Uno abajo…

Vivimos en unos tiempos en los que todo se hace por decisión popular, incluso deshacerse de personajes de cómic.

Por ejemplo, da igual que un tipo haya salido en una veintena de cómics, que su paso por la línea Ultimate haya tenido más "tiempo de viñeta" que alguno de los clásicos de la editorial de toda la vida, un buen día te levantas y descubres que le dan puerta.

Da igual que haya estado en la iniciativa de  los 50 Estados, hay sido secuestrado,  hablara con cable y Masacre o con quien  tuviera que hacerlo en cada momento  porque para eso estaba.

 Lo mismo se atragantaba con una galleta o  ponía una bombilla negra para que no  saliera  su cara, este secundario ala altura  de Snap Carr ha estado apareciendo de  contínuo en los cómis de los últimos años,  casi siempre en el rol de Secundario  cómico, a veces en el de Doncella Raptada y  en alguna rara ocasión como principio o  final de decisiones más o menos  descabelladas. 

 Si es importante que un niño abra una  botella mágica y pida un deseo causando  problemas a nuestros héroes, ¿cómo  podríamos medir la importancia de que su  última decisión antes de dejar el cargo en el  Universo Marvel haya sido deshacer SHIELD,  crear HAMMER y darle el mando a alguien  tan fiable y sensato como Norman Osborn  demostrando, una vez más, sus  cualidades  cómo líder?

 ¿Cómo podrían encontrar con facilida a alguien para reemplazarle? Bueno, ya lo han encntrado, resulta que el tipo que va a ser presidente a partri del Dark Reign de la Marvel es un señor de color-son únicos haciendo chistes en La Casa de las Ideas, eh-  de extraña procedencia que ya se ha pasado por Spiderman.Pero de él ya hablaremos más adelante porque le va a tocar también lo suyo, al fin y al cabo a Clinton le tocó el funeral de Superman, a nuestro héroe de hoy el del Capitán América  y él empieza en DC con otro funeral.

Pero siempre nos quedará un consuelo. Si es duro para los lectores de superhéroes perder a un pesonaje que ha estado ahí los últimos 8 años -antes incluso si contamos como su primera aparición el Doctor Doom’s revenge de 1989, anterior  al Elementals # 24 de 1992- 

 


 

no os podéis ni imaginar lo que debe ser perderle en otros campos de la narrativa gráfica.

 

 

7 comentarios en «Uno abajo…»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.