Algo Pasa con Dez

Hay personajes de quienes podemos afirmar sin miedo a equiviocarnos que son excepcionales.

Y tal es el caso de Dez Skinn, gigante de prometeicos atributos en el mundillo comiquero británico.

DEZ_SKINN.jpg

Allá por 1981, tras haber trabajado en la versión británica de la revista Mad, en el cómic del Dr. Who y en la primigenia Marvel UK, Dez tomó la decisión de fundar su propia editorial y publicar una revista que reuniera lo más selecto del panorama historietístico inglés, pero buscando un público más adulto y sofisticado que el de la reinante 2000 AD.

Para ello, entre otros proyectos, contaba con el de actualizar un viejo personaje superheroico cuyos derechos había adquirido.

Pero para ello necesitaba un guionista.

Y tras varias propuestas, un amigo le recomendó un muchacho que había hecho algunas cosillas para 2000 AD, Dr Who y Star Wars.

Y el resto es historia.

La revista de Dez se llamaba Warrior.

DEZ01.jpg

El personaje, Marvelman.

Y el joven y prometedor guionista, como los lectores más avezados ya habrán podido deducir, era el Barbas.

DEZ02.jpg

También conocido como "el visionario creador de Watchmen", "el apóstol de Glycon", "el hippi ese que estuvo casado con dos tías que le pusieron los cuernos", "Curt Vile" y, en círculos más prosaicos, "Alan Moore".

Pero Dez no es GRANDE por esto.

La andadura editorial de Warrior no sólo vió nacer la reinvencion de matices nietzchianos de Marvelman. Otras creaciones surgidas de la demiúrgica pluma de Moore que trotaron alegremente por sus páginas fueron The Bojeffries Saga (ese cómic tan pero tan desconocido que ni siquiera hay gente elitista que diga que sólo ellos lo han leido y es una obra maestra) y cierta saga protagonizada por un anarquista vengativo titulada V de Vendetta.

Por cierto, que sepais que hace tiempo que leí The Bojeffries Saga y… ¡ES UNA OBRA MAESTRA!

Pero Dez, lejos de dormirse en los laureles, demostró que está hecho de la pasta de la que están hechos los grandes editores. Y en paralelo a las historias que escribía Moore publicó un spin off en dos partes protagonizado por Aza Chorn el Warpsmith.

DEZ03.jpg

¿Cómo? ¿Que no sabiais que esto existía?

Ntchs...

¿Y tampoco los episodios protagonizados por Big Ben, el hombre sin tiempo para el crimen escritos por el propio Dezz?

DEZ04.jpg

¿Es que no venían en esos flamantes Absolute Miracleman que acaban de editar?

Ah, no, claro. Que no existen un Absolute Miracleman.

Es que resulta que los abogados de la Marvel le mandaron una carta exigiendole que dejara de usar un personaje cuyo nombre tenian registrado al 50%, Dez les respondió al estilo Aznar, los abogados le demandaron y, bueno, se armó la gorda.

Los resultados finales fueron que la publicación de Marvelman quedó congelada y que Moore juró que jamás de los jamases trabajaría para la Marvel.

Así que podemos agradecerle a Dez que nunca llegara a existir ese Marvel Knights: Doctor Extraño escrito por el anacoreta de Northampton.

Pero Dez no es GRANDE por esto.

Lo es porque, como editor, Dez mostraba una asombrosa y casi nostradamusniana visión de futuro en sus textos.

DEZ05.jpg

Lo es porque, bajo su atenta supervisión, el mes de enero de 1983 fue testigo de un hecho histórico irrepetible:

DEZ06.jpg

Moore cometiendo una falta de otrografía al escribir "payed" en lugar de "paid".

Y si, esto bastaría para hacer GRANDE a cualquiera.

Pero Dez es mucho más.

Porque es heredero de una larga estirpe de editores británicos que mantienen a rajatabla un particular y británico estilo de hacer las cosas, sea tomar el té o editar material extranjero.

Y así cuando Dez, quier decir, cuando DEZ! consideró que entre los autores punteros del cómic inglés estaban Carlos Trillo y Horacio Altuna y que no le quedaba otro remedio que publicar su obra Las Puertitas del Señor López

DEZ07.jpg

…lo hizo con ese tacto y buen gusto que caracterizan al único editor con quien, treinta años después, Alan Moore todavía no se ha peleado y con el tradicional respeto al material original que se practica en la pérfida Albión:

DEZ08.jpg

Y es por eso que DEZ! es, sin duda, GRANDE.

AVÏV ZED!

5 comentarios en «Algo Pasa con Dez»

  1. Con ese semblante, a ver quién tenía arrestos para no entregar a tiempo. Así se conseguía sacar una revista periódica.
    Lo que más me aterra (¡en serio!) es que meto «Cyril Tompkins» en Google ¡y no hay resultados! alguien capaz de esconder su rastro tan minuciosamente está a un nivel distinto de los demás mortales, si es que él lo es. Porque si me cuentas que además no le devolvía los originales a Altuna será mi (otro) ídolo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.