En DC ven Fama

Sí, amiguitos, en DC ven ese programa majestuoso que es Fama. Lo cual añade más prestigio a esa pieza mágica de la televisión que no sólo motiva y sirve de faro moral a nuestros adolescentes, sino que además marca tendencias en el mundillo editorial. Y es que, después de ver durante meses como los mandamases de la academia/escuela/internado/prisión donde se desarrolla nuestro reality favorito adoctrinan a sus jóvenes y musculados alumnos sobre la importancia de la posición de los brazos, era sólo cuestión de tiempo que una gran editorial de tebeos siguiera estas mismas directrices. El primero que se dio cuenta de la importancia de los brazos en el cómic  fue, hace ya algún tiempo, Geoff Johns…

 

brazos1.jpg 

…quien, afortunado convencido de sus tesis, repitió al cabo de pocos meses, y con los mismos protagonistas.

 

raaaskaprime.jpg

No obstante, resulta emocionante ver como el ejemplo de Johns cunde en DC y cada vez más trabajadores de la que es sin duda alguna la mejor editorial de cómics del mundo recogen el guante del desafío e incorporan la lección de Fama sobre la importancia de los brazos.

brazosmagog.jpg

brazosbane.jpg

Deseando estoy que en DC se den cuenta de que hay otras partes del cuerpo igual de importantes. Cuando empiecen con las piernas, os avisaré. Y cuando se rindan a la importancia de los genitales, pienso montar una fiesta.
 

8 comentarios en «En DC ven Fama»

  1. Vale, Bleyer, has empezado tu…
    Pero es que nadie va a hablar de las camisetas del Joker o del Castigador que llevan algunos tios? Y la moda Batman a la H&M de Paula Vazquez?
    Capturas YA!
    (es que yo no se como se hacen…)


  2. Y se puede hablar tambien de las coreografias que montan los chavales de Matrix, Ninjas o Zombies?
    Tambien se puede decir que ensayan en una especie de sala de peligro, con baldosas grandes, cuadradas y con rayas…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.