues bastante mal lo pasé para encontrar tebeos para un niño de 9 años la vez pasada. Quien diga que los tebeos son para críos no ha buscado nunca tebeos para un crío.

Así que ni le quité el precinto. Lo tengo en un rincón, dentro de una bolsa y con la portada boca abajo, ignorado hasta que llegue el momento de poder deshacerme de él. Bien hiciste, Panini, en no marcar el precio en el tomo. Se la hemos jugado al Destino.

De momento.

Pues ¿cómo es eso que dicen? ah, sí, que cuanto más miras la portada…

00002.jpg

…la portada te devuelve la mirada.

ahiesta.jpg
El Destino está ahí…
sonrisssa.jpg
…Sonriendo.

De manera que tan seguro cómo que existen el mar y la tierra, tened por cierto que un día llegará en que la etapa completa de Mark Waid y Mike Wieringo en Los Cuatro Fantásticos saldrá recopilada en un lujoso Absolute Marvel Monster Omnibus Integral. Y tened por cierto también que otro día no demasiado lejano ese mismo Integral lo regalarán con alguna grapa de Thunderbolts. Avisados quedáis. No se puede estar en contra del Universo permanentemente.

Por cierto, que tiempo después de dejar temporalmente de comprar Ultimate Spiderman me pillé este tomo.

100x100m.jpg
Formato Biblioteca Marvel pero a color. Conteniendo del 14 al 27 americano. Por un precio de 8.95.

No se puede luchar contra el Destino. Tengo curiosidad por saber dónde me aparecerán esos 28 y 29 que todavía no tengo.

19 comentarios en «Me persigue un tebeo»

  1. Pues (oh Destino!) justo ayer me compre la segunda entrega del coleccionable y, como iba un poco (bastante) despistado no me di cuenta que… en lugar de llevar el tomo del Capitán America llevaba dos (DOS!) tomos de los 4F.
    Calduch, por ahí hay un coleccionable que tiene dos tomos del Capi y ninguno de los 4F… podrías haber llegado a evitar el Destino.

  2. «Lo que me ahorrará algunos dolores de cabeza, pues bastante mal lo pasé para encontrar tebeos para un niño de 9 años la vez pasada. Quien diga que los tebeos son para críos no ha buscado nunca tebeos para un crío.»
    Lo suscribo. Y cuando vienen papis pidiendo tebeos de Batman para el chaval, por ejemplo, ¿Que les vendes? ¿El Arkham Asylum?

  3. Con mi sobrino le regalé los ¿tres? que sacaron de Batman Adventures en tamaño micropequeño. Pidiéndolo a la tienda, por supuesto, con un mes de antelación, no se puede pedir que se tengan en stock permanente.
    (por si sirve, otras cosas que me han servido para el sobrino fueron los Superman Adventures, los Spirou con Munuera y algo de Detective Conan. Y parece que con este coleccionable Marvel pueden salir bastantes cosas regalables)

  4. Yo con nueve años leía los tebeos de Forum de la época: Spiderman, 4F, Los Vengadores… y con diez amplié a Secret Wars y La Patrulla-X. Y si a alguien se le hubiera ocurrido regalarme versiones «para niños» de los tebeos de superhéroes me hubiera lleva un disgusto gordo

  5. ?Fue cosa del Destino que precisamente en los 90 entraran los españoles en la Casa de las (risita) Ideas? ?Nos habíamos vuelto a cargar el continente americano?
    Bot, en ti confiamos.

  6. aaahhh… Yo también luché contra el destino, y durante unos 2-3 años he dejado todas las colecciones regulares que seguía… Y aquí me véis ahora, intentando recuperar números perdidos de Ultimate Spiderman, Marvel Team Up y 100 Balas… Cagoneldestino…

  7. Para ninos/ninas recomiendo spider-girl, she-hulk y uhmmmm los comics de ABC. Sip, todos ellos difuntos… sera casualidad? Ah, buenisimo el post…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.