ADLO!: Cuando la L significa Loeb

No sois pocos los que habéis contactado estos últimos días con esta vuestra desorganización para comentar el ataque ultrajante a un afamado autor que ha estado teniendo lugar por episodios en cierto sitio de Internet aprovechando que casi nadie vigilaba por haberlo hecho durante la soledad veraniega.

Hablo, por supuesto, de los ataques a Jeph Loeb, nada menos, por parte del sitio ¡Yo digo No!

José Enrique Machuca dedica tiempo, energías y neuronas a deconstruir la obra del guionista superventas por antonomasia, aprovechando su conocimiento de la retórica y el lenguaje para colgar largos textos con alambicados razonamientos en los que si se le sigue el hilo puede terminar pareciendo que las principales virtudes de Loeb son, al parecer, defectos. Que te lía, vaya. Y para hacer más difícil el contraataque, Machuca no emplea los recursos al uso estandarizados en la Red, esto es el insulto o la descalificación. No. Machuca emplea inteligencia y argumentos, elementos a los que el forero tipo no suele estar acostumbrado y queda descolocado. Es por todo esto que esta ofensa ha quedado impune hasta ahora.

Entremos primero en antecedentes, por lo que aconsejo una lectura pausada de la disección que José Enrique Machuca dedica a nuestro/vuestro guionista favorito (pues es uno de los grandes amigos de ROB!, recordemos). Si hoy sólo podéis seguir diez enlaces, que sean estos:
 

¿Ya lo habéis leído? ¿todavía no? os comprendo, odio que la gente escriba tochos tan largos, demuestra que es incapaz de sintetizar…pero intentAdlo!, va…

Ahora sí, aunque haya que mentir. Adelante.

¿Qué os ha parecido? no sabéis qué pensar ¿verdad? es lo que tienen las argumentaciones retorcidas, de tanto escuchar una sola voz insistiendo siempre en los mismo siempre en lo mismo de forma machacona, al final se termina pensando que lleva razón. Un truco de principiante, aquí sabemos mucho de esto. Por eso desde nuestra vocación de servicio público (vulgo urinario) intentaremos desmontar los argumentos lanzados desde ¡Yo digo No! para restablecer el Orden Cósmico de las Cosas y devolver a Loeb al pedestal desde donde escribe, aún a costa de hacer ganar nuevos lectores a ¡Yo digo No!, eso ya es decisión de cada uno…

Machuca empieza su diatriba con un hecho incontestable:

"Jeph Loeb es el Michael Bay de los tebeos"
En esto estamos todos de acuerdo, pero es que ¡Machuca pinta esto como algo MALO! ¡y llega a incluir fotos de posturitas de Megan Fox (un saludo a los que llegan aquí desde Google) ¡como prueba de elementos innecesarios! pensémos fríamente en Megan Fox, chicos ¿Michael Bay malo?
 
Sin título-2.jpg Sin título-1.jpg
Lo que pasa es que Bay es un director que apela más a los sentimientos que al raciocinio, su mensaje cala más profundo que el mero pensamiento consciente, la respuesta es visceral. Títulos como Pearl Harbour o La Roca (antes, recordemos, de que ganara un premio Eisner) son buenos ejemplos. Y qué decir de Armageddon, salvo que es posiblemente la mejor película de acción desenfrenada de los años noventa. De los noventa, nada menos, con todo lo que los noventa han representado y han traído de bueno. Como las variant covers, que vuelven a ponerse de moda.
exclusives-transformers.jpg
Jeph Loeb es el Michael Bay de los tebeos. Y eso es bueno.

¿Qué más se dice de Loeb?

"Loeb se agarra a los personajes más populares y se rodea de los mejores dibujantes para crear historias promocionadas hasta la nausea"
Personajes más populares…mejores dibujantes…promoción….Cierto también. Y seguimos de acuerdo en que no es malo ¿verdad? es que el contexto a veces engaña, y hay que sacar las ideas del lugar en que las ha colocado para apreciarlas despojadas de influencias.

El prólogo sigue con más alabanzas que el autor sigue considerando limitaciones

"Siempre se apaña para colocar sus tebeos en el top ten"
"Loeb está muy bien considerado entre sus compañeros de profesión"
"Loeb siempre propone una solución ingeniosa o una idea inteligente que causa admiración a los presentes"
Si después de decir todo esto sigue intentando argumentar que es un mal autor ¿no es más fácil suponer que lo que pasa es que le tiene manía? Admito sin embargo que seguí leyendo sus escritos, pues si era capaz de enumerar las virtudes de Loeb, tenía curiosidad por ver cómo encontraba argumentos para descalificarle.
El enloquecido tour comienza metiéndose con Los Ultimates, echándole la culpa de que haya conseguido un tebeo de acción espectacular en el que se da una vuelta de tuerca al género de cabezas parlantes quedándose contigo a-la-Millar, que en vez de charlar tras fondos aparentemente trabajados a-la-Hitch lo hacen mientras pelean o se tirotean. Así el tebeo cunde más. Hay diálogos y peleas y todo a la vez, como de siempre ha sido en Marvel, por otra parte.


"Veneno va buscando a una mujer. Cuando le derrotan todo el mundo se pregunta ¿quién? ¡Qué misterio! Si en el grupo están la Avispa, la Bruja y la Valquiria, y ni la Avispa ni la Valquiria son el objetivo de Veneno, ¿quién será? Ni idea, oye"

Uno de los géneros que Loeb cultiva con asiduidad es el del misterio, el Quién ha Sido, de forma que nada más comenzar Ultimates plantea un enigma. Pero la línea Ultimate no es la clásica, aquí no se enfrenta (en teoría) a lectores con tres décadas de tebeos leídos a sus espaldas, sino a los nuevos, a los más jóvenes. Y no hace falta que ahora a principio de curso hablemos sobre la educación de los jóvenes ¿verdad? Ultimates es un tebeo para la juventud, Loeb es consciente de ello y por ello plantea un reto intelectual a su altura.

Para Machuca, la caracterización de uno de los personajes no le convence. Aunque casi seguro que si Millar lo tratara igual (que lo haría, recordemos que es un personaje suyo) estaría aplaudiéndole:


"El personaje mejor caracterizado es, sin duda, Ojo de Halcón. En la anterior miniserie mataron a su mujer y a sus hijos y arrastra el trauma, que manifiesta ¡apuntando con su arma a todo el mundo!
A la Avispa. Por llamarle Clint. Que es su nombre.
A Spiderman. Porque pasaba por allí.
A Lobezno. Por mentarle la familia. Al fin un motivo válido.
Al Capitán América. Fuera de plano, a su orgullo americano.
Lo de Spiderman es de traca. Ojo de Halcón le busca para preguntarle sobre Veneno ¡Y lo hace disparándole primero! Nada de decir buenos días, nada de inquirir amablemente… ¡A tiros! Ya me gustaría verle comprando el pan por la mañana."
Tampoco le gustan las innovaciones en el ritmo narrativo, se ve que todo debe ser decompresión y hacia adelante

"El bueno de Loeb se tira casi un capítulo ¡para un flashback!"
Aunque en su juego de alternar pullas con alabanzas para crear un entorno creible dice una gran verdad, que es que el que Loeb disfrute de artistas invitados a veces puede ser una losa que condiciona su forma de trabajar. Y es que aún siendo un guionista estrella, Loeb tiene claro que su lugar debe estar siempre al servicio del dibujante. Se nota que estuvo en Awesome. Muchos juntaletras endiosados podrían aprender mucho de Jeph.
Los acontecimientos se precipitan, más que nada porque nadie aseguraba que Madureira fuera a dibujar más de cinco capítulos.
Y seamos sinceros, hay más acción y escenas molonas en cinco números de los Ultimates de Loeb que en un año de Millar y Hitch. Con Loeb las páginas cunden y maneja con maestría los finales de cada capítulo para que el lector tenga ganas de que pase el tiempo y salga la siguiente entrega.

Tampoco se trata de alargar demasiado la cosa, los enlaces están ahí arriba para que los vayáis viendo, la perorata sigue diciendo cosas como que si Loeb se pasa la continuidad, la lógica y ¡la Física! por el santo forro. De la física en tebeos de superhéroes casi no merece la pena discutir, pues es casi una cuestión de Fe (y recordad, niños, la gente vuela), pero lo de la continuidad…tiene delito. Porque si hay una máxima en la que autores, editores y público coinciden es la siguiente: "La continuidad nunca debe ser el freno para una buena historia" Si la historia MOLA pero la continuidad chirría, que apechugue la continuidad. Y más si con Loeb el tebeo se vende como pan caliente. Un tipo que se saca de debajo de la manga un Hulk rojo, hace lo que le da la gana con él y encima consigue que salga en grapa en el mercado español, merece un respeto.

Aunque donde más me dolieron las críticas fueron en Superman y Batman, la serie que PlanetadeAgostini acertadamente sacó más grande y más cara que todas las demás, que se notase la calité. Y me dolió porque cai en la cuenta de que lo que cuando se habla de Loeb parecen tics y fallos, en otros personajes y autores ¡son aciertos!
 

"Loeb utiliza un enojoso recurso estilístico consistente en cuadros de texto con los pensamientos de los personajes protagonistas. Lo enojoso es que los pensamientos están relacionados, ya sea por complementariedad o por contraste, lo que hace la lectura reiterativa y pesada. Un ejemplito:

SUPERMAN: Mis padres me enseñaron a defender la justicia.

BATMAN: El asesino de mis padres nunca se enfrentó a la justicia.

SUPERMAN: Vine de otro planeta con poderes y habilidades superiores a las de los otros nombres.

BATMAN: Me arropo en las mismas sombras que usó ese asesino para esconder su cara de mí.

SUPERMAN: Me conocen como héroe, como inspiración, como campeón.

BATMAN: Me conocen como un mito urbano, una criatura temible, el hombre del saco.

SUPERMAN: Ha sido una buena vida.

BATMAN: Es una vida que no le desearía a nadie.

SUPERMAN: Me duele la cabeza.

BATMAN: Tengo que comprar aspirina."

tonysteve01.jpg
tonysteve02.jpg

"Mientras Bats y Supes juegan a los disfraces…"
tonysteve03.jpg
tonysteve04.jpg

 

"…el nuevo Juguetero, un niño japonés…"
tonysteve06.jpg
"…s
on atacados ¡por un ejército de Doomsdays!, (en Hulk sale un ejército de Wendigos, por cierto)"
tonysteve07.jpg


"Había mil billones de formas de hacer eso, pero Loeb escoge la más ridícula posible"

tonysteve09.jpg

 

"y al final el malo era el Joker con los poderes de Batmito y, y,…"
tonysteve08.jpg


"Y el final, bendito final…ex machina…"
 
    tonysteve05.jpg    
 
Pero hay una sutil diferencia, y es que las imágenes son de un tebeo escrito por James Robinson. RecordAdlo! la próxima vez que pidáis que se publique Starman. O si un buen día alguien se da cuenta de que ya no se publica la JLA en castellano.
Las comparaciones duelen. Los nombres son poderosos. Por eso cuando Morrison escribía los X-Men y un autor anónimo escribía The Brotherhood nadie se atrevía a decir si la serie estaba bien o mal si no se revelaba antes quién era el guionista. Si lo escribe Loeb es un excremento, pero si Morrison hace lo mismo, es humus creativo. Existe la teoría de que para Crisis Final Lobdell escribe, Morrison firma y se llevan el cheque a medias entre risas. Hay gente que no valora los tebeos por si mismos, sino por quién los firma. Afortunadamente no todo el mundo es así. Y por eso Loeb sigue siendo un superventas. Panini lo sabe, y no es casualidad de que la saga Ultimatum que cierra la gran saga del universo Ultimate vaya a publicarse en tapa dura en nuestro país, todo un hito si no dibuja un autor español o Essad Ribic (que no es español pero lo conocen por los discobares de medio Avilés). Viturtia no juega a los dados.

Eso sí, si estáis convencidos de la calidad del bueno de Loeb, recordad a Panini siempre que tengáis ocasión el imperdonable olvido de la miniserie que éste escribió para lucimiento del arte de ROB!: Onslaught Reborn. Que hay ausencias que duelen. Nos consta que debe ser porque le dan vueltas al formato. Pues cuanto más grande y caro mejor, que eso se vende seguro. Igual para el Salón de Barcelona de 2010 sería buena ocasión, aprovechando los rumores no desmentidos por Ficómic de que ROB! podría tener interés en visitar nuestro país si lo invitan ¿o no molaría?

Entretanto, seguiremos disfrutando de Loeb, aunque algunos digan NO!

9 comentarios en «ADLO!: Cuando la L significa Loeb»

  1. Entiendo que la gente le tenga mania a Loeb, pero que le falten el respeto, eso no! A Loeb le debemos Smallville, Lost y Heroes. Y de Lost ademas no solo le debemos la serie (que puede ser buena o no, ahí no me meto), le debemos LA FORMA de hacer la serie. El que cada capitulo sea lento y solo te cuenten 3 chorradas que parecen importantes pero luego no lo son es marca Loeb. Vamos que este tipo, independientemente de lo bueno o malo que sea, ha creado escuela. (Por no hablar de la excelente comparación con Michael Bay. Guiones vacíos, si, pero los dólares entran a cascoporro)

  2. Pues yo con S/B disfruté como un enano, salvo con lo de Michael Turner que era un poco más rollete, pero lo del robot es… majestuoso, y si es GENIAL! pero tan disfrutable. Durante un tiempo fue mi «guilty pleasure».
    Lo de los Ultimates me pareció HORRIBLE y eso que no me costó dinero, pero supongo que todavía no he alcando el nivel para entender y disfrutar de tamaña obra

  3. «Cuento las mejores historias que puedo»
    Jeph Loeb. Lo dice dos veces cuando es preguntado por las reacciones de los fans ante Ultimatum y Hulk.
    «Desaparezco diez minutos y todo el condenado lugar se va al infierno»
    Mark Millar. Nick Fury.
    Leo blasfemias todos los días (dark reign, secret invasion, etc, etc), pero leer a José Enrique Machuca, en ese blog suyo, es… no tengo palabras para expresar mi sentir (la verdad es muyy BUENO!!!), el Sr. Machuca machaca a LOEB. Y eso es algo que todos deberiamos leer, para (reir mucho) defender a nuestro amigo Loeb.

  4. Curioso caso el de los Ultimates 3, que los tres primeros números no había manera de sacarlos; pero el cuarto… Todavia estoy pidiendo ejemplares del cuarto al servicio de atrasados.
    Lo que me lleva a pensar que el problema no era Loeb sino Madureira.
    Si tengo alguna duda, sólo tengo que mirar las estanterías y contar cuantos me quedan del último de Hulk… A espera… Ninguno!
    Si es, nos gusta el cine palomitero y las grandes superproducciones vacuas. Y si Loeb es suficientemente listo para saber aplicarlo a sus comics, pues bien por él. Mientras venda…
    «Millones de moscas comen mi*rda, no pueden estar equivocadas»

  5. Pues qué quieren que les diga. La tan alabada saga de la Guerra de los Siniestro Corps, firmada por el ínclito Geoff Johns, me resultó tan ridícula, estúpida y bochornosa como cualquiera de las tramas de Loeb. Y además, mucho más pretenciosa, por solemne y moralista. Al menos, con Loeb te ríes. No así con las chorradas pretendidamente trascendentes de un pseudoguionista neocon de tercera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.