Copia este post

-Oye ¿me lo puedes volver a explicar?

-¿Otra vez? eres algo durito de mollera ¿eh?

-Es que a ratos parece que lo tengo, pero cuanto más pienso se me vuelve a escapar.

-Entonces lo que no tienes que hacer es pensar demasiado. Si es muy fácil, verás, supongamos que voy y compro una obra.

-¡Ja! esa es buena, tú comprando algo, si por no pagar hasta dependes del wifi del vecino.

-Es un supuesto ¿vale? un ejemplo. Imagina que la compro ¿vale? se da entonces una contradicción, pues no queda claro si compro la obra o sólo el soporte en la que esta viene.

-¿Y eso?

-Imagina que compro un videojuego, o una película, algo que venga en un disco. Estoy comprando la obra pero dependo del soporte, de que éste funcione. Imagina que se me rompe el disco. Imagina la cara que pondrían en la tienda si llegara con el disco roto para que me dieran otro en condiciones.

-Hombre, si sale defectuoso…

-Si sale defectuoso, o si me da la gana romperlo o si lo pierdo, eso a ellos ni les va ni les viene. Si lo que he comprado es la obra deben volvérmela a dar, pues por culpa del soporte con la que la imponen ya no puedo acceder a ella.

-Tiene sentido, te sigo.

-Por eso, la Constitución y las leyes contemplan el derecho a la copia privada, porque como las multinacionales diseñan los soportes para que fallen y obligarte a seguir comprando, uno tiene derecho a hacer copias de seguridad de la obra que ha comprado.

-Vale, tiene sentido también.

-Pero ojo que ahí también nos la meten doblada, porque eres tú mismo el que has de buscarte la vida para hacerte la copia privada, así te terminas comprando grabadoras, equipos más potentes…a seguir comprando, en definitiva. Lo que deberían hacer es darte las copias de seguridad ya cuando adquieres las obras, eso deberían hacer.

-¿Por el mismo precio?

-Por el mismo o más bajo todavía, ya llegaremos a eso. Así pues tengo mis copias privadas ¿vale? que por cosas de la técnica la tengo en un directorio del ordenador, Y como la obra es mía y hago lo que me da la gana con ella, me da la gana compartirla con un amigo.

-Esta si que es buena ¡pero si tú no tienes amigos!

-Llámalos colegas, llamalos conocidos, llámalos conectados. El caso es que hay un amigo ahí afuera con el que yo quiero compartir mi obra, y como da la casualidad de que tengo una copia privada en el ordenador, la pongo a su disposición con un programa de intercambio de archivos de amigo a amigo.

 -El eMule, vaya.

-El eMule o cualquier otro, como los torrentes o subirlos a sitios de descarga directa.

-Me sorprendes ¿has aprendido a subir torrentes o te has suscrito a un rapidshare de esos?

-Te repito que son supuestos, déjame continúar. Lo que importa es que al final le he pasado a mi amigo la obra que compré, ahora es suya y es libre de hacer con ella lo quiera él también.

-Pero al dársela no desaparece de tu ordenador, tú todavía la tienes también.

-Eso es un fallo del programa. O no. Representa que conservo alguna de las copias de seguridad que hice cuando era el propietario de la obra. Y casi que la conservo, pues sólo le he dado una copia a mi amigo y no sé si él sabrá hacerse sus copias de seguridad, y es posible que algún día vuelva a necesitarla, de manera que la sigo dejando en el mismo directorio. Por si acaso ¿comprendes?

-Vale, pero no hace falta que me pegues codazos ¿qué te pasa en el ojo?

-Nada, nada. Ahora has de verlo como un proceso simultáneo, que cuando accedo a la red…

-…del vecino…

-…estoy compartiendo mis obras con mis amigos, y al mismo tiempo ellos me están pasando otras obras.

-¿Los mismos amigos?

-Los mismos u otros, no lo sé, no me fijo.

-¿Son tus amigos y no sabes a quién se lo das o de dónde te lo dan?

-El concepto de amistad en la Red es así, filántropo. Haz el bien y no mires a quién. Y no debes ser tan cuadriculado, debes intentar visualizarlo todo como una serie de impulsos electromagnéticos que circulan por el éter, y que al ser captados por dispositivos electrónicos se transforman en combinaciones de ceros y unos que los aparatos interpretan como ciertos elementos audiovisuales. No es más que eso. Impulsos y éter.

-Y discos duros llenos.

-Y así se consigue que la cultura circule de forma libre, sin imposiciones mercantilistas. Copias privadas de un amigo a otro ¿lo pillas? ¿para qué vas a comprarlo tú también si tienes un amigo que te lo presta? es como cuando le prestas un libro a alguien.

-Con la diferencia de que casi siempre que dejo un libro a un amigo suelo perderlos a ambos.

-¿Ves? mejor me lo pones.

-Pero veo que esto depende mucho de tener buena conexión a Internet y eso. Si a mi me interesa algo tuyo ¿no sería más práctico que me lo grabes y lo recojo en persona?

-Hombre, pero sólo si no es mucho, que ahora mismo voy mal de discos…

-No, hombre, que te los pago, tranquilo.

-¡Uy, no! ¡eso no se puede, es ilegal! si hay dinero de por medio hay lucro, y esto es desinteresado. Oye, que yo no soy un pirata como los de las mantas ¿por qué me tomas?¿llevas algún micrófono
oculto?

-Vale, perdona ¿entonces no puedo pagártelos? al menos pásame el Photoshop nuevo, en disco o por la Red, que lo necesito para unas cosas.

-No, no, el Photoshop no puede pasarse.

-Pero si a ti te lo…

-ssshhhtttt…¡Que no! Que hay leyes contra piratear software ¿te enteras?

-Pero si hablamos de ceros y unos por el éter…

-Sí, anda. Que no, que esto es otra cosa, esto es privativo, no es cultura. A lo que tenemos derecho libre es a la cultura.

-¿Y el último episodio americano de Lost sí es cultura?

-Si estás muy enganchado sí. Además practicas idiomas y lees subtítulos.

-Vale, ya pillo el concepto. Todos tenemos acceso a todo.

-Exacto.

-Menos al software comercial.

-Por supuestísimo, cof cof.

-Pero con tantas copias privadas circulando entre los amigos ¿qué beneficio sacan de todo eso los creadores originales? porque de vender veinte mil copias a vender doscientas el margen debe ser distinto…

-Oye, a mi me parece que a ti lo que te pasa es que tienes una vena creativa y la oscura intención de vivir un día de ella ¿eh? mucho ojito con eso. En fin, te lo vuelvo a explicar. Esta gente nos saca el dinero por muchísimos sitios. En primer lugar por la compra de la obra original.

-La que genera al principio las copias privadas que circulan entre los amigos.

-Exacto, la que yo he comprado en el ejemplo.

-¿Pero tú has comprado una alguna vez?

-¡Por supuesto! sin ir más lejos hace dos Navidades regalé un CD de Julio Iglesias a mi madre.

-Ya me acuerdo, que estaba en la caja de saldos de Carrefour, y como tenía una grieta en la caja (que creo que hiciste tú adrede) pediste que te lo rebajasen un poco más. Aquello fue tan chungo que luego no quisieron envolvértelo para regalo.

-Pero bien que aceptaron mi dinero ¿verdad? pues tacita a tacita así tiene el hombre su chalecito en Miami. Los compradores de obras originales todavía somos muchos, demasiados.

-Pero ¿y cuando ves los estrenos de cine en esa calidad tan mala con señores levantándose y el sonido penoso?¿eso es también la copia privada que ha comprado un amigo?

-No lo sé, no se lo he preguntado, pero si lo tiene para prestármelo supongo que sí ¿o no te fías de mis amigos?

-Tú los conoces mejor que yo, supongo.

-Pero los malvados creadores aún sacan más por otro lado. Por el canon.

-Temida palabra.

-Escupo sobre ella. Esto es el colmo del cinismo. Resulta que las empresas que mercadean con bienes culturales estiman que, porque los amigos se pasen copias privadas, ellos dejan de percibir ingresos, y no han parado hasta forzar a todos los partidos políticos a aprobar un impuesto injusto. Cada CD, teléfono móvil, reproductor de MP3…todo aparato susceptible de contener o generar copias privadas ve gravado su precio por una cantidad abusiva e injusta que va a parar a una sociedad con ánimo de lucro que no rinde cuentas de sus acciones ¿puedes creerlo? ¿es injusto o no?

-Tal como lo explicas es casi ilegal, diría yo.

-Casi, tú lo has dicho, lo sería si no fuera porque hay una ley. Pero lo peor de todo es que no se conforman con eso, sino que cada vez que me pasan una copia privada de las películas del videoclub, lo primero que me sale es un anuncio de que está prohibida su reproducción ¡oye, que bien que pago el canon cada vez! ¡ya vale de llamarme delincuente!

-A mi me pasa eso cuando conduzco, tantas señales de prohibido circular por aquí, prohibido aparcar allá. Tengo la sensación de que me llaman infractor.

-Eh…no te estás choteando de mi ¿verdad? es que es muy fuerte que asuman que todos los DVDs que me compro, por ejemplo, sean para copias privadas que me pasan los amigos.

-Y tanto, pueden contener, pues…pues otras cosas, desde luego. Aunque la última remesa de DVDs que te ha llegado ha sido de 200 ¿no? son bastantes.

-Sí, salen mejor los gastos de envío con más cantidad, y así tiro algunos meses.

-Vienen del sitio aquel británico ¿no? que sale más barato.

-Exacto, porque allí no pasan por el aro sacadineros. Y no te he contado todavía de dónde sacan pasta de verdad los creadores.

-¿Todavía más? ilumíname ¿de dónde?

-De los conciertos. Tocando en vivo, sin digitalizaciones ni tráfico de discos por medio. Del artista al consumidor sin intermediarios. Arte en vivo, en estado puro ¿lo captas?

-Capto, sí.

-Pues de ahí se sacan el pellizco de cada entrada, más el merchandasing, las consumiciones en el recinto, que no son nada baratas.

-Ah, sí, de eso recuerdo que me dijiste algo, que el precio de las palomitas era abusivo y que por ley podíamos entrar comida de fuera.

-No, entonces hablaba del cine cuando no hay más remedio que ir. Lo de los conciertos es diferente, aquí se consume con gusto, se está saboreando el momento único e irrepetible, el artista comparte una velada con su público, esto no está envasado.

-Todavía tienes al primo que trabaja en el polideportivo que te cuela ¿no?

-No en todos los que quisiera, no te creas. Ahí, ahí esta el negocio, en el arte en vivo. Todo lo demás son modelos de negocio caducos y el intercambio de copias privadas deben verlo sencillamente como una forma de difusión, como publicidad gratuita que les estamos haciendo ¡y encima sin cobrarles!

-Con los de la música lo puedo entender, pero ¿qué sucede entonces con las películas y las series de televisión? ¿deberían hacer representaciones en teatros?

-Pues…pues ellos sabrán, oye, que nosotros no estamos para sacarles las castañas del fuego, si quieren seguir viviendo de ello que espabilen. Maneras de rentabilizarlo existen, supongo yo. Pues que las busquen. Eso, que las busquen. Aunque lo de los teatros suena bien, se volvería a la esencia, a la interpretación.

-Pero si todas las que ves son de efectos especiales ¿te imaginas la próxima de Star Wars en un teatro?

-Uhm, no demos ideas a Lucas, que es capaz de reestrenar así las trilogías. Pero vamos a lo que vamos ¿te ha quedado todo claro esta vez?

-Creo que sí, la cultura libre es cultura y es libre, Y todos tenemos derecho a acceder a la cultura.

-¿Ves como no era nada difícil? si es coger conceptos sencillos y obvios e ir armándolos. Sigamos entonces ¿por dónde estábamos?

-Creo que te tocaba escanear el Cuaderno de Tormentas de David Rubín, que la gente lo pide ya por los foros ¿Tú con cual vas a seguir de estos del Expocómic?

-Me hacía ilusión hacer el de 36-39 Malos TIempos, pero los listillos de Glénat lo editan en formato grande para que tenga que pasar dos veces cada página por el escáner ¡es doble trabajo! ¡malditas, malditas protecciones! pero sólo por esa cabronada le tengo más ganas a sacarlo, mira tú por dónde, a saber quién se creen que son.

-El que tengo ya a punto de bajar es el tercero de BD Banda, pero no aclaraban si era la edición en galliego, la castellana de ellos o una traducida por los escaneadores. Pero tanto da, es por pasar el rato, lo leo y lo tiro.

-Pues avisa si tiene algo de Alberto Vázquez, que me acabo de bajar el Alter Ego.

-De acuerdo….oye, de lo de antes hay una cosa que aún no me queda clara. Es decir, entonces ¿Carlos Giménez para ganarse la vida debe ir dando conciertos…?

40 comentarios en «Copia este post»

  1. ¿Qué porcentaje de lo que recauda el canon impuesto a los escáneres (que única y exclusivamente sirven para piratear cómics) se destina a editoriales y autores de cómics españoles? ¿No se lo quedarán también los músicos?
    Hace dos semanas me tuve que comprar un disco duro nuevo para guardar los trabajos de clase (vídeos que tengo que grabar, montar y cosas así). Me cobraron un veinte por ciento de más por si lo uso para meter música. Eso es un país democrático y lo demás son tonterías.

  2. «El concepto de amistad en la Red es así, filántropo»
    Por supuesto. Y en principio las relaciones que pueden surgir en este medio son también plátonas.

  3. Mientras la única alternativa a los eSGAEismos sea el rapiñeo indiscriminado mal lo tenemos para defender nada en condiciones…
    ¿Alguién se compraría varios gigas de cómic y música al mes aunque fuera pagando unos centimos por disco o cómic?
    Mucho tiene que compensar para ser mas barato que una adsl…

  4. A mí lo que maravilla es el tiempo que tiene la gente para leer/escuchar/ver todo lo descargado. Es el afán de coleccionista lo que nos arrastra al infierno…

  5. «¿Y el último episodio americano de Lost sí es cultura?»
    Si para Marinetti «un automóvil de carreras es más hermoso que la Victoria de Samotracia», el último episodio de la 3º temporada de Lost es más cultura que las obras completas de Shakespeare.

  6. Con lo bien que iban las ventas de comics antes de los escaneos… miserables.
    Mira que mal va lo de las series de televisión desde que se bajan de internet… ¡apenas salen series nuevas!.
    Y el cine… buf. Los dvds no se venden. Y eso que continuamente están sacando ediciones especiales de varios discos con cajas molonas. Pobres, mira que lo intentan.
    ¿Y los videojuegos? Fatal, en plena crisis. La play 3 vende poco… aunque esa creo que no se piratea aún, ¿no?
    Y claro, los tebeyos tampoco venden. Pero por culpa de las descargas ilegales… no es porque a la gente les interesen una mierda. Qué va.

  7. Bueno, si bien el pago de un «canon por si las moscas» es un robo, justificar la adquisición de lo que uno desea «by the face» amparándose en mil excusas es algo hipócrita, así como lo es la ley que NO te permite vender Maria pero sí todo lo necesario para proveer a quien la quiera finalmente obtener.
    Ignoro si es cierto que los malos de la peli son las compañías que exprimen al que tiene talento al hacer de promotoras/intermediarias quedándoselo todo y dejándole las migajas etc. (no me extrañaría) pero vamos, aquí que dormir en un lecho própio es un lujo, no sé por qué comprar música ( cultura ) iba a ser razonablemente barato o asequible.
    Yo creo que la mayoría nos proveemos gratis si es posible y que compramos cuando merece la pena, el formato digital de un comic puede librarnos de una mala compra o propiciar una compra no contemplada (¿quien se conforma con un AKHAM ASYLUM únicamente en la pantalla???).
    Esto es cierto y es una ventaja pero no una justificación ya que en el pasado habría supuesto más dinero para la empresa pertinente (y si a tí sufrido consumidor, luego no te gustaba pues ajo y agua) pero está claro que los creadores han de comer y lo tienen chungo si las ventas no lo permiten.
    Otra cosa e que la hipoteca le deje a uno telarañas en los bolsillos.

  8. Tengo una pregunta.
    Yo me compro un tebeyo. Y supongamos que tengo diez amigos (que es mucho suponer, porque yo no tengo amigos, solo gato). Y mis amigos quieren leer el cómic pero no piensan comprarlo, no les interesa tanto o no son coleccionistas.
    ¿Es moral que yo les deje mi cómic para que se lo lean gratis?
    ¿O tendría que venir un señor de la policia y confiscarme el tebeyo porque va contra la ley que se lo preste a mis amigos? ¿O El librero me debería cobrar un euro más cuando me compre un ejemplar porque sabe que se lo voy a prestar a más gente para que se lo lea gratis?
    Qué duda más terrible. Me preocupa tanto la moralidad de mis actos y que un mal proceder mío destruya la carrera de tantos artistas y personas maravillosas…

  9. Diletante, eso que preguntas la industria ya se ha encargado de solucionarlo creando una generación de aficionados con obsesión compulsiva por la pulcritud de sus posesiones, de manera que hacen lo posible (y más) por que sus tebeos no cambién de manos.
    Los noventa, aquello si eran buenos tiempos, que los aficionados compraban el tebeo y una copia de seguridad para no sacarla jamás de su bolsita…

  10. Yo tengo un grupo y soy autor y he trabajado simultáneamente en la industria y de verdad que las cosas no son así de simples como «los músicos que toquen, que ahí es donde ganan pasta», pero tampoco tengo muchas ganas de discutirlo. Entre otras cosas por que lo del canon y la SGAE es para mear y no echar gota.

  11. Respecto a la cuestión legal: aunque compartir archivos no esté penalmente tipificado como piratería por la ausencia de lucro (pese a la presión y las campañas desinformativas de la SGAE en ese sentido) debido a la ausencia del lucro, desde la última reforma de la Ley de Propiedad Intelectual tampoco cabe ya dentro del concepto de copia privada, ni por tanto se compensa a través del cánon, sino que está regulada como un uso no autorizado de la propiedad intelectual que teóricamente podría dar lugar a reclamaciones de indemnizaciones por el lucro cesante de los titulares de dicha priopiedad intelectual. Otra cuestión es que parece que dichas reclamaciones fueran viables porque los datos de tráfico en Internet están protegidos por el secreto de las comunciaciones, y al no tratarse de un ilícito penal son considerados secretos.
    Respeto a la cuestión de fondo: el uso masico de las redes de archivos compartidos es un hecho que en mi opinión vulnera los derechos del autor de la obra pero no los de las distribuidoras (que reciben la mayor parte de los derechos de propiedad intelectual derivados tanto de la venta como del cánon compensatorio por copia privada), porque en la obra compartida la distribución ha sido ejercida, y pagada legalmente, por la compañía que provee el servicio de acceso a Internet.
    La distribución de formatos físicos tiene su cuota de mercado, y es previsible que ésta siga existiendo del modo que el CD no desplazó completamente al vinilo, pero exigir que las distribuidoras cobren un servicio que no prestan sería como que los fabricantes de vinilo reclamaran una compensación por la cuota de mercado cedida a los CDs. El cánon debe seguir existiendo mientras la copia privada exista, pero el tráfico de archivos compratidos no lo es, y por ello la cuantía del cánon debería redducirse proporcionalmente a la cuota de mercado de obras vendidas en soporte físicos.
    Pero eso no soluciona la cuestión de los derechos del autor (distintos a los del distribuidor) que sí son vulnerados por el uso de las redes P2P, y que son esenciales para la viabilidad profesional de la creación artísitica, especialmente en aquellas disciplinas en que el creador no puede representar su obra en directo al público.
    Mi propuesta sería legalizar el uso de redes P2P y grabarlo con los derechos del autor en la factura telefónica. Dichos datos de tráfico obran en poder de las operadoras y podríanm facturarse igual que las descargas que se realizan desde los teléfonos móviles o las tiendas de descargas directas en internet, pero el coste tendría que ser mucho menor que en estos casos al eliminar la parte de las distribuidoras, que como he dicho arriba ya se paga con el acceso a internet.
    En el caso del acceso gratuito a internet (universidades, bibliotecas…) el acceso a dichas redes puede cortarse por no ser facturable. Sin embargo, en muchos casos dicho acceso público no es realmente gratuito sino que está pagado por el establecimiento que lo oferta como reclamo comercial, y en base a este interés pueden encontrarse fórmulas para facturárselo al cliente. El caso de pincharle la wi fi al vecino sería equiparable a pincharle lalelectricidad o el consumo de agua, es un ilícito, y ya se da actualmente con las facturas de ADSL.

  12. Es que una cosa es la gente que se ve una película por la cara y se cree que están haciendo la Revolución Proletaria y otra esa cosa tan adliana que es la ESGAE. Una bondadosa organización que te puede denunciar si eres aspirante a director de cine y para promocionarte pones tu propio corto para descargar en tu página web (caso verídico).

  13. Está claro que lo primero que hay que hacer es quemar las bibliotecas públicas, que prestan gratuitamente obras literarias protegidas a toda clase de indocumentados y demás ralea, «comparten archivos» con cualquier mangante que llegue, y en estos tiempos de crisis y bajo consumo, esos insolidarios pueden llevarse dvds y tebeos a tu casa durante 15 días, o lo que es peor, verlos/leerlos allí sin pagar un euro. Y encima estos lupanares tienen la desfachatez de recibir subvenciones públicas para cometer todo tipo de acciones ilegales.
    Ya sabeis que cuando te llevas de la biblioteca un CD de Luis Cobos es como si atropellaras a una ancianita en un semáforo, y que cada vez que te descargas una canción de Miguel Bosé, muere un niño somalí.
    Que caiga sobre vuestras conciencias, malandrines.

  14. ¿Qué porcentaje de lo que recauda el canon impuesto a los escáneres (que única y exclusivamente sirven para piratear cómics) se destina a editoriales y autores de cómics españoles? ¿No se lo quedarán también los músicos?
    Claro que se lo quedan los músicos, una parte es por la posibilidad de escanear portadas y cuadernos interiores. La otra va a Bjorn por el sonido que hace el escaner al funcionar.
    Me cobraron un veinte por ciento de más por si lo uso para meter música. Eso es un país democrático y lo demás son tonterías.
    Es cierto, en un Fascismo o en una Dictadura Comunista eso no te hubiera pasado. Quizá incluso te salga a cuenta acercarte por Marruecos o por el Congo para hacer la compra. Por lo demás me parece un detalle pro su parte que te indicaran que el 20% iba para eso. ¿No indicaban si el 0.7% era para alguna ONG?
    Mientras la única alternativa a los eSGAEismos sea el rapiñeo indiscriminado mal lo tenemos para defender nada en condiciones…
    A mí no me convencen ninguno de los dos puntos, pero como haber sí hay alternativas. Y alguna se da en este post, como la compra de «bienes materiales» fuera del país por Internet. Y, por supuesto, no usarlos luego para el material ilegal.
    ¿Alguién se compraría varios gigas de cómic y música al mes aunque fuera pagando unos centimos por disco o cómic?
    Mucho tiene que compensar para ser mas barato que una adsl…

    Y atracar viejas es más barato que tener un trabajo de verdad. Quizá incluso más divertido. Además, no te tienes que preocupar pensando cosas como que el hecho d que las industrias de entretenimiento se mantuvieran todos estos años se debía a que no había una forma fácil y barata de robarlos.
    Con lo bien que iban las ventas de comics antes de los escaneos… miserables.
    Hum, quizá el bajón en pedidos de americano se deba a… los coloristas. Sí. Los coloristas. ¡Malvados!
    Mira que mal va lo de las series de televisión desde que se bajan de internet… ¡apenas salen series nuevas!.
    Eso es cierto, desde que estrenaron en primetime Big Bang Theory o Pushing daisies no han estrenado nada. Menos mal que siguen ofreciendo las antiguas en los mismos horacios permitiendo que todos veamos Lost, Mujeres Desesperadas o Urgencias en el mejor horario posible.
    Y el cine… buf. Los dvds no se venden. Y eso que continuamente están sacando ediciones especiales de varios discos con cajas molonas. Pobres, mira que lo intentan.
    Sí, es como DC, sacan tanto que luego siempre hay algo interesante en los saldos.
    ¿Y los videojuegos? Fatal, en plena crisis. La play 3 vende poco… aunque esa creo que no se piratea aún, ¿no?
    Tranquilo, seguro que si le mandas al CEO de Sony «Piratea mis videojuegos» lo ponen.
    De hehco, lo que más y mejor funcion ahora es la consola que permite jugar cualquier juego en ella con total libertad. ¿Cómo? ¿Que hace flata que alguien desarrolle las cosas para poder piratearlas? Bobadas, la red está llena de juegos gratis, eso serán sin duda los que más utilicen los compradores de consolas cuando puedan piratearlas.
    Y claro, los tebeyos tampoco venden. Pero por culpa de las descargas ilegales… no es porque a la gente les interesen una mierda. Qué va.
    De hehco las descargas ilegales no afectan a nada. ¿Qué clase de persona puede creer realmente que a la gente le gusta llenar su disco duro de tebeos para LEÉRSELOS? Si eso fuera así la gente iría a las bibliotecas, es obvio que la gente se baja cosas no por rapiñeo sino para armonizar el fang Shui del disco duro.
    ¿Es moral que yo les deje mi cómic para que se lo lean gratis?
    Claro, si total, cunado alguien te pide gratis un cómic o un libro lo que haces es fotocopiarlo y luego encuadernarlo en las mismas condiciones, ¿no?
    Me preocupa tanto la moralidad de mis actos y que un mal proceder mío destruya la carrera de tantos artistas y personas maravillosas…
    Eso le decía yo a la vieja que aseguraba que no tendría dinero para sus pastillas si me llevaba su bolso. Y mira que ella insistía en que no era un problema de moral tanto como un robo pero es que la gente mayor tiene unas ideas extrañas.
    Está claro que lo primero que hay que hacer es quemar las bibliotecas públicas, que prestan gratuitamente obras literarias protegidas a toda clase de indocumentados
    Esos indocumentados con carnet de biblioteca son los peores. Aunque tengo curiosidad pro esa a la que vas que permite que el usuario se quede el libro indefinidamente. ¿Regalan también pan con nocilla para mientras lees?
    En fin: Enrique VI (Segunda Parte), Acto IV, Escena 2ª

  15. Sark, para aclarar lo de indocumentados, en la biblioteca de mi ciudad, no conozco las normas de otras, para la consulta, lectura, y la audición de cualquier tipo de obra en el Centro no hace falta ningún tipo de documentación. De hecho, esos servicios son utilizados a diario por gente sin recursos, ni domicilio habitual, al igual que el servicio de internet. Y, desgraciadamente, para comer pan con nocilla gratis te tienes que ir un comedor público, y tampoco te piden documentación.
    Pero no se si hablas de contenidos o de continentes, ¿dónde está el ilícito penal?
    ¿En el visionado gratis de una película o en la posesión de un dvd? ¿Son presuntos delincuentes los bibliotecarios que ponen los contenidos a tu alcance o el que va a la biblioteca y los consume? ¿Estamos hablando desde un punto de vista moral o jurídico?
    Supuesto práctico de derecho: Voy a la tienda, compro una peli en DVD y me hago una copia de seguridad. Al dia siguiente, como se me ha olvidado el cumpleaños de mi primo, y es lo primero que tengo a mano, voy y se lo regalo. A parte de que soy un caradura, ¿qué ilícito estamos cometiendo? ¿Ser un caradura es un delito?
    Ah, y le ruego me disculpe por no saberme las obras completas de Shakespeare de memoria.

  16. Hasta para los delitos más graves de nuestro ordenamiento jurídico existe la presunción de inocencia, y esto quiere decir que se te puede condenar por tus actos y no por tus supuestas intenciones, a menos que estas sean demostrables documental o testificalmente, y dentro de un contexto probatorio concluyente. Aún no tenemos la tecnología de Minority Report, por lo que cobrar un canon por la compra de un soporte físico de almacenamiento de datos se basa en una presunción de culpabilidad, algo que hasta ahora estaba proscrito en la legislación de las democracias occidentales.
    Resultado: nuestra Administración está criminalizando y penalizando, sin ningún tipo de procedimiento legal, al conjunto de la los consumidores (y ciudadanos al fin y al cabo).
    -Los ingresos del canon los percibe una serie sociedades gestoras de derechos que se arrogan la representación del conjunto de creadores residentes y no residentes en nuestro Estado. ¿Cómo hacen el reparto de esos ingresos entre sus supuestos asociados? Basandose en presunciones sobre las ventas que han dejado de percibir los artistas. Pero si yo soy un artista novel, seguro que no puedo presumir que con mi primer disco he vendido tanto o más, que el último de Alejandro Sanz. ¿Estamos compensando supuestamente a los artistas por la utilización de sus obras o a una industria por lo que deja de vender?
    -En cualquier caso, en unos Estados en que se compensa con dinero público, a entidades privadas con ánimo de lucro, como son los bancos, por sus pérdidas irresponsables, y que desatiende al ciudadano que se ve incapaz de hacer frente a su hipoteca, precisamente por la actividad negligente de dichas entidades, queda claro qué y quienes importan y hasta donde están dispuestos a llegar para conseguirlo.

  17. > cobrar un canon por la compra de un soporte físico de almacenamiento de datos se basa en una presunción de culpabilidad
    No es exactamente así. Más bien el canon sirve para financiar el derecho a la copia privada. Que cada cual lo ejerza o no queda al propio albedrío
    Es un poco como el riego del cesped en los parques, que lo pagamos todos con los impuestos vayamos a pasear por allí a diario o no vayamos nunca

  18. Eme A, tienes razón en que un cánon viene a ser lo que pagamos para mantener ciertos servicios o bienes públicos, y se trata de un figura tributaria (siendo rigurosos, el ejemplo que pones es una Tasa, el cánon no lo contempla la Ley General Tributaria). Pero por definición, el mal llamado Cánon no puede tratarse ni de un cánon, ni de una tasa, ni de un precio público, porque estos son impuestos y tienen naturaleza tributaria, y los ingresos de un tributo jamás puede ser destinado a fines o intereses particulares. No voy a profundizar más porque aburriría a las ovejas, y entiendo que tampoco es lugar (terminaríais tirandome tomates o hasta un Absolute), pero el dichoso Cánon es un invento atípico, irregular y, a mi entender totalmente anticonstitucional, porque viola un montón de principios que os sonarían a blablabla. Perdón por el rollo.

  19. En las bibliotecas también regalan libros, cyando reclasifican y descubren ejemplares repetidos o ediciones antiguas. Yo tengo cinco o seis libros conseguidos de esa forma.
    Y hace unos años hubo protestas de las bibliotecas porque les querían cobrar los de la SGAE por los préstamos de libros. Gracias a dios se impuso la cordura frente a la mezquindad delirante de los superartistas, esas excelentes personas.
    http://www.internautas.org/html/1668.html
    A ver si nos informamos bien y no nos vamos de listillos, que tanta ironía se puede confundir con la molesta prepotencia de la ignorancia del gilipollas.

  20. A ver si nos informamos bien y no nos vamos de listillos, que tanta ironía se puede confundir con la molesta prepotencia de la ignorancia del gilipollas.
    Tienes toda la razón.
    Por ejemplo, dices «Y hace unos años hubo protestas de las bibliotecas porque les querían cobrar los de la SGAE por los préstamos de libros. Gracias a dios se impuso la cordura frente a la mezquindad delirante de los superartistas, esas excelentes personas.»
    Cuando se trató de algo de la Unión Europea. Dos enlaces de la parte de arriba del primer googleo :
    http://actualidad.terra.es/nacional/articulo/tribunal_ue_espana_1166858.htm
    http://www.maratondeloscuentos.org/librolibre/acciones/descarga/octavilla2.doc

  21. Peeeeedro, Emeaaaaaa, que no me funciona lo de ercordar daaatos.
    Pro si había dudas, las anteriores banderillas son mías.
    Janus;
    Es que dijiste «prestan» y, en mi limitada experiencia, para el préstamo si piden algún tipo de documento. Entrar entra el que quiere pero sacar cosas es más complicado.
    Pero no se si hablas de contenidos o de continentes, ¿dónde está el ilícito penal?
    Buena pregunta.
    Si sales del cortingles con un DVD o un libro -incluso si es de Gala- ¿qué consideras que estás cometiendo?
    ¿Lo consideras por la sustracción del «continente» o del «contenido»?
    Si decido apropiarme de una obra en su vertiente intelectual o no física: ¿dónde está la diferencia?
    Más aún: ¿No entraría el Plagio y el Uso de Creaciones Ajenas también aquí?
    Si -digamos- considero que puedo hacer una película de SpiderMan sin comprar los derechos pero poniendo bien clarito el nombre adaptando -digamos- Sins Past, ¿qué debería detenerme? [Respuesta fácil: La primera lectura del guión]
    ¿Si decido no pagar al abogado que me defiende en el caso bajo la excusa de que no hay un objeto físico que haya creado funcionará el truco?
    En fin, allá cada cuál. Yo considero que si un creador se esfuerza en alumbrar una obra merece un respeto y una consideración mínima que incluye aceptar la remuneración que él escoja siempre que yo la considere adecuada. Esto es, no voy a pagar por un cómic de 12 páginas 50 € ni voy a despreciar a los del WEE por hacer cosas de gratis -Moran we love you!- pero si considero que tiene derecho a «comerciar» con ello.
    Vamos, si a mí un cabrón decidiera cogerme sin permiso un artículo artículo colgado en la red por los editores con los que en su momento llegué a un acuerdo para usarlo de relleno -o peor aún de relleno y autobombo- en una revista lo mínimo que iba a lograr es que le pusiera verde en mitad del primer evento en que me lo cruzara.
    ¿Qué la difusión puede tener una parte buena? No lo dudo. Aunque citando a los clásicos «El fanatismo ya es a escala nacional. Pero no vendemos discos, qué contradicción… No entienden de la misa la mitad.»
    Sospecho, además, que la culpa de todo la tendría Kant. Esa necesidad de actuar según una legalidad -propia o inventada- tratando de ligarla a la legislación em parece cuanto menos sospechosa.
    En cuanto a lo de regalarle una copia del DVD a tu primo -¡cutre!- me parece que el problema es el mismo, en la DUPLICACIÓN del bien. Tú sigues teniendo tu DVD, no has decidido que como se te olvidó el cumple le endosas loq ue tú te compraste -igual de cutre pero más clase- sino que TÚ NO PIERDES NADA.
    Coño, si no pierdes nada así regala cualquiera.
    Si vas a una biblioteca pública tendrás en un altísimo porcentaje de ocasiones que devolver el «bien físico». Eso es algo que me parece perfectamente lícito. Si el bibliotecario te dijera: «No, hombre, Janus, no te lleves tras la puerta verde, te hago una copia y así no tienes que devolverla» estaríamos en otro asunto.
    ¿Que puede suceder en ocasiones que te lo den? Vale, lo admito sin haberlo visto por puro posibilismo y causalidad narrativa. Pero él lo pierde. Oh, sí, podía tener dos ejemplares de «Gothica»con lo que le queda uno. Pero HA PERDIDO el otro.
    ¿Te imaginas que alguien copiara e imprimiera dinero aprovechando que tiene un billete de 200 €?
    Te haré una sugerencia: No le regales una tirada a tu primo, no se vaya a meter en un lío.
    ¿Que el canon es injusto?
    CLARO! Y por muchos motivos. Lo es por pre-criminalizar, lo es por la aleatoriedad del recargo y lo es por la forma de distribuir y repartir. Si a mi me aseguraran que el creador de Middleman se llevarái directamente el dienro de un hipotético DVD en el que yo me tostara episodios de la serie firmaría.
    Bueno, quizá no. Porque en un libro tengo relativamente claro quién es el poseedor de los derechos: Su autor -Ojo, esto podría parecer una tontería pero hubo un tiempo en que el autor le vendía el libro al editor y era este el que se quedaba ad aeternum con el material y aún ocurre que al establecer unos plazos el autor no tiene en realidad tantos derechos sobre la obra como pudiera parecer, motivo pro el que, por ejemplo, hasta hace poco no pudo ser reeditado en la nueva editorial española de Nick Hornby su «Alta Fidelidad» – pero en un cómic ya tenemos más complicaciones: Dibujante, guionista, editor, incluso entintador y colorista. -Pagaría porque un entintador negara el derecho a reproducir su obra logrando que hubiera que re-entintar entero un cómic- quizá también el rotulista y… y… En la tele y el cine ni te cuento: Guionista, director, productor, actores… Si pirateo «La Estrella de las Variedades» el dinero a los herederos de la Estanwick, si pirateo «Entre pillos anda el juego» al querido director, si es «Los Caraconos» al productor y si es «Frasier» el dinero para Maris.
    A lo del soporte te tendrás que ir habituando. Toda creación internacional necesita de uno y el ser humano tiene para sí el m´s frágilde ellos, la memoria.
    A lo de los bancos no te respondo, últimamente s usa de coletilla para todo.desde «Han subido los yogures» -ya podrían poner dinero para esto y no para los bancos, etc- hasta para asombrarse de que el sistema capitalista sea así. [Aparentemente la crisis del petróleo del 73 sirvió para poco, la fragilidad de la memoria que decíamos antes]
    Luego ya vendrá Pedro a que discutamos lo de los pasos de peatones en rojo y todas esas cosas que tanta gracia hacen.
    Ah, lo de Shakespeare. Aunque no citase los versos concretos el texto referido era:
    «The first thing we do, let’s kill all the lawyers.»

  22. Sark, creo que estamos de acuerdo en lo mismo , pero bajo diferentes puntos de vista. Tal vez el problema es que no haya expuesto mi postura de una forma clara desde el principio.
    Si vamos por partes:
    1º Tenemos a los autores/creadores, que ostentan unos derechos sobre sus obras, que deben ser respetados y protegidos, incluso de una forma especial, porque si los consideramos bienes culturales, además de intelectuales, entran en la esfera de los bienes de interés público o general. La protección de la cultura es un bien para toda la sociedad.
    2º Tenemos también a la industria, que proporciona un soporte físico a la obra intelectual y/o unos canales de distribución para hacer llegar la misma a los consumidores/ciudadanos. Como bien tú decías, antes también eran los que poseían los derechos de autor basándose en contratos leoninos, por lo que aún para la opinión pública, les es dificil diferenciarlos. Es más, si consultamos las informaciones de los medios de comunicación y las campañas publicitarias que están saliendo, podemos detectar un claro interés en identificar autores/industria.
    La industria, como actividad económica privada, desarrolla su actividad en una economía de mercado, y según el ordenamiento jurídico, no hay ninguna razón por la que hay de tener mayor protección que un camionero o un fabricante de colchones.
    3º Además tenemos un hecho clave, el alumbramiento de la innovación tecnológica más importante desde la Bomba Atómica, Internet. Recurriendo al tópico, estamos ante una tecnología que en principio no es buena ni mala, lo será según el uso que se le dé.
    Esta innovación ha provocado unos cambios económicos, sociales y culturales, a los que la sociedad no se había enfrentado antes, ni, desde luego el Derecho. Estaremos de acuerdo, estamos creando la normativa que debe regular este nuevo entorno, para pasar de una situación de alegalidad a una de legalidad.
    4º Por último, gracias a esta innovación tecnológica, los ciudadanos/consumidores tienen acceso a una cantidad enorme de información y servicios, y, entre ellos, aparece la posibilidad de intercambiar todo tipo de información y obras intelectuales completas, de una forma gratuita y anónima. Ejercen una actividad que no se ha dado nunca antes de esa forma, a esta escala y con esos medios, por lo que no está contemplada por la legislación vigente.

  23. Un ejemplo concreto: Hay una obra que puedo ahora mismo adquirir de dos maneras, abonando 15 euros o bajandomela ¿qué voy a hacer? bajármela, claro, como todo el mundo. Por la cultura libre, por los 15 euros y por no ser un pringao. Claro.
    Total, es un granito de arena, la empresa que comercializa la obra y su autor igual podrán disfrutar del yate en La Riviera.
    Ya he dicho que es un caso concreto. La obra es un tebeo.
    Un tebeo de un autor español, pero está viejo, tampoco iba a disfrutar mucho de ese dinero. Y de una editorial española que ha empezado hace poco. Tenía ganas de comprarlo, pero oye, si está en la Red lo pillo de ahí. Y todo gracias a un amigo que adquirió hizo una copia de seguridad de las páginas y me las ha pasado ¡gracias amigo! ¡no me he lucrado, pero me he ahorrado 15 euros!

  24. Perdona, Calduch, estoy comentando desde el trabajo, y no he podido terminar el hilo de mi razonamiento.
    Concluyo:
    1.- Existe una actividad alegal, la de intercambio de contenidos por medios electrónicos, que está causando un perjuicio a unos sujetos que son los creadores de esos contenidos.
    2.- Una vez y otra se vincula este hecho con el símil del robo, de una forma tendenciosa y gratuita, porque el uso/consumo de ese bien no implica la privación del mismo a su propietario o poseedor. Para que exista un delito o ilícito penal debe estar tipificado en la correspondiente ley. Hay un perjuicio económico porque existe un lucro cesante, y ahí está la clave, y la mayor dificultad de esta problemática: estimar la cantidad del mencionado lucro cesante, y establecer medios lícitos, viables y transparentes para indemnizar al autor.
    3.- El Canon no es un medio ni lícito, ni justo, ni transparente. Tampoco ofrece una estimación coherente del lucro cesante, ni indemniza adecuadamente a todos los autores/creadores.
    Además contraviene varios de los Principios Generales del Derecho en los que se basa nuestro ordenamiento jurídico, y eso no es moco de pavo.
    4.- Según nuestra Constitución la propiedad privada no es un derecho absoluto, (ni siquiera está recogido entre los derechos fundamentales y libertades públicas) sino que está delimitado por su función social. Esto no quiere decir tampoco, que pueda ser pisoteado, entendámosnos. Si alguien es privado de su propiedad, deberá ser indemnizado adecuadamente. Pero para llevar a cabo esta finalidad no se pueden pisotear derechos fundamentales y principios jurídicos que están por encima de la misma. Aunque pueda sonar raro así está establecido nuestro Estado de Derecho.
    5.- Por ello, podemos afirmar:
    – Que los autores se encuentran desprotegidos ante el vacio legal, y que es una situación que hay que arreglar urgentemente.
    – Que las medidas que se están estableciendo para indemnizar a los autores atentan contra los derechos y libertades de los consumidores/ciudadanos, y además son discriminatorias, desproporcionadas, inadecuadas e ineficaces.
    – Que los poderes públicos están legislando, en este caso, favoreciendo unos intereses particulares, y desoyendo las posturas de las plataformas ciudadanas.
    – Que, desde hace tiempo, se está promoviendo una brutal campaña de desinformación, tendenciosa y manipuladora, financiada con dinero público.
    – Que las sociedades de gestión de derechos son un lobby, y están defendiendo los intereses de una industria, y no la de los creadores individuales.
    – Que ser un cutre y un caradura no es un delito (al menos por ahora).
    – Que ya me estoy arrepintiendo del ladrillazo que he soltado.
    Al hilo de la hermosa cita que ha mencionado Sark, un chascarrillo clásico: ¿Qué son 50 abogados en el fondo del mar? Un buen comienzo.

  25. >>Existe una actividad alegal…
    Snif, tras tanto leer «ilegal» por parte de unos y «perfectamente legal» por parte de los Davidbravianos, leer esto me ha emocionado.
    >>…el uso/consumo de ese bien no implica la >>privación del mismo a su propietario o poseedor.
    Exacto, porque yo me baje los tebeos de Internet no estoy desposeyendo al librero de los ejemplares que criarán polvo en sus estantes hasta que los queme o los salde, eso es cierto.
    >>Que los autores se encuentran desprotegidos >>ante el vacio legal, y que es una situación que >>hay que arreglar urgentemente.
    Hombre, urgente, urgente, no es. Primero hay que hacer que toda la población se abone a Internet para culturizarse, y cuando ya estén pillados se regula. Como cuando todo el mundo se abonaba a Canal+ frente a otras opciones porque era sencillísimo operar sobre las tarjetas para ver todos los contenidos. Cada cosa a su tiempo.
    Y luego ver cómo. El canon actual se basa en la estimación de que el que más discos compra más cosas de esas se baja, dicho de forma grosera. Cosa que en más de un 95% de veces (por decir algo) será cierta, pero habrá un 5% que protestará porque ellos lo usan casi todo para cosas del trabajo y cosas propias. Es inevitable. Es como cuando dices que las chicas apenas leen comics y sólo recibes dos comentarios, justamente de chicas que te dicen «yo leo comics, luego estás equivocado». Y los doscientos tíos que te leen, callados.
    Aún así, de acuerdo en que la forma de aplicarlo es un sisnsentido desproporcionado, y que además la gente ya busca la picaresca de comprar DVDs al extranjero o clasificar los discos duros como esclavos para no pagar la tasa. Luego hay que buscar otra vía.
    ¿Que pague la gente o que pague el Estado? En la segunda opción sería de los impuestos de todos, obviamente. Podría ser la primera opción, que se controle lo que se baja cada uno y que pague en concordancia. Tampoco puede hacerse, secreto de comunicaciones y tal. Así, es imposible saber qué se baja la gente, pero se debe cobrar algo de alguna manera por ello. Es difícil ¿verdad?
    (en realidad, no es difícil: dentro de un tiempo todas las tarifas de conexión a Internet de todas las operadoras subirán 10 euros al mes «por cuestiones técnicas y el coste de la vida y tal» y será eso o nada. Lo que hacemos entretanto es debatir sobre el sexo de los ángeles)
    Y el fondo de la cuestión: ahora consigo los tebeos gratis ¿a santo de que alguien me tiene que hacer pagar aunque sean dos céntimos? ¡cultura libre! ¡claro que sí!

  26. Calduch, yo solo he expuesto la cuestión legal a grosso modo, a pesar de que me licencié en derecho, y mi profesión está relacionada con la gestión de tributos, he de reconocer que soy un leguleyo bastante mediocre. Pero me he molestado en consultar y confirmar mis opiniones con gente infinitamente más preparada y autorizada que yo, y el tema dá para varias tesis doctorales.
    Yo no niego la situación injusta para los autores, que ha provocado el P2P, ni creo en la cultura gratis para todos; sí creo en el libre acceso a la cultura para todos, que es algo muy distinto, y creo en que todos los creadores deberían poder obtener todas las rentas de su trabajo. Y lo creo porque me no me cuesta ponerme en su lugar, porque creo que en la Cultura y la creación como motores de la sociedad.
    Tampoco puedo presentar soluciones ni recetas mágicas, ni definitivas para contentar a todo el mundo.
    Solo opino que las actuales medidas son nefastas para los intereses legítimos de las partes, y que pueden actuar de puerta trasera para otros fines más turbios, pero no me voy poner conspiranoico aquí.
    A pesar del Cánon el autor español que mencionas seguirá sin ver un duro. ¿Cuántos ejemplares estimará la sociedad de gestión de derechos que ha dejado de vender un autor? ¿Tres o tres mil? ¿Cuánto estimará que ha dejado de vender Alejandro Sanz o Pérez-Reverte? ¿Tres o tres millones?
    ¿Quién debe pagar el Estado o los consumidores? Es obvio que ambos, el Estado en su labor de promoción, conservación y protección de la Cultura, y los consumidores como destinatarios finales de las obras. No se cómo ni cuando pero creo la misma tecnología que ha provocado esta situación, será la que en el futuro proporcione una solución satisfactoria.

  27. >>el tema dá para varias tesis doctorales.
    Las leyes tienes eso, quedan resquicios abiertos a la interpretación, también hay abogados especializados en quitarte las multas de tráfico que tanto les da lo que hayas hecho, es un trabajo más. Hay quien despacha pan y hay quien quita multas.
    Hoy mismo me encuentro con esto, que me parece una perla, va de una web que ponía enlaces y tenía publicidad, pero se ve que una cosa no tenía que ver con la otra:
    «Juzgado de Instrucción nº 4 de Madrid
    Diligencias Previas nº 7984/2007
    En Madrid, a doce de noviembre de dos mil ocho…
    …no cabe considerar dentro del concepto de ánimo de lucro el mero hecho de que el sitio en la web contenga publicidad, pues no existe nexo causal entre el supuesto beneficio obtenido por los enlaces publicitarios y la comunicación pública de las obras de autor, además de que no hay condicionamiento alguno en el enlace vinculado a dicha publicidad, pues el beneficio de la misma no se obtiene del enlace final a través del cual se descargan las obras, sino de la propia web del denunciado en la que no se halla almacenado contenido alguno ni distribuye, comunica o difunde directamente las películas, música o juegos, sino que se limita a difundir otros enlaces que son los que realizan tal difusión y comunicación no autorizada.»
    Todo es interpretable. Y aparte, en los textos largos cada uno lee hasta donde le interesa, si es que baja del titular.
    >>Yo no niego la situación injusta para los >>autores, que ha provocado el P2P, ni creo en la >>cultura gratis para todos
    Pues me alegra leer esa opinión, pues en según que sitios la gente no se quita la careta de Robin Hood ni con agua hirviendo ¿tan difícil es admitir que bajamos/compartimos de todo como cosacos pero que tenemos asumido que hay algo en el fondo del asunto que no está del todo claro?
    Con los símiles del dejar la película o dejar un libro simultáneamente a quince amigos (cosa que en papel jamás he conseguido), me acuerdo de cuando en el cole llevaba mi bolsa de gusanitos o fritos, que te venía alguien y te pedía. Y casi siempre le decía, como todos, que no, que si le daba a él le tendría que dar a todos y me quedaría sin. Ahora vivimos en una situación en que dejo la bolsa abierta para que todos los que pasen cojan, siempre me quedarán, y los demás me darán de los suyos. Y me pregunto cuánto aguantará el señor de la tienda de chuches. O si los fabricantes querrán inventar chuches nuevas.

  28. Hombre Calduch, nos vamos entendiendo, como dije antes, estamos de acuerdo en el fondo pero no en las formas. Estudiando Economía se aprende que no hay nada gratis en este mundo, siempre hay alguien que paga. Lo que ocurre es que en este país existe ese error común generalizado auspiciado por los políticos. Hay muchisima gente que dice que la Seguridad Social es gratis, con la de millones que cuesta.
    La auto que mencionas es un reflejo del vacio legal que existe y que antes he mencionado. Pero si no le dan a la Justicia las armas legales necesarias no pueden actuar. Y lo que yo temo es que se articulen medidas legales equivocadas, injustas y/o desproporcionadas, como está sucediendo en la actualidad.
    Permiteme que comente algo que escribiste en un comentario anterior, perdón por la redundancia:
    «Y luego ver cómo. El canon actual se basa en la estimación de que el que más discos compra más cosas de esas se baja, dicho de forma grosera. Cosa que en más de un 95% de veces (por decir algo) será cierta, pero habrá un 5% que protestará porque ellos lo usan casi todo para cosas del trabajo y cosas propias. Es inevitable. Es como cuando dices que las chicas apenas leen comics y sólo recibes dos comentarios, justamente de chicas que te dicen «yo leo comics, luego estás equivocado». Y los doscientos tíos que te leen, callados.»
    Esta tesis es muy peligrosa, porque conculca las bases del Estado de Derecho. Seguro que conoces la frase que venía a decir que «preferimos que haya 100 culpables libres, que un inocente condenado», y es una de las bases de los sistemas penales modernos. Aunque, como dices, exista un 95% de personas que compren los CDs para llevar a cabo dichas actividades, no pueden pagar por ellos el otro 5%. Esto ni se admite en el derecho penal, ni en el tributario, ni en ninguno que yo conozca. Supondría un precedente muy peligroso y una puerta trasera para cometer todo tipo de excesos e injusticias. Te parezca justo o no, ese 5% no tiene por qué soportar ningún tipo de penalidad, sin unas pruebas claras de que van a utilizar esos soportes para dichas actividades.
    Otro tema es confundir o no apreciar la diferencia entre lo que tu dices de la Cultura gratis para todos, que es un error de bulto de muchos Robin Hoods de los que tu comentas, y el derecho al libre acceso a la Cultura, que es un derecho fundamental que debe ser protegido, y el motivo de que existan nuestras bibliotecas públicas. Es un tema muy importante para esta discusión, pero también muy denso, y nos puede provocar dolor de cabeza a todos.

  29. http://www.documenea.com/story.php?id=38159
    Gracias a los GILIPOLLAS.
    Angelito.
    Dijiste:
    «Y hace unos años hubo protestas de las bibliotecas porque les querían cobrar los de la SGAE por los préstamos de libros. Gracias a dios se impuso la cordura frente a la mezquindad delirante de los superartistas, esas excelentes personas.»
    Y ahí pone:
    CEDRO reglamenta su sistema de recaudación por préstamo de obras en bibliotecas
    «Incluso, para acallar las quejas de la Comisión Europea y de los diferentes sectores de presión del mundo editorial y de la gestión económica de la propiedad intelectual, el MCU aportó las primeras cantidades en concepto de regalías por préstamo de obras en bibliotecas. «
    Así que de nuevo tenemos a la Comisión Europea y, en el encabezado, a CEDRO. A la SGAE ni se la menciona ni se la espera.
    Salvo, claro, que GILIPOLLAS valga para cualquier persona capaz de ser creativo y tan osado como para reclamar una compensación por el mismo.
    Va, venga, pregunta directa Sí/No. Primero respondes, luego argumentas.
    ¿Tienen derecho los auotres a una compensación por su labor creativa?

  30. Janus, al explicar cómo se ha aplicado el canon no pretendía justificarlo, sino enumerar las posibles alternativas de cobro y ver que todas tienen inconvenientes o imposibilidades. Por eso opinaba que al final se cargará directamente sobre la tarifa de conexión, cuando ya todo el mundo se haya abonado a una.
    Has hablado de la seguridad social, un sistema que en otros países por ejemplo no existe. Y, bien pensado ¿por qué se me obliga a pagar un servicio que a lo mejor no voy a usar?
    O el seguro del coche ¿por qué debo tener uno de forma obligatoria? ¿y si tras pagarlo no lo necesito en todo el año? ¿cómo sería mejor aplicarlo, como se hace ahora pagando de golpe una vez al año, o cargándolo sobre el combustible, de manera que pague más quién más usa el coche?
    Son sólo ejemplos.

  31. Estoy de acuerdo contigo en lo de que se cargará sobre la Tarifa de Conexión, es muy probable que suceda eso.
    La Seguridad Social, en nuestro país, es un bien de interés social/público, por eso contribuimos todos en la medida de nuestras posibilidades, y por diversas vías, tales como cotizaciones sociales, impuestos especiales y transferencias del Estado. En otros paises, como los USA, por diversas razones no está considerada como tal, al igual que aquí no vemos razonable pasear con armas por la calle, porque consideramos que el bien público, que es nuestra protección personal, no puede llegar a tal extremo.
    El tema de los seguros no es muy acertado como símil. Debes tenerlo de forma obligatoria porque se considera que la conducción es una actividad potencialmente peligrosa, por lo que debes tener un seguro en vigor para garantizar el indemnizar a la parte contraria, en caso de que suceda un accidente, independientemente de si tienes recursos económicos o no. Y se impone sobre el vehículo, no el conductor. Si no tienes coche, no pagas. Si alquilas un coche, pagarás una parte proporcional a lo días que lo utilices. Un taxista lo imputará en los costes totales de su actividad y lo repercutirá en sus tarifas. Por el hecho de tener un permiso de conducir no tienes por qué tener un seguro.
    El cargar a un bien con una penalidad o sobreprecio, es una potestad que corresponde unicamente al Estado y el Estado no puede ejercer como Entidad Aseguradora.
    Un tema clave es la consideración de los bienes de interés público o social.
    Paradójico es que, creo recordar, un 60% de los gastos sanitarios a nivel nacional, se sufragan con los ingresos obtenidos con los impuestos especiales sobre el alcohol, tabaco y gasolina. De hecho, si todos los fumadores dejáramos de fumar de golpe, el sistema iría a la quiebra automáticamente. Lo siento, ya se me fue la bola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.