Yo (me) Acuso

 La semana pasada me equivoqué.

Que sí, que en Adlo! nos gusta mucho abrir la bocaza, eso lo sabéis todos aunque sólo lo digáis en privado. Y muchas veces decimos cualquier burrada sin contrastar (excepto Sark, que es el que más verdades suelta pero nadie las entiende) y si luego metemos la pezuña hasta el fondo decimos que jijijaja somos una web de bromas jojojo. Esto es comprobable, todo queda escrito. No encuentro nada ahora para confirmarlo, pero debe ser así.

La equivocación vino en un posteo que dejé la semana pasada, el día de Reyes, concretamente. Igual lo recordáis, era uno que no tenía swipes…Intenté hablar sobre la representación simbológica de las transcipciones fonéticas de dejes lingüísticos en los bocadillos de historieta, pero lo que me salió fue un recuerdo de Alló Alló. Uno que va por un sitio y el texto por el otro…Al hablar de los álbumes de Iznogud que lei durante las Fiestas hice una comparación bastante grosera, intentando relacionar al Califa de Bagdad con los Reyes de Oriente, por lo de las fechas que estábamos, y abundando en el simil relacionar al Gran VIsir Iznogud, que pretende tomar el poder del califato, con un personaje de la vida real. Las pistas groseras de "no queremos que nos tiren un zapato" o de que "en breve tomará el relevo Obama" dejaban bien claro que mi grosera pulla iba hacia George W. Bush. Y es que es tan fácil hacer gracietas de ciertas cosas que uno tampoco se resiste. Bush, Teddy Bautista, Magdalena Álvarez…parece que en esta aldea global se han convertido en pimpampums virtuales sobre los que descargar todos los males del mundo. Debe venirles con el cargo, como a los árbitros.

Parecía venir a cuento, y era fácil hacer la chanza. Pero me equivoqué.

Seguí leyendo los álbumes de Iznogud, llegando incluso más allá de los que firmó Goscinny, pudiendo ver así cómo era el particular humor de Tabary cuando continuó con la serie en solitario., sin Goscinny que le frenase. Goscinny, hay que decirlo era un bicho, un editor jefe tirano que retenía con puño prieto a los dibujantes que trabajaban con él. Tanto es así que en cuanto les fue posible (esto es, a la muerte del jefe) todos estos artistas (Uderzo, Morris, Tabary…) se montaron editorial propia con sus creaciones. Editoriales con sus nombres, además. Hartitos debieron quedar de tener un jefe que les coartaba la libertad creativa. Y es que, ay, en todas las series en las que el pequeño escritor puso la zarpa hemos podido ver después cuan diferente hubiera sido todo si los dibujantes hubieran creado la historieta a su aire ¿Qué podemos decir del Asterix de Uderzo que no se haya dicho ya? pues que en esta desorganización esperamos el siguiente, porque siempre habrá un siguiente. Lo de Lucky Luke a la vista está de todos, que los álbumes siguen por las tiendas. Y con Iznogud, Tabary pudo abandonar los jueguitos de palabras de los que tanto abusaba Goscinny para pasar a lo que de verdad vende: el humor grosero. Que si uno mira la pirámide poblacional verá que hacer tebeos para infantes no tiene salida, lo mejor es venderlos para adultos y que a poder ser antes hubieran sido niños. No es tan descabellado, es el mismo target al que van dirigidos los DVDs de Marco, Heidi o Érase Una Vez Cualquier Cosa ¿o en serio esperáis que un niño de verdad se los trague?

Así, comienzan a aparecer en la obra elementos como carne de hembra, boñiga de elefante, orín de camello y desmembramientos. El guión no lo exige, pero son cosas que nunca vienen mal. De hecho, la primera decisión de Tabary fue eliminar el caduco formato de comedieta inteligente de 8 páginas para pasar directamente a álbumes de 48 páginas. Con Mortadelo la jugada salió bien ¿no? Pero Tabary no quiere hacer episodios, sino una aventura de principio a fin, basada en una idea inicial (Iznogud quiere ser Califa en lugar del Califa) que, por costumbre adquirida, da para 8 páginas, de manera que entremedias debe contar gags que no van a ninguna parte y pistas que confundan al lector y lo retrasen. Se podría decir que es como un decompressive storytelling autocontenido, para los que creían que ya estaba todo inventado. La idea está ahí, se plantea en la primera página y se resuelve en la última, con excusas pasapáginas entremedias. Lo que Goscinny ofrecía en 8 páginas Tabary lo da, o lo intenta, en 48, con humor grosero de relleno. Con los mismos tics, porque si la cosa funciona no hay que cambiarla. Con Mortadelo la jugada salió bien ¿no?

 Lo que está claro es que Tabary encuentra inspiración de una forma diferente a Goscinny… 

tabariquetevi.jpg

(Con Uderzo también valdría)

Y si la trama ha evolucionado para que nada cambie, lo mismo podemos decir del trazo del maestro, que tras años experimentando situaciones y encuadres ha encontrado la ansiada fórmula de seis gestos distintos para cada personaje para irlos repitiendo una y otra vez, mientras que para los secundarios coloca un piloto automático que nada tiene que envidiar al de Las Aventuras de Quicky, el Conejo de Nesquik (dicho esto como un halago, pues Casanyes sigue siendo una importante fuente de visitas para esta página)

Pero a lo que iba, que con tal de no excusarme me ando por las ramas, que hice una comparación grosera e inadecuada de Iznogud con George Bush. Y la lectura de los siguientes álbumes ha demostrado que me equivoqué. La evidencia me vino en esta escena en la que el Gran Visir está con su mano derecha política. Aquí fue cuando me di cuenta que si buscaba alguna relación entre el personaje y alguien relacionado con la invasión de Irak, ese alguien no podía ser el Presidente de los Estados Unidos…

isnotgud01.jpg

 

…y es que George Bush no lleva bigote…

 

 

isnotgud02.jpg

 

 

9 comentarios en «Yo (me) Acuso»

  1. Solo un lector de El País que se crea las mentiras de Rubalcaba podría soltar tal tontería. No tienen nada pero nada que ver.
    Uno es un amargado con ínfulas de figura histórica que ansía el poder con toda su alma y está dispuesto a decir y hacer cualquier cosa con tal de conseguirlo.
    Y el otro es un personaje de ficción.

  2. «No son unos rompespañas. Son mala gente.»
    Eh, no. Llámales lo que quieras, PERO «MALA GENTE» NO, ?eh? Acuérdate de… euh ?Dr. Dre?

  3. Bueno, si que me gustaba bastante mñas el Iznogud con Guiones de Goscinny, pero me parece que, con todo, el Iznogud de Tabary en solitario sigue siendo mejor que el Asterix de Uderzo en solitario.
    (Vale, vale, se lo he puesto fácil… casi cualquier cosa es mejor que el Asterix de Uderzo).
    Me pregunto como sería un Iznogud por Tabaré

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.