Español y Enmascarado

 Cierto es que de cuando en cuando nos reconvienen por no hacernos eco de las grandes iniciativas superheróicas creadas en España, más cierto es aún que estamos terminando Agosto pero aún no. A resultas de lo cuál es imposible no enfrentarse con este clásico del cine de antifaces.


Fernando Esteso tiene una vida como Catedrático de Ciencias Políticas que está a punto de dar el salto a la parte política de su cargo, pasar a  Director General de Educación gracias a que está saliendo con la hija de un senador. Por su parte Antonio Ozores es un psiquiatra, que le trata de su problema. A los 18, interno en un colegio, Esteso se ofreció para protagonizar una película pornográfica. Lo que le llevó a protagonizar una serie de películas, pero para ello y siendo la situación la que era, decidió que necesitaba una otra identidad.

Esto es:

 

Como después de un percance quedo poco útil y dependiendo de ello el puestecito, la boda e, incluso, la felicidad conyugal, Ozores decide usarle para poder divorciarse metiéndole en la cama con su mujer. A la vez los compañeros de la Facultad le descubren en su doble personalidad, al más puro estilo Lois Lane -ahm, suponiendo que Superman, da igual…-  con lo que deciden mandar las pruebas a su novia para ponerle en evidencia. Y a puesto se lo mandan a Suar… al presidente de turno en la Moncloa. 


Todo lo cuál lleva a los diferentes personajes a una casa en la que todos fingen ser lo que no son. Un claro caso de identidades secretas y confundidas. Una mezcla de vodevil y clásico de Jimmy! Jimmy! Jimmy!

 

El uso del traje, eso sí, no se repetirá. Lo que sí tendremos es un giro final que hace que pese a poder cerrar con bien la película decide dejar un final abierto como esperando a continuar con la franquicia.

Es decir, "El Erótico Enmascarado" es el antecedente directo de las películas de Nolan. El uso del traje es restringido, los movimientos de los personajes pueden parecer erráticos aunque tienen una finalidad, el tema moral está omnipresente y las interacciones entre los personajes -caracterizados a penas por un par de rasgos pues no son necesarios más para comprender el mensaje- se fundamentan en pequeños intercambios de diálogo con alguna puya de por medio. Incluso las escenas de violencia que terminan con varios personajes requiriendo los servicios médicos gozan de ese sentido estético de la violencia que lleva a Nolan a sugerir más que mostrar y, a la vez, a que lo sugerido sea suficiéntemente duro. Como es el caso de esta película. 

De forma que esta construcción logra, a la vez, erguirse sobre las historias tradicionales de Lois Lane y Jimmy Olsen y, de paso, influir en toda una generación futura de cineastas demostrando, una vez más, la potencia y fortaleza que para la cinematografía mundial, especialmente la de género, tienen las películas españolas.

el-erotico-enmascarado.jpg  

¡Imposible no sentirse orgulloso!

5 comentarios en «Español y Enmascarado»

  1. -Papá, ¿por qué ese señor se está sacando la chorra?
    -Se está sacrificando por esta ciudad, hijo.
    -No lo entiendo.
    -A veces la gente necesita un ejemplo. Alguien que se tire a las jamelgas que ellos jamás podrán tirarse. Alguien que represente el papel del macho ibérico admirado por los hombres y deseado por las mujeres. Alguien a quien mirar en acción mientras uno se toca una manola. Y él, como es un héroe, se ha sacrificado por los demás y ha adpotado ese papel…
    ¡¡¡¡LA MEJOR PELÍCULA ADAPTACIÓN DE COMIC GUARRO DE LA HISTORIA!!!!
    (y la mejor escena cuando Ozores «Guasón» hace desaparecer el lápiz)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.