53

Esta podría ser una historia real (¿acaso no lo acaban siendo todas? son los taquiones, que…)

El Chico que Quería Comprender DC
Erase que se era una vez una persona de las que leía Marvel de toda la vida, que hastiada un buen día de Quesadazos (los más) y Paninadas (las menos, de hecho tardó medio año en enterarse que ya no era Planeta quien publicaba su ración de grapas) se aventuró a probar otro material. Espoleado por webs, foros, y la disponibilidad en la librería, se decidió por el sugerente Universo DC, el mejor que existía a tenor de lo que se decía por la Red mientras lo estaba malpublicando Norma. De forma que si era tan bueno y ahora lo estaba publicando Planeta (¡su forum que tan buen trabajo había hecho con Marvel!), seguirlo iba a ser una delicia.

Sin embargo no tenía muy claro por dónde entrar. Por supuesto que conocía a Batman y Superman, eso se absorbe por ósmosis a poco que se lean tebeos, pero él necesitaba sumergirse en el Universo al Completo. Con Marvel se sabía de carrerilla las distintas alineaciones de los Thunderbolts y todos los Acólitos de Magneto, era un gran consumidor y necesitaba eventos, grupos y nombres en cantidad, cuantos más mejor. Todos sabemos lo duro que es calmar la voraz ansia lectora al llegar a cierto nivel de dependencia.

Justo cuando comenzó a interesarse acababan de publicar una macrosaga en cuatro macrograpas titulada Crisis Infinita. Lo de Crisis le sonaba por algunos correos de la antigua forum. Era más o menos que el Universo DC hacia los ochenta se había vuelto tan enrevesado con viajes en el tiempo y tierras paralelas que necesitaron una especie de Secret Wars para cambiarlo todo, y dejar los porrones de planetas iguales y dimensiones varias convertidas en un sólo Universo desde el que partiría de cero y se harían las cosas con conocimiento desde la editorial para que no volviese a salirse todo otra vez de madre. Eso parecía una buena idea, hace 25 años.

Se medioenteró que esto de ahora de la Crisis Infinita iba a suponer cuando terminase un nuevo tipo de punto de partida, ideal para la entrada de nuevos lectores ¡como él!

Imaginad por tanto cual fue su alegría cuando se enteró que habría una serie semanal en grapa que contaría entresijos variados de este Nuevo Universo al que quería hincar el diente, y que iría complementado además por artículos e historietas de dos páginas presentando el origen de los personajes clave. Se trataba de 52.
 

52n01_01g.jpg

Oh, y que bien se lo pasó conociendo a Booster Gold, Ralph Dibny, Question, Black Adam, Acero y demás personajes que enriquecían el tapiz que era esta serie. El póquer de escritores de la saga solían presentar un material ameno, divertido y didáctico. Las brevhistorietas del final le ayudaron mucho a ubicar qué personajes eran más importantes que otros, y los artículos le situaban en los hitos bio/bibliográficos de estos sus nuevos héroes. Se lo pasó muy bien con esto durante casi un año.

Hasta que llegó el último número.

 

363732.jpg
Pues en él se anunció una importante revelación: El Multiverso había vuelto. Y esto era algo que le asustaba ¿se iba a volver a la temida continuidad que se dejó de lado en los ochenta, o esto sería algo nuevo?

52worlds.jpg
De entrada la situación era diferente al Multiverso anterior, pues se dejaba claro que el número de tierras paralelas existentes era limitado: 52. O sea que lo de MULTI era algo exagerado. Y esto, editorialmente, se hacía porque con decenas de series y miniseries y proyectos distintos cada mes era muy difícil para DC que todo encajase en una sola continuidad. De forma que podían cubrirse las espaldas pudiendo echar mano de tierras paralelas cuando fuese necesario explicar algo que no cuadrase. Y 52 era un número inmenso de comodines a los que poder recurrir. O al menos así lo parecía hasta que a Dan Didio se le ocurrió catalogar muchos de ellos en su columna semanal de los tebeos de DC. Pero aún así parece que esta nueva continuidad ha llegado para quedarse muchos lustros años.

Lo intentaría, se dijo. No debía ser tan complicado. Por lo que estaba viendo el sentido de estas Crisis eran dejar el terreno listo para una nueva generación de lectores a los que hay que masticárselo todo cada vez más. Y como 52 se cerraba con un artículo de Enrique Ríos en el que se explicaba con todo detalle la nueva situación, lo leyó con detenimiento hasta que llegó a cierto pasaje en el que intuía estaba la clave de todo:

53r.jpg

Lo leyó una primera vez, a la que siguió otra

53r.jpg

y otra vez

53r.jpg

Así hasta que se lo leyó 52 veces.

53r.jpg

Era consciente de que esta era la versión bien explicada de la situación, pero áun así entró en un bucle autorrecurrente del que tardaron mucho tiempo en sacarlo, hizo falta cirugía para despegarle de los dedos ese último tebeo.

Estaba apesadumbrado por no haber sido capaz de seguir el tren de las nuevas series que fueron apareciendo mientras estuvo con lo del bucle. Pero concluyó que si había tenido el estado de ánimo suficiente para aceptar la existencia del Universo Ultimate en su añorada Marvel, este nuevo cincuentaydosverso con existencias sobreescritas no debería tampoco atragantársele tanto. Y decidió que le daría una nueva oportunidad en cuanto le fuese posible, tal vez la propia DC cambiaría pronto su rumbo con algún nuevo evento para reconducirlo todo, y él estaría ahí para darle esta vez sí todo su apoyo desde el principio. Sin bucles.

Ese fue el día que comenzó con Crisis Final.

9 comentarios en «53»

  1. Es la historia de mi vida…
    Empezé con Crisis de Identidad, seguí Crisis Infinita al completo y me gustó bastante 52.
    Empezaba a controlar un poco.
    Y de repente… ya nada tenía sentido.

  2. ¡Es metalenguaje!
    Por cierto, a la mezcla añadiría el Flash Rebirth y de GEOFF!
    Y esta historia me ha recordado muchísimo a un episodio de Big Bang Theory con la chica en la tienda de comics.

  3. Pues a mi me ha gustado el artículo.
    Aunque a mi entender a DC le va mejor cuanto más se olvida de «la continuidad» y se limita a que más o menos esos personajes coexistan pero no se mezclen mucho. En la «continuidad DC» es perfectamente normal que sea tan válido el Superman pre-crisis como el post-crisis: basta con quedarse solo con las líneas generales de lo que viene siendo el personaje y elegir la versión que más te guste. ¡Continuidad interactiva, lo mejor que puede existir!

  4. >>…incorpora toda la continuidad previa a Crisis en Tierras Infinitas, cuyo final estableció que la continuidad empezaba desde cero.
    Creo que he aislado la singularidad pero no me atrevo a acercarme mas. Dentro de esa frase hay una paradoja esencial, si se copia en el Word provoca que abra 52 instancias de si mismo y colapse.
    Creedlo, yo mismo lo he comprobado aunque la magnitud de esta paradoja me impidió comprobarlo.

  5. >Nuestros héroes recuerdan tanto su vida actual como la de lkas versiones que los originaron
    Bah, nenazas. Cíclope recuerda la suya, los veinte años que pasó en otro cuerpo en el futuro criando a Cable y el tiempo que pasó compartiendo forma física con Apocalipsis (más todos los traumas que acarrea cada una). Y ahí está, tan pancho.

  6. Los personajes de DC no tienen ningún problema con los multiversos y las continuidades. Asumen las muertes-resurrecciones-multiversos-versiones de si mismos con total normalidad. Como mucho dedican una viñeta a reflexionar sobre lo extraña que puede ser la vida. Y ya está.
    Pero los lectores, los pobres lectores… esos sí que ven como su mente enloquece ante infinitas paradojas y posibilidades. Los tebeos de DC son como el Necronomicón, que es leerlos y adentrarte en el caos y la locura.

  7. » Los tebeos de DC son como el Necronomicón, que es leerlos y adentrarte en el caos y la locura.»
    «…y viviremos en un mundo de maravilla y gloria» (Lovecraft)

  8. «Bah, nenazas. Cíclope recuerda la suya, los veinte años que pasó en otro cuerpo en el futuro criando a Cable y el tiempo que pasó compartiendo forma física con Apocalipsis (más todos los traumas que acarrea cada una). Y ahí está, tan pancho.»
    Hombre, tan pancho, tan pancho, no.
    Para mi es uno de los personajes marvel que más ha evolucionado y cambiado de caracter con los años.
    Pero como es un personaje de «perfil bajo» que no tiene colección propia, se lo puede permitir, por lo menos hasta que Quesadilla se de cuenta y le haga pasar un «Mefistazo» (En este caso sería otra resurreción de Jean Grey)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.