Cómo hemos cambiado

packager_003.png

Pues sí, cómo hemos cambiado y qué razón tenía. Si es que cuando echamos la vista atrás y vemos lo que somos ahora, aparte de sentirnos más viejos, sorprende lo que podemos llegar a cambiar. ¿Quién iba a pensar que uno a sus veintitantos (o treintaitantos) acabaría leyendo tebeos de los Pitufos cuando a sus tiernos seis o siete añitos renegaba de ellos?

Publicado por

Draug

Tuve la fea costumbre de nacer un día sin avisar. Sobrevivo como merecenario tecnológico, pintamonas aficionado y pintador de sprites. Como poco y cobro menos.

14 comentarios en «Cómo hemos cambiado»

  1. Mira, si en algo estoy deacuerdo con el señor gordito es que echo de menos mis Don Miki… que tebeazos, y que caros que estan ahora… Para que se los regalaria a mis primos?

  2. «Pero, ?Álvaro Pons no era un señor? ?Por qué sale con aspecto de niño?»
    De hecho Álvaro Pons nunca fue niño. Ni siquiera nació. Se materializó en nuestro mundo como una encarnación del Don. Por eso ahora es Don Álvaro Pons…

  3. No es un niño: es un adolescente cercano a la edad adulta (o algo así, mi orangután de las excusas no lo tiene claro). Comparad el tamaño del sprite de teen-Pons con el de un adulto.
    Claro que como artista que soy también puedo tomarme las licencias que me dé la gana. 😛

  4. Por cierto, mucho cuidadito con decir que en esa época Byrne dibujaba bien. No hay que olvidar que todo fue un espejismo provocado por el tráfico masivo de taquiones durante los 70-80, y que por tanto todo se lo debe(mos) a ROB!

  5. ¿Compran tebeos de los pitufos y de Miki? ¡Ja,ja,ja! ¡Panolis! ¡Tolais! ¡Losers! ¡Los de ADLO son una panda de pateticos perdedores! ¡Juas, juas, juas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.