Él qué sabe

 Estamos aún en días en los que todo es posible. Muchas son las posibilidades que se agolpan en la niebla de los primeros días del año, muchos los misterios que podemos encontrar paseando por callejones -y no sólo misterios- e, incluso, cabe la posibilidad de chocarse con una cara conocida del pasado.

*Plof*
 
Lo que explica que acabe de chocar con el conocido Vidente, Milenarista y ApoloJeta, el profesor Juan Carlos Apelestrudel de la Arcadia a quien hacía más de un año que no veía. Esto significa algo así que aprovecho para trasladarle  aun bar cercano -algo fácil de lograr- y tratar de sonsacarle información sobre 2009 -algo menos sencillo-.
 
– Buenos días, profesor, ¿podría por favor usar sus contactos para descubrir lo que nos viene encima este año?
– Hombre, que llevamos unas horas… mejor esperáis y lo descubrís…
– No, no, es que tenemos que cubrir el nivel de "Scoops"… ya sabe, los medios de información de masas somos así.
– Pues…
– ¿Y si añado una ración de chistorra?
– Ah, en eses caso… déjeme que mire… ¿qué prefiere? ¿le leo la cartelera? ¿unas aperturas de HeroClix? ¿interpreto una entrevista editorial?
– Pero, profesor, en una entrevista editorial no hay nada que interpretar.
– Vaya que no. Y los editores se dejaran entrevistar se lo demostraba en un momento. 
– Algo vago, ¿no? Por lo menos podía haberme puesto la mano como Pacheco para decirlo.
apelestrudeljpg– Si prefiere algo del estilo de "Los del perro del esclavo romperán la regla para buscar la gran piedra" yo le hablo así, y le pongo la mano como Pacheco, que problemas no tengo. Ahora, luego no se me queje.
– Bueno, pero alguna predicción sencillita sí podrá hacer. El formato de edición de Watchmen, la posibilidad de segunda parte de Spirit, cuando van a salir las novedades de Planeta
– No está en mi mano. Y casi ni en la suya. 
– Pero algo verá…
– Pues sí, mire, las salpicaduras de la chistorra han caído en este folleto de novedades. Las manchas dicen que la editorial de al que hablábamos está entre "Enredo" y "¿Quién es el jefe?".
– Y los folletos no mienten. Pero entonces, ¿qué significa esto?
– ¿La mancha en la edición especial de "Titanic"? Ahm… Nada, nada.
– Seguro que también sabe qué es lo que se va a revalorizar.
– Los tebeos de los ’80.
– No, hombre, no.¡¡¡Propiedades!!!
– Aaaaah… Pues yo apostaría a que este eS el año De la propiedad distributiva. 
– Es usted imposible, profesor.
– En absoluto, sólo soy Altamente Improbable. El caso es que los cambios de manos estarán a la orden del día y las distribuciones al desorden.
– Así que este año…
– Pues entre la Crisis Final y la Invasión Secreta. 
– Ya bueno.
– Sólo que la crisis no es tan…
– ¿Crisis?
Final. Y la Invasión es poco Secreta.
– Claro, es que los verdes…
– Le sobra el azul, caballero.
– No se me ponga estupendo o se queda sin donut.
– Si me lo pone de chocolate le cuento que el asalto al quiosco no tendrá color.
– Sigue pareciéndome poco concreto, profesor.
– Pero es que este arte adivinatorio es así, joven. Si quiere algo más concreto haga una porra sobre cuando se irá el último en llegar de la peditorial o de cuánto podrá aguantar la competencia sin tener que hacerse cargo de los juguetes rotos, esas cosas.
– ¿Usted ve movimientos de editores?

– Después de lo del año pasado, que parecía aquello el baile de las sillas es como para no verlo. Pero si lo que quiere es un pasatiempo puede jugar al ¿Dónde está Horacio Altuna ahora? Es cómo lo de los gatos y las sonrisas…
– Es decir…
– Seguro que antes había visto cómics sin colección pero no una colección sin cómics.
– Bueno, profesor, pues entonces sólo me falta hacerle una pregunta. 
– ya, ya lo sé, por eso soy adivino: ¿Podría poner la mano como Pacheco otra vez? Mire, le voy a dar el gusto.
– Pues muchas gracias pero no era eso. Mi duda es:¿Quién ganará el Premio Internacional del Cómic que se da a finales de este mes?
– Eso, muchacho, es algo volitivo. 
– Volátil.
– No, no, volitivo. Hay que quererlo.
 
Tras lo que se marchó perdiéndose entre la niebla apuntando en la cuenta dos chapatas de jamón serrano del bueno y una pregunta en mi cabeza: ¿Cuándo volveré a encontrarme con el sorprendente y desconocido Vidente, Milenarista y ApoloJeta, el profesor Juan Carlos Apelestrudel de la Arcadia? Sólo el destino lo sabe y a él no se le puede sobornar con media de torreznos.
 

4 comentarios en «Él qué sabe»

  1. No puedo leer ese post. Ver a Pacheco dándome el «alto» sólo puede indicar que este post es obra de unos pérfidos, feos y envidiosos no-gaditanos.
    Oh, espera. Como uso el Opera, hago clic en «Mostrar imágenes» y la foto desaparece. Ya está.

  2. Guarden este texto y vuélvanlo a visitar cuando termine el año, pues hasta ahora, y nos ha ido visitando cada Enero, todas sus predicciones se han cumplido. Y es que en el fondo Juan Carlos Apelestrudel de la Arcadia es una cotilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.