Mundo Adliano (V): Ídolos infantiles

 
Ya sabéis que, de vez en cuando, me gusta sacar las narices de entre las páginas de un tebeo y buscar algo en el mundo exterior que ilustre a la perfección el concepto de lo Adliano. Y es que ya lo dijo el poeta: "¡Qué es lo adliano! ¿Y tú me lo preguntas? / Lo adliano eres tú". Así que después de buscar lo Adliano por la tele, por los diarios y hasta incluso en las Olimpiadas, he dirigido mi mirada hacia el mundillo de la música. Pero como la música que se hace hoy en día es, reconozcámoslo todos, una mierda, al final acabas tirando de los clásicos o, en su defecto, de las versiones que los auténticos próceres culturales de nuestro tiempo hacen de los clásicos. Y al final te encuentras con algo que, si no ilustra el artículo de Adliano en la wikipedia, debería hacerlo.

Y que no nos ciegue el traicionero presente. Como buenos friquis treintañeros que somos, todos sabemos que todas las tendencias culturales de hoy en día son ecos nostálgicos de las cosas que mamamos en los 80. Y es que, ¿qué mejor manera de sacarle los cuartos a los padres primerizos de hoy en día que vendiéndoles juguetitos, entradas o merchandising de la película basada en la serie chorra que veía cuando era un criajo ignorante y sin criterio? El efecto Ka-Zar, que lo llamó ese visionario llamado Mark Waid. En nuestro caso, hemos de reconocer que no es la primera vez que vemos un vídeo así.

Dos excelentes ejemplos de como un versión puede superar al original. Todo hay que decirlo, esta última pieza no era tan adliana traducida al castellano, que es como la disfruté en mi infancia, cuando me marcó hasta lo más profundo de mi alma. De hecho, he de confesaros que mis valores éticos y filosofía vital fueron desarrollados a partir de esta magnífica pieza musical y el gag de la Tía Pepa y el Tío Pepe, antológicos ambos.

Así que cuando el día de mañana los niños de hoy en día crezcan y sean incapaces de pensar por sí mismos e independizarse del pensamiento único que predominará por el mundo, podréis mirarlos con lástima y condescendientemente proclamar que ellos no tuvieron la misma suerte que nosotros, que fuimos criados en la adlianidad desde nuestra más tierna infancia. Probres.

7 comentarios en «Mundo Adliano (V): Ídolos infantiles»

  1. Yo explico todos los años a mis alumnos de bachillerato el concepto de los deícticos haciendo referencia la gag de «allí/aquí» de Coco y Traque. Risas garantizadas. Lástima que no lo encuentre por Youtube.
    Biueno, también explico el análisis sintáctico haciendo referencia a los Power Rangers, pero ése es otro tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.