Episodio I

Toda historia tiene un comienzo.

Todo viaje de un millar de kilómetros empieza con un simple paso.

Toda guerra arranca con un disparo cuyo eco es oido alrededor del mundo.

Corría el mes de noviembre del año 1993.

Con las navidades cada vez más cerca, allá en la vieja Europa algo llamado Tratado de Maastrich acababa de entrar en vigor. Aquí en costas norteamericanas, el tsunami mediático causado por el estreno de Parque Jurásico iba retrocediendo a tiempo de dejar sitio en las noticias al lanzamiento de Windows 3.11.

Y un pequeño muchacho andaba camino de su tienda de comics preferida mientras sentía mariposas en el estómago.

Hacía ya meses que se había enganchado a una nueva y revolucionaria serie independeinte: Riot Gear.

FOCO01.jpg

Era gracias a aquel prodigio de la narrativa secuencial que había decidido que de mayor iba a ser dibujante de comics. Era siguiendo su ejemplo que cada noche dibujaba página tras página en su libreta escolar de nuevas aventuras vividas por sus aguerridos comandos espaciales. Riot Gear era su inspiración, su luz y su guía.

Si la policiía le hubiera detenido y arrastrado a un sucio sótano donde ser interrogado sobre qué era lo que más le fascinaba de la serie no habría podido responder con certeza.

¿Acaso era su perfeccionista dibujo? ¿Su revolucionario rango cromático?

FOCO02.jpg

Quizá era sus rompedores guiones. O sus impecables dialogos.

Quién sabe.

En todo caso la guinda del pastel, el detalle final que hacía que sus ojos se transmutaran en ilusionadas estrellas era la portada.

Cada mes nuestro joven protagonista peregrinaba hasta la tienda con el corazón en un puño, anticipando el placer de contemplar por primera vez la portada del Riot Gear de ese més, promesa y anticipo de los futuros placeres lectivos que ocultaba tras de sí.

Todavía podía recordar la del mes pasado como si la estuviera contemplando en ese mismo momento…

FOCO03.jpg

¡Cuanta y cuán trepidante acción! ¡Cuanto músculo tenso y duro! ¡Cuanta arma enorme descargándose desaforadamente!

(y un degradado de color en forma de arco iris que, por algún motivo, le causaba una extraña perturbación)

¿Cómo sería la portada de este mes?

¿Qué composición, qué perspectiva, qué temática tendría?

Presa de una insoportable duda nuestro joven aficionado apresuró sus pasos. Ya divisaba el luminoso rótulo de la tienda. Ya vislumbraba su tentador escaparate. Ya podía distinguir las cabeceras de los tebeos allí expuestos.

Y allí, en el lugar preferente que le correspondía, estaba el número de Riot Gear de aquel mes.

Y en el mismo instante en que sus ojos se posaron en él…

FOCO04.jpg

…el destino de Renato Arleem quedó sellado para toda la eternidad.

9 comentarios en «Episodio I»

  1. Cuánta ignorancia. Riot Geat 1-4 forman el pimer arco argumental de la serie, en el que manifestantes, digo invasores de la Dimensión Fucsia pretenden atacar la nuestra. Al final del arco el Mayor Gritón y sus companyeros (Gorila Zombi, Travesti Mortal, Cara de Tocho y otros) se encuentran con sus contrapartida de la Dimensión Colores Virados. El choque es inenarrable.
    Las portadas 1-4 forman un cuatript…, tricuar… cuatrico al colocarla unas al lado de las otras. Si nos escamoteais las portadas 2 y 3 se pierde la grandeza de la obra.
    Malanchines

  2. Scheisse! Leí mal y El Ataque de la Dimensión Fucsia ocurría en el #3. Toda mi vida leyendo esa macro saga con los ejemplares desordenados. Pues así tenía más sentido… Voy a buscar mi manta para que me dé seguridad.

  3. A mi lo que me fascina de esta colección es que su nombre aparece ¡dos veces! en la cabecera. Es como si nos gritaran a la cara: somos el DOBLE de buenos. Y en el año 2010 estos números de edición limitada para coleccionistas valdrán millones de dólares…

  4. Lo que no sabiáis es que Geoff Johns también vio estas portadas, y su corazón se llenó de gozo, pues decidió que… ¡algún día demostraría que podía hacer una historia con los colores del arco iris y ser aclamado por ella!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.