D de Domingo, D de Defensa: 33

(por Marce Andrade)

Grandeza. Esta es sin duda la premisa con la que ROB! dota a la mayoría de sus obras, y que se pone de manifiesto especialmente en esta portada, primer número de una serie protagonizada por uno de los avatares por excelencia del universo Liefeld y un Masacre el cual, a raíz de esta serie, adquirió por fin el protagonismo que le correspondía como personaje de ROB! que es, estando ahora presente en casi más colecciones que Lobezno, todo un récord.

Pero nuestro querido mercenario bocazas no es en esta portada más que la comparsa del auténtico protagonista del Universo Marvel según San Liefeld: Cable. Un Cable rotundo, macizo, líder, mostrándose al mundo en su total majestuosidad, listo para cualquier cosa que los hados del destino osen lanzar contra él. Aunque algunos maldicientes pudieran
creer que esa estructura corporal fuese oblonga, casi obscena, todo esto no es más que un guiño del poeta gráfico/modelo que idolatramos al mundo del arte ya que, si en los tiempos del Spider-man de MacFarlane podríamos decir que su estilo de personajes de rostros
alargados y aspecto desgarbado le acercaban a ser El Greco marvelita, Liefeld es un Rubens moderno, un Botero de lo GENIAL!, el Mesías de un movimiento que comenzaba en los años noventa y que, gracias a sus participaciones en colecciones como la que daba su primer paso con esta portada perpetuaba un inconfundible estilo de ojos brillantes, armas gigantes y solapas levantadas que, gracias al Maestro y sus discípulos, no acabará jamás.

Y que decir del cañón que empuña cable, tan grande y poderoso que para portarlo con cierta propiedad le obliga a forzar su brazo de carne y sangre en una postura solo permitida para la especial anatomía de los personajes de ROB!, un arma que pone de manifiesto la capacidad bélica de un personaje tristemente abocado al conflicto continuo, un eterno
superviviente conocedor de sus capacidades y limitaciones, vulnerable por dentro aunque tremendo en combate. Y es que ROB! sí que sabe jugar con la metáfora a diferencia de otros creativos actuales, y para él el poder de un arma ha de verse reflejado en la cantidad de brillos y luces de la misma, y sobre todo en el tamaño. Si Liefeld hubiera dibujado la primera etapa de los 4 Fantásticos en vez de Jack Kirby (cosa que no hizo porque aun no había nacido, no por ningún otro motivo), el Nulificador Supremo tendría el tamaño de la Catedral de Burgos, y grande sería el regocijo de todos aquellos que admiramos las splash-pages y veneramos la capacidad de expresión de ROB! nuestro señor.

 

(y en la próxima entrega…
32.jpg
)

3 comentarios en «D de Domingo, D de Defensa: 33»

  1. Sublime! En el futuro, los intelectuales del arte dedicaran miles de sesudos libros, ensayos y debates a analizar el arte de Rob!

  2. Y por no hablar de la mochila.
    Aquí Rob! representa dos corrientes filosóficas consiguiendo un nuevo dualismo, una pensamiento genuinamente innovador para el hombre del siglo XXI.
    El arma, la voluntad de poder nitzchiana, representa la capacidad de apuntar y de abrirse camino ante las adversidades con valores que el propio superhombre ha creado.
    Como afirma Merce, quien tiene toda la razón, esta arma transfigura la morfología de quien la porta. Es la manifestación artística definitiva de Cuerpo y alma.
    Como contrapartida, y complementando esto no invita a reflexionar si esto es así, como si de una discusión hegeliana se tratara:
    Masacre porta unos cuchillos deterioros, algo inaudito en Rob! que desarrolla una nueva veta iconográfica. Se puede apreciar que los cuchillos están resquebrajados, algo imposible tratándose de un metal, para revelarnos los misterios e inmaterial de la voluntad humana que puede transformar el plano físico. Esto es justamente lo opuesto reflejado en Cable.
    Rob!, conocedor de la obra y pensamiento de Ortega y Gasset, nos invita a reflexionar sobre el filósofo. «Yo soy yo y mis circunstancias», que cualquier sistema filosófico es uno para cada ser humano de una forma concreta. De ahí la mochila de Cable!! El superhombre!
    No solamente porta sus propias experiencias sino que a la vez son su guía, de ahí que tenga unas luces.
    Grande Rob!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.